El Hedonista El original y único desde 2011

“Mi vida ha estado llena de terribles desgracias, la mayoría de las cuales nunca sucedieron.”. Michel de Montaigne

Menu abrir sidebar

Artistas

Su nuevo disco ya está listo para enamorar Niña Vintage, gracias a la vida que les hizo cantar

"Esto era el amor" recoge un puñado de historias que son pura cotidianidad

Esto era el amor es el segundo trabajo sonoro de Niña Vintage, es decir, de Belén Coca y Lorenzo Puy. Es un EP formado por 5 canciones que cuentan su “breve tratado personal del amor antes de Tinder”, sencillos temas nacidos de las experiencias y sentimientos que surgen en una pareja tras años de relación.

No tuvieron que buscar lejos porque ellos comparten piso, vida y este proyecto musical que juega, de una manera muy personal, a conectar el pop con el jazz, el folk americano y las raíces hispanas. Quizá sean sus propias historias o las de cualquiera de nosotros porque sentirse reconocidos es inevitable.

¿Ser pareja ayuda en la composición?
Pues es muy buena pregunta. Componer entre dos exige mucha compenetración y un objetivo común, así que hacerlo con tu pareja puede resultar a priori tanto una ayuda como un problema.

En nuestro caso, la ecuación nos funciona porque aunque tenemos maneras de pensar y escribir muy diferentes, las asumimos y jugamos con ellas para llegar a sitios comunes donde no habríamos llegado solos. A veces el proceso no nos resulta especialmente fácil, pero cuando al final el resultado nos gusta a ambos, es muy gratificante y confiamos en que tenemos algo bueno entre manos.

Contadnos sobre este nuevo trabajo.
Esto era el amor es una colección de 5 canciones que hablan de distintos momentos de una relación de pareja de larga duración. Se trata de unos temas que han ido naciendo entre los dos de una manera muy natural, tanto en lo musical como en su temática.

Desde que nos conocimos, coincidimos en el amor por la música de raíz y aunque hemos coqueteado con el jazz, el hecho de estar siempre con la guitarra española por casa y haber hecho un par de viajes a Sudamérica tiene mucho que ver con la naturaleza de estas canciones, que son muy orgánicas y beben de la canción popular clásica.

Por otro lado, cuando escribimos letras entre los dos es fácil que salgan temas sobre nosotros como pareja. Además, nos dimos cuenta de que, tras tantos años juntos, nos resultaba más cercano hablar de aspectos del amor que van más allá del enamoramiento romántico de los inicios. Una vez reunimos varias canciones con esta temática y a raíz de la primera frase del estribillo de Esto era el amor, surgió la idea de hacer un EP con ellas para reivindicar este amor complejo y lleno de matices que fuera como nuestro tratado personal sobre el asunto.

Decidimos además grabarlos en casa entre los dos, en nuestro propio estudio, con una intención muy acústica y muy íntima, acorde a cómo nacieron los temas. Es algo así como un álbum sonoro muy personal de nuestra historia juntos.

Contáis con un público muy fiel, ¿qué recibís en los directos?
Como cualquier artista, la conexión emocional con el público a través de las canciones es lo que buscamos y atesoramos de la experiencia del directo. Pero además, como pareja, en nuestros conciertos a dúo, escenificamos de una forma muy natural nuestra relación y la compartimos con los espectadores.

Nos damos cuenta de que así, sin haberlo pretendido, generamos un espacio de comunicación diferente del que teníamos antes con el público cuando actuábamos como banda. Hay más intimidad, más vulnerabilidad y más humor también, y notamos que la gente se identifica más con lo que cantamos y contamos.

¿Os dedicáis 100% a la música?
Ambos tenemos trabajos relacionados con la música aparte de nuestro proyecto artístico. Lorenzo compone música para publicidad, trabaja en producción de eventos y festivales de música y también lleva la contratación artística de varios grupos.

Belén trabaja como creativa independiente y sus proyectos tienen que ver sobre todo con la música y la creatividad, entre ellos unos talleres para empresas que potencian el desbloqueo creativo a través del canto.

¿Quiénes son vuestros músicos de cabecera?
Es difícil elegir a uno solo, pero en lo más alto del santoral de los dos están Los Beatles. Y luego, por supuesto, muchos más: Bill Evans, Neil Young, Santiago Auserón, Billie Holiday, Lole y Manuel, Javier Ruibal…

¿Qué libro recomendáis para este ‘confinamiento’ o en plena libertad?
Vamos a recomendar dos libros escritos por músicos que nos parecen deliciosos: Cosas que los nietos deberían saber de Mark Oliver Everett (Eels) y Cuando éramos niños de Patti Smith. Aunque ambos tienen ya unos años, se han convertido en clásicos instantáneos.

Queremos creer que la situación que vivimos pasará. ¿Cuáles son vuestros planes en el tiempo libre? (En el tiempo libre de antes…)
Tenemos costumbres bastante sencillas. Pasamos bastante tiempo en casa, tocando, escribiendo, leyendo o viendo series y pelis (ahora todo esto del Corona Virus nos pilla bien entrenados para lo de disfrutar del hogar). Nos gusta salir a cenar o a tomar un vino, solos o con amigos, ir al teatro o a conciertos, dar paseos por Madrid.

De vacaciones, nos gusta hacer viajes largos en los que podamos desconectar: ¡en el último nos habríamos quedado a vivir en Luang Prabang! Y en verano, no nos pueden faltar un par de semanitas bajo nuestro acebuche de Zahora.

Decidnos cuál es esa canción que os pone de buen humor.
Ser brigada de León Benavente nos provoca un subidón total.

¿Madrid os inspira? ¿Qué lugares, qué situaciones?
Somos fanáticos de los callejones que salen de la Gran Vía y sus vestigios vintage, por eso decidimos hacer parte de las fotos para el disco ahí. También estimula nuestra imaginación ‘la vidilla’ de la ciudad en general: las conversaciones en bares, el flamenco de la Latina, las cosas que puedes ver en un museo o en teatros como el Pavón Kamikaze o los Teatros del Canal.

Y cuando la ciudad se pone intensa, nada mejor que salir a correr y a escuchar música por los caminos sinuosos del Parque del Oeste para alejarse de todo y respirar un aire más puro.

Artistas

Artistas

En los bosques

Mar de Alvear

Leire Unzueta es fotógrafa con una poderosa sensibilidad. Día sí y día también se pierde, cámara en mano, en el Parque Natural de Gorbea y Urkiola. leer

Artistas

Pablo Paniagua, el fotógrafo anónimo

Gema Gutiérrez

Pablo Paniagua es el encargado de explotar la belleza de las modelos y expresar lo mejor de la marca a través de una imagen. Su lente tiene el objetivo de dejar plasmado el espíritu de la colección. leer

Todo esto
y mucho más
en Artistas
+