El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Artistas

Hasta el 16 de agosto dentro de PhotoEspañaLa otra vida de Vivian Maier, la fotógrafa invisible

PhotoEspaña y la Fundación Canal rinden homenaje al enorme talento de esta misteriosa niñera que jamás mostró su obra.

La exposición de Vivian Maier es una recopilación de 120 fotografías – retratos, niños, la calle – de los más de cien mil negativos que realizó Vivian Maier, una misteriosa mujer que trabajó toda su vida de niñera en Chicago y Nueva York con un extraordinario talento para la fotografía de calle.

Considerada como una de las mejores fotorreporteras del siglo XX, Vivian Maier (Nueva York 1926 – Chicago 2009) vivió y murió en la más absoluta soledad. Cuando en 2010  se descubrieron por accidente sus fotografías el mundo entero se rindió ante la gran calidad de su obra. Las familias para las que trabajó de niñera  a lo largo de toda su vida no daban crédito. ¿Viv famosa? Había dejado alrededor de 100.000 fotografías. Los negativos, fotos y películas en Súper 8 estaban guardados en cientos de  cajas de cartón en la buhardilla donde dormía, en los armarios, un trastero…  y algunos circulaban ya por los mercadillos.  En uno de ellos fue donde los encontró por primera vez un joven llamado John Maloof. Al parecer se pusieron a la venta porque ella, sin apenas ingresos y ya mayor, no podía afrontar el pago del trastero.

En aquellos tiempos, las calles por las que la niñera Viv paseaba con los pequeños eran el reino de los más desvalidos. Niños, mujeres, vendedores y ancianos, en su mayoría empleados y pobres,  fueron el centro de su objetivo. En el tren, desde un coche o andando por las calles de Chicago y Nueva York, mirando a la cámara o distraídos, sus encuadres nos parecen perfectos. No falta ni sobra nada. Vivian tenía un talento innato. Hija también de niñera, creció en el anonimato que da trabajar para las prósperas familias cultas y educadas de Chicago. Armada con su Rolleiflex colgando, podía entrar en la intimidad de cualquiera sin sobresaltar a nadie. El resultado de aquellos paseos cotidianos, escondido durante años, se presenta hoy día al mundo como un tesoro inestimable.

En la red abundan las conjeturas sobre la enigmática personalidad de Maier, sobre la que apenas se sabe nada más que lo refleja su trabajo. En un mundo en el que el arte no se entiende sin su faceta comercial y pública, sorprende que esta mujer pasara totalmente de darse a conocer y viviera exclusivamente de cuidar niños, esos mismos que una vez adultos la tuvieron que ayudar a pagar un piso en su vejez, a la que llegó en la indigencia. Su amor por la fotografía y la vida en libertad se revela cuando hereda una cantidad suficiente como para gastársela toda dando la vuelta al mundo durante un año… para luego volver a trabajar de niñera.

Su magnífico legado recorre desde hace pocos años las galerías de medio mundo, asombrando a todos por su elegancia y perfección. Incluso Maloof, su descubridor, dirigió en 2013 la película “Finding Vivian Maier”, que fue nominada a los Oscar en 2014 a “Mejor largometraje documental”. La Fundación Canal la trae a Madrid hasta el 16 de agosto con entrada libre.

Fundación Canal

Artistas

Todo esto
y mucho más
en Artistas
+