El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Artistas

La artista Delia Rubio nos habla de su última exposiciónDelia Rubio: Yes, I love you

Corazones enamorados, parlantes, rasgados, incrédulos, en llamas o asfixiados.... Protagonistas de sus últimas obras.

Corazones enamorados, parlantes, rasgados, incrédulos, en llamas o asfixiados. Delia Rubio recupera su tema fetiche para incorporar la escritura en pequeños formatos y grandes piezas de metacrilato. Admiradora de Miuccia Prada, esta riojana licenciada en Bellas Artes y en la Escuela de Artes y Técnicas de Moda, acaba de exponer una serie de obras que tras las anteriores El Amor cura y El amor duele componen ya una trilogía.

La conversación con Delia Rubio es cálida e intimista, como su trabajo.  Habla sobre el amor, el arte, sus padres, la moda o la muerte en el mismo lenguaje que los cuadros y libros abiertos de Yes, I love you: con trazos de sentimientos, sensaciones, recuerdos. Con ella, uno tiene la impresión de que lo efímero es eterno. Todo lo que cuenta de cómo trabaja es el reflejo de pura intuición. Una mezcla de instinto y pasión, un dejarse arrastrar donde el corazón te lleve. Atrás queda un oculto trabajo de artesanía: Delia crea con la misma pulcritud, delicadeza y paciencia infinita con la que se trabaja en la buena costura, la de las grandes marcas como Prada y Miu Miu;  la del taller de costura de su madre, a quien adora.

En tu página web escribes que Yes, I love you tiene trozos de tu corazón…

Cierto.  Comencé a escribir con tinta china lo que el corazón me contaba, a modo de terapia. La escritura me ayudó a sacar lo que mi corazón necesitaba y no se atrevía a pedir; lo que le gustaría hacer. Las obras de esta serie son páginas de dos cuadernos enteros de escritura a borbotones. En las piezas de metacrilato se transparentan mis pensamientos, puedes pasear detrás de mi corazón y leer lo que te dice.

¿Y los corazones?

Comencé hacia el 2012. Estaba trabajando con troqueles de papel interviniendo catálogos de moda de Prada hasta que surgió un corazón. Un día lo colgué en Instagram  y fue un éxito, nació Superlove. Me encargaron una exposición. A partir de ahí nacieron las series El amor duele utilizando chinchetas, cuchillos, cristales y espejos rotos y El amor cura en la que trabajé con medicamentos caducados. En esta última exposición he utilizado el corazón como un grafismo más junto a la escritura.

¿El amor nos salva?

No sé si nos salva, sí que nos cura; tiene un gran poder. Me interesa ese don del ser humano. Es algo sobre lo que llevo trabajando muchos años, y me gusta la idea de reflexionar sobre la gran capacidad de dar, de ser generosos, que tenemos cada uno de nosotros. En esta última colección me reconcilio conmigo. Es una declaración de amor a mí misma.

¿The Superlove cure es tu mayor éxito? En la web todas las obras están agotadas…

Las obras con medicamentos de El amor cura han tenido tanto éxito que las sigo haciendo por encargo. Hay personas que me pide expresamente una combinación para alguien en concreto, me cuentan su historia de amor, de curación; es como descansar en el amor. Me gusta la idea de trasmitir ese poder del corazón y que la gente lo capte enseguida. También imagino que son obras que uno salva de una mudanza…

¿Qué peso tiene la moda en tu obra actual?

He aprendido mucho de la moda, el sentido de la belleza, de lo efímero, el sentido emocional de la compra. Me gusta el proceso creativo, como surgen las ideas, la curiosidad, las mezclas inauditas… algo que he observado siempre en Miuccia, pero también en mi madre. El valor de un buen forro, un buen bolsillo. Esa capacidad de crear, y al mismo tiempo ese sentido práctico, poder reciclar… Lo aplico en mi trabajo. Quién sabe, ¡puede que haga piezas que se puedan llevar en el bolso!

Una respuesta a Delia Rubio: Yes, I love you

  1. RAMCE....!!! dijo:

    Me gusta el artículo, y la propuesta de Delia…!!!

Artistas

Todo esto
y mucho más
en Artistas
+