El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Artistas

Gestor cultural y artista autodidactaLittle. Amarás su ilustración sobre todas las cosas

Es el ilustrador de moda. Su universo es la Caja de Pandora de las emociones y las contradicciones; el amor y el desamor, las despedidas y los reencuentros, lo mágico y lo terrenal

Little es el alter-ego de Pablo J. Rodríguez, cordobés de nacimiento y sevillano de adopción, licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Málaga, Gestor Cultural y artista autodidacta.

Ha sabido captar el mundo cándido y divertido de la infancia a través de sus ilustraciones maduras, nutridas de un entorno orgánico y de imagen sencilla. Comenzó como gestor cultural y de forma natural ha transformado su modo de expresión al dibujo con tinta china.

Destacan sus exposiciones individuales, “Amor, Magia, Infinito” en la Galería Roja (Sevilla 2016) o “El amor es sencillo” en El Imparcial (Madrid 2016), y en colectivas como “GLITCH” en el CAS (Sevilla 2016).

¿Cómo empezó todo?

Por casualidad. No lo tenía pensado ni me había formado para ser dibujante. Siempre había garabateado en cuadernos y agendas, hacía fotos y escribía cuando me enamoraba o todo lo contrario.

Un día, mi perro Mateo tuvo un accidente y yo no tenía dinero para costear la operación y rehabilitación, pensé entonces que era el momento de mostrar y vender mis garabatos a través de las redes sociales. Ahí comenzó algo imparable y precioso a la vez, que me ha traído hasta aquí.

¿Cómo definirías el estilo de tu trabajo?

Mi estilo es relajado, personal e intuitivo, aunque a veces parezca confuso, consigo espresar lo que quiero con ellos. Pero siempre es mío, muy mío. Todo lo que sale de mi estudio se lleva parte de mí.

¿Quiénes son tus influencias?  

Soy una esponja, me influyen muchas cosas. Me gusta nutrirme de la red, leer a Gloria Fuertes, quedarme embobado mirando los trabajos de Misaki Kawai, Javi Calleja o Shrigley, escuchar a Lole y Manuel o rap

¿Cómo es un día de trabajo?

Me preparo un café enorme y bajo a pasear a mis perros. Me siento en mi escritorio a tontear con el ordenador y redes sociales, busco distraerme y cuando menos pienso en ello, ya me he puesto a dibujar. Hay días y días. A veces olvido el tiempo delante del papel y cuando me he dado cuenta han pasado horas y es de noche. Otra cosa es cuando tengo un encargo o una entrega inminente y ahí es donde empieza el “rap”, no hay tiempo que perder. Trabajo hasta que termino, nunca dejo un dibujo o idea a medias antes de irme a dormir.

¿Cómo es tu estudio?

Vivo en un apartamento en el centro de Sevilla, el edificio fue construido por Aníbal González y es un auténtico oasis para la calma y el descanso, además de ser un capricho para la mirada porque está lleno de vegetación y suelos hidráulicos de mil colores. Mi estudio es un rectángulo de paredes blancas, es una zona de paso hacia el baño  o la cocina de mi casa, sobre todo es muy práctico. Trabajo en pocos metros, pero bien aprovechados. Lo compone una enorme mesa blanca llena de cuadernos, revistas, post-it y materiales de mil colores (que al final nunca uso). Dos estanterías metálicas donde aleatoriamente materiales, papeles, recuerdos, botes de pintura, hula-hops y millones de objetos y muñecos que aparentemente no sirven para nada pero me ayudan a crear una atmósfera. Mi estudio está lleno de color, pero me sirve para encontrar mi blanco y negro .

Y para rematar un frigorífico, es  mi archienemigo y el mal de los pisos pequeños.

¿Qué te gusta de tu vida y qué cambiarías?

Mi vida ha cambiado mucho en estos últimos dos años. Ha sido en su mayoría por culpa del dibujo, ha sido y es un tiempo marcado por la improvisación y la fascinación por todo lo que he ido consiguiento a través de mi arte. Soy feliz, estoy enamorado, no cambiaría de esto ni una coma. Pero echo de menos el mar y me gustaría que mi perro dejara de cojear.

¿Tres materiales imprescindibles? ¿Tres que no usarías nunca?

Goma lápiz y tinta todo ello al papel. Nunca o por lo menos ahora utilizaría el óleo y sus aceites, no me gustaría perder la impronta de mi trabajo

¿Cuál es la mayor dificultad de un diseñador?

Cuando no te responden a los mails, que se caigan los proyectos que parecían 100% seguros, los altibajos. Ser noticia un día y venderlo todo,  y el mes siguiente no y de repente otra vez sí, lo que te decía, los altibajos.

¿Tu pieza/diseño preferidos?

Cuando conocí a mi pareja, estaba en un momento emocional bastante complicado y de repente apareció. Fue como un amanecer, y eso es lo que dibujé, un sol saliento del horizonte con tres líneas y al dibujo le acompañaba la frase  “Y LLEGASTE TÚ” y sigo en ese momento y  para mi es muy bonito.

¿Qué te gustaría diseñar que no hayas diseñado todavía?

Me gustaría hacer esculturas, objetos en cerámica y por qué no, lienzos acrílicos gigantes. Y un libro, estrenar un libro es mi olor favorito.

¿De dónde procede tu inspiración?

Gran parte de mi inspiración viene a través del amor, de conversaciones con amigos, de mi pequeña habilidad para empatizar con los demás y visitando muchas exposiciones, parques y ciudades. Miro muchas revistas y por qué no, internet y perder el tiempo haciendo scroll me inspira muchísimo

¿Quiénes son tus clientes?

Mis clientes son personas normales. Algunos son coleccionistas pero la mayoría son personas que de un modo u otro empatizan con mi trabajo y hacen un esfuerzo por hacerse con uno de mis dibujos originales. Y amigos, muchos amigos me han apoyado.

¿Sobre qué soportes pintas?

Papel, siempre papel. Aunque acabo de comprar lienzos y pinceles ( a ver que sale de ahí)

¿En qué trabajas ahora?

Estoy preparando una exposición que inauguro en septiembre en Barcelona. Y aunque es precipitado estoy pensando darle forma a un libro de dibujos.

¿Qué cinco palabras te definen?

Pequeño/grande, amigo , empático, extrovertido e impaciente

¿Qué proyecto recuerdas de una manera especial y por qué?

Cuando me compraron 50 dibujos para uno de los restaurantes del grupo Ovejas Negras en Sevilla, para decorar uno de sus nuevos espacios el bistro andaluz Tata Pila y a la vez me escribieron de la revista AD por que querían recomendar mi trabajo en su web. Ahí empezaron a cambiar las cosas y empecé a creer que podría dedicarme a dibujar.

¿Recurres a algunos colores con más frecuencia que a otros?

No uso el color en mi trabajo pero vivo rodeado de colores. El verde  y el azul son siempre mis favoritos.

¿Cómo afecta la luz a tus obras?

En mi vida busco la luz todo el rato, paseando por Sevilla o escapándome hacia el mar, pero para dibujar me he aconstumbrado a trasnochar y a la luz flexo. En la noche no hay luz pero un silencio maravilloso

¿Cuál es el mejor consejo que te han dado?

Después de mi primera exposición en El Imparcial (Madrid) hablaba por teléfono con mi amigo Miguel Soler que es artista y le explicaba emocionado que todo había salido genial, que estaban pasando muchas cosas en poco tiempo. Y me respondió que disfrutara porque estaba recogiendo todo lo que había sembrado. A esto le respondí que creía que era descompensado lo recibido a lo cultivado. Miquel me dijo, esa es la respuesta, tienes que sentirte siempre en deuda con tu trabajo y nunca perderás la ilusión y la fuerza. Ahora sigo en deuda con mi trabajo y con mi amigo, por ese buen consejo. Gracias Miguel

¿Cómo afectan a tu trabajo las redes sociales?

Básicamente mi trabajo se ha empezado a conocer gracias a las redes sociales, principalmente por Instagram. Primeros clientes, revistas, exposiciones todo ha venido a través de las redes. A veces subo los dibujos a Instragram antes de terminarlos y exponerlos, y se venden al instante, los envuelvo y los mando a la casa del cliente. Ahora me llaman de sitios porque tengo seguidores, está guay, a mi me ayudan muchísimo.

¿Un edificio, monumento, obra pública que te haya impresionado?

Me fascina la arquitectura del equipo MEMPHIS, cuando la descubrí me obsesioné y empecé a buscar todo tipo de diseños desde edificios hasta estanterías, tengo millones de pantallazos en mi móvil. También me han impresionado, para mal, algunas nuevas construcciones, no voy a nombrar ninguna en concreto, pero principalmente los edificios ostentosos precrisis carentes de utilidad y contenido

Y ahora ¿tú estás dónde quieres?

Nunca había pensado estar aquí, y estoy, Por lo que me siento satisfecho y creo que eso es suficiente. Dentro de cinco años quiero estar en otro sitio, pero eso ya te lo contaré en otro momento

* 5 direcciones imprescindibles en tu agenda.

París cuando se puede. Me fascina caminar por sus calles y visitar museos y edificios. Vivo en Sevilla y disfruto el río, el Parque María Luisa y las construcciones de las dos exposiciones universales, así como el Monasterio de La Cartuja, reconvertido en Centro Andaluz de Arte Contemporáneo. Soy de montaña y me fascina el mar, no tengo un listado cerrado de sitios que recomendar, siempre acabo queriéndome quedar a vivir en cualquier sitio que visito así que mi opinión aquí no cuenta.

Artistas

Todo esto
y mucho más
en Artistas
+