El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Artistas

Begoña Rivas

Es una fotógrafa de las grandes y su manera de mirar nos seduce. Ahora expone en Madrid.

Nos gusta la manera diferente de mirar de Begoña Rivas. Sus años como reportera en el diario El Mundo han dejado trabajos de una extraordinaria calidad; en ellos, a pesar de la urgencia periodística con la que fueron realizados, se observa ese algo más que convierte la fotografía testimonial y efímera en obra de arte; de hecho, la mayoría de los trabajos de esa época tienen una sorprendente actualidad y un sello que les hace inconfundibles.

Elegancia, respeto, inteligencia, cultura… sus trabajos nos cautivaron antes de que lo hiciera la mujer que los había realizado. No ocurre siempre, pero esta vez sí comprobamos que la obra reflejaba la personalidad del autor. Esta mujer serena y curiosa con el mundo que le rodea dedica ahora su tiempo a realizar trabajos muy personales con la mujer como protagonista. Pero también en poner su experiencia al servicio de trabajos exquisitos como el que presenta en la galería madrileña El Apartamento bajo el nombre ‘Marea baja’.

¿Qué es para ti la fotografía? ¿En qué consiste?
Voy a decir una obviedad pero la tengo que decir, la fotografía es luz. La fotografía consiste en el arte de fijar y reproducir con imágenes un momento, una persona, un paisaje, etc. Hoy en día, es un instrumento más para el estudio, el conocimiento, la publicidad,  y por supuesto para el recuerdo. Ahora todo el mundo tiene imágenes de sus abuelos, bisabuelos e incluso tatarabuelos. Antes solo los aristócratas o la gente adinerada se podían permitir el lujo de contratar pintores para sus retratos. Solo ellos sabían como eran sus antepasados.

Un fotógrafo ¿nace o se hace?
Yo creo que las dos cosas. Como en todo, es importante tener vocación. Hay escuelas estupendas en las que se sale muy bien formado. Se puede ser un fotógrafo correcto y vivir de ello, aunque, últimamente, todo el mundo pretende ser fotógrafo. Algunos piensan que una buena cámara hace la foto sola pero si quieres que una imagen te llame la atención se necesita preparación y aptitud. Por poner un ejemplo, todas las puestas de sol son bonitas y cualquiera puede sacar una imagen preciosa, lo difícil es hacer algo impactante con lo cotidiano.

Durante mucho tiempo trabajaste como reportera en el diario El Mundo, ¿cómo es ese trabajo diario que recoge la actualidad? ¿tiene algo que ver con el arte o es otra cosa?
Sí, he trabajado en El Mundo durante veintitrés años. La verdad es que trabajar en un periódico es de todo menos aburrido. Hay momentos difíciles, divertidos, momentos que haces historia, etc. Lo bueno es que aprendes a hacer de todo.
Por supuesto que es arte, el fotoperiodismo se vende, se compra y se exhibe en galerías o salas de exposiciones y museos. Su finalidad es ilustrar una noticia con una imagen y eso a veces es muy complicado. Un ejemplo son las fotos de portada, se busca una imagen que represente la noticia más importante o impactante, tiene que ser atractiva y brillar. Y eso es arte.

Resulta curioso que de un mismo aparato (de una cámara de fotos) salgan resultados tan diferentes. ¿De qué depende?
Creo que todo depende de la visión de cada uno. Yo tengo educada la mirada para ver cosas que me sorprenden, detalles que se escapan, además, cuando veo algo no solo pienso en color,  también me lo imagino en blanco y negro y también pienso en lo que quiero resaltar de mi visión. En mi cabeza hay un proceso único, diferente al de los demás, que puede gustar o no, y eso es lo bueno de esta herramienta que es capaz de hacer visible la mirada del autor.

¿Cuánto, en porcentaje, aporta la técnica a una buena fotografía?
No sabría decirte, pero sí es importantísimo. Muchas veces la gente ve cosas que luego no sabe plasmarlas porque no tiene ni idea de la técnica. La imaginación, el talento, el arte es primordial pero si luego no sabes cristalizarlo no te sirve de nada todo ese derroche de capacidad.

¿Y la experiencia del fotógrafo?
Fundamental. En todas la profesiones (y esta no es distinta) se necesita experiencia. El trabajo diario y la práctica son básicos para la formación. No conozco a nadie en ningún campo que haya destacado en una profesión siendo un principiante.

De todos tus trabajos, tus retratos tienen una fuerza muy especial, ¿cómo consigues que los protagonistas posen como tú quieres?
Con educación, no se puede forzar a nadie. Poco a poco hay que ganarse la confianza del retratado y establecer una relación de complicidad entre los dos. Cuando se consigue eso y se maneja una buena luz tienes más del noventa por ciento de posibilidades de que salga bien.

Mujeres y boxeo., ¿cómo surge ese proyecto?
Este proyecto surgió cuando vi una fotografía de la ex directora del New York Times, Jill Abramson, practicando este deporte.  Me hizo pensar qué clase de mujeres podrían dedicarse a entrenar esta disciplina y averigüé que en EEUU está de moda y lo practican las modelos, ejecutivos, actores, etc. porque dicen que se adquiere fuerza, elasticidad, coordinación además de ayudar a rebajar la tensión diaria.
En España parece ser que también se está poniendo de moda a pesar del desprestigio que arrastra desde la época de los ochenta y me pareció interesante hacer un trabajo sobre ello con mujeres, porque este mundo era totalmente desconocido para mí.

¿Sigues la pista de las obras que vendes?
No de todas, pero de algunas sí,  incluso tengo fotos de los compradores con mis obras en sus casas.

¿De tus paredes cuelga obra tuya? ¿Y de otros fotógrafos?
Hasta hace poco no colgaban, ahora cuando hago alguna foto que me gusta sí y además voy cambiando e incluyendo nuevas obras. También tengo obras de otros fotógrafos, algunas compradas y otras por intercambio entre colegas.

¿Puedes decirnos qué trabajos llevas a la exposición ‘Marea Baja’?
Marea Baja es un trabajo de reflejos en el mar. Yo soy del norte y estoy muy acostumbrada a las mareas en el Cantábrico y el Atlántico. Durante lo veranos siempre voy a estas playas y me gusta pasear. Empecé a fijarme en los reflejos e hice un par de fotos. Se acababa el verano y me volví a Madrid. Me gustó el resultado y me propuse este proyecto para el año siguiente.  He tenido la satisfacción de realizarlo y exponerlo.

¿Qué proyectos tienes entre manos?
Tengo varios proyectos, alguno ya lo he terminado pero hasta que se publique no puedo decir nada. Son proyectos documentales y periodísticos, lo único que puedo comentar es que va en la línea del trabajo de las mujeres boxeadoras. Por otro lado, y esto creo que lo puedo decir, es que empiezo a colaborar con vosotros y espero poder estar a la altura de la calidad de vuestra revista.

Artistas

Todo esto
y mucho más
en Artistas
+