El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Los oleres son otro elemento decorativo que pocas veces se tiene en cuenta5 claves para perfumar la casa

Velas, incienso, popurri de flores, aceites esenciales... aportan personalidad a la casa.

El olor es el más evocador de todos los sentidos, al instante puede llevarnos a otra parte o desencadenar un recuerdo maravilloso. Desde tomar un café u hornear pan a rememorar un fragmento del pasado.

Los aceites esenciales, las velas perfumadas o las flores naturales son algunas de las mejores opciones para que el hogar tenga siempre buen olor. Perfumar según qué estancias, con según qué olores, puede afectar a nuestro carácter o derivar en un estado de ánimo u otro… No siempre lo notamos, pero llevará a cabo una respuesta positiva en nosotros y podemos hacer que nuestra casa sea realmente diferente. Es hora de volver a nuestros sentidos, nuestra percepción del olfato.

Con demasiada frecuencia pensamos en cómo funciona un espacio en lo refrente a mobiliario o luz y nos olvidamos de la experiencia emocional; un espacio tiene que apelar a muchos niveles diferentes. Los aromas y perfumes son ese toque particular que terminan de imprimirle a la casa nuestro estilo y personalidad. Aire fresco flota con toques leñosos, cítricos afilados mezclados con canela y clavo, matices de flores dulces… y posiblemente haciendo de nuestro hogar un lugar más saludable.

1. Las velas dan vida a una habitación e incluso suavemente cuando no están encendidas. Las velas son una magnífica manera de aromatizar un espacio. Se encuentran en infinidad de formas, colores y esencias. Las fragancias son múltiples y a veces insólitas. Mad et Len, es el claro ejemplo de aroma embriagador. Molton Brown y sus envases de vidrio en diferentes tonalidades hacen de éste el recipiente perfecto una vez se enciende la vela. La marca francesa Dyptique, que recientemente ha abierto tienda en Madrid, es una de las preferidas para perfumear el hogar de los europeos. Son particularmente recomendables para baños, salas de estar y terrazas. Es importante elegirlas sin colorantes, de cera, con aceites naturales o vegetales para que su combustión sea lenta y sin humo. Evitar encenderlas durante las comidas y ponerlas en el salón y en la entrada crearán un maravilloso ambiente.

2. Los aceistes esenciales son estrellas indiscutibles. Desinfectan, desodorizan y perfuman de forma muy natural. Se utilizan en estado puro, diluidos en agua, en alcohol o con aceite vegetal. Para su correcto uso existen tres soluciones: el quemador, stricks o bastoncillo y el difusor eléctrico. Aesop tiene los mejores aceites esenciales. Menta romero y salvia todo en un pequeño recipiente. Lo mejor es que se pueden cambiar dependiendo del estado de ánimo.

3. Las flores son excelentes por contener una fragancia mucho más sutil. Recomendables en cocinas y comedores, donde no se desea un aroma que esté por encima al de los alimentos.

4. El incienso es práctico, eficaz y exótico. Los hay en forma de conos, palitos, cristales de resina… El incienso además de estar disponible en todas las formas, ofrece un abanico de perfumes muy amplio. Es recomendalbe ponerlo lejos de la zona de estar para que no empalague.

5. Ambientadores 100% naturales, popurrí. Esta es una muy buena opción para aromatizar un espacio, el preparado es a base de pétalos de flores secas, flores de lavanda, menta, canela, etc.. Los saquitos de lavanda, manzanilla o menta son estupendos para perfumar armarios. Así mismo, las pieles de cítricos colocados en el fuego o sobre la placa del horno todavía caliente durante unos minutos difunden un olor muy delicado.

 

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+