El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Sus fundadores son italianos afincados en MadridCiszak Dalmas crean un juego de espejos para The London Nº1

Ciszak Dalmas presenta un nuevo trabajo relacionado con la ginebra inglesa The London nº1.

Ciszak Dalmas es un innovador estudio de diseño industrial fundado por Alberto Gobbino Ciszak y Andrea Caruso Dalmas, italianos con origen polaco y croata respectivamente. Formados en Italia, viven encantados en Madrid desde hace algunos años. Definir su trabajo no es fácil por la complejidad de sus propuesats y por lo reaccios que ambos son a las etiquetas. Digamos que lo suyo es generar nuevos escenarios y experiencias para marcas e instituciones, desde el punto de vista de la investigación en el diseño. Desde ahí colaboran con expertos artesanos españoles y portugueses e impregnan un extremo cuidado en sus diseños y producciones, en los que también tienen en cuenta su impacto en el medio ambiente.

En esta ocasión, el innovador estudio de diseño industrial va un paso más allá tras el éxito obtenido con su proyecto “The London Ritual”, que logró conseguir el máximo ensalzamiento del gin & tonic. Continuando con este complejo proceso de investigación, se presenta un trabajo que quiere transmitir el espíritu de la Navidad de la ginebra The London Nº1. Es Game of Mirrors”. Visitamos su estudio en el centro de Madrid, donde nos explican el proceso en ela creación de este juego de espejos tan navideño.

Hace más de un año, The London nº1  propuso a los italianos el reto de ‘interpretar’ desde el diseño el hecho simple de tomarse un gintonic.Cuando llegamos a España, hace ocho años, nos quedamos muy impresioandos por la cultura del gintonic que había en este país. En Italia era un bebida que se tomaba en algunos american clubs, pero poco más; y aquí estaba por todos los lados” , comentan. Así que aceptaron el reto de crear para The London nº1 más con la idea de trabajar un proceso creativo que en la de crear simplemente un objeto. “El proceso nació a traves del recuerdo de la primera impresión de cómo se bebe un buen gintonic en España, donde es todo un ritual. Ahí creamos un primer proyecto que se llamó The Londond Ritual, donde rediseñamos ‘la copa’, un objeto único -una exageración en cuanto a volumen y peso..,. llegar a ser el Santo Grial- una pieza de cerámica que sirve para que mantenga el frío dentro y aislarla de la mano, que calienta el preparado”.

El segundo proyecto, Game of Mirrors”, nace del primero. Los diseñadores retomaron alguna de las ideas que habían desarrollado durante más de un año, y trabajando con ‘los fracasos’ -más de 30 piezas diferentes- llegaron a una copa de platino, que es la primera idea relacionada con los espejos. “Nosotros hicimos una producción artesanal, para compartir con 25 personas. A partir de ahí nació la idea del juego de los espejos infinitos, para poder repetir la imagen de forma infinitia, con una técnica muy sencilla que consiste en poner dos espejos uno enfrente del de otro, y cuando la diferencia de luz es mayor dentro que fuera la imagen se multiplica en dos espejos”. De esta forma crearon una peana de soporte a la copa y esta peana crea el juego de los espejos infinitos, dando el proyecto por terminado, en una suerte de mueble bar que esconde el tesoro de la copa en un constante juego de reflejos y opacidades.

Ideas en movimiento
Son diseñadores de objetos y no trabajan para empresas  porque les gusta más trabajar sus propios proyectos. Fueron los encargados de diseñar la parte de producto/mobiliario  de las tiendas a nivel mundial Max&co de grupo Max Mara, “Una experiencia muy enriquecedora la de trabajar en el mundo del retail”, comentan. Están espcializados en mobiliario que se mueve, lo que les representa bastante aunque no les gusta estancarse, y ponen su talento en diefrerentes aspectos del diseño, como por ejemplo su colaboración com Muroexe, una empresa toledana de zapatillas que vende por todo el mundo. “Estamos, sobre todo, muy atentos a divertirnos. Nos gusta asumir nuevos retos y trabajar una buena relación con los clientes, que más que clientes sean partners”, concluyen.

Influencias
“Somos nómadas. Nos gusta mucho la elegancia del diseño de los italianos de los años 50, donde ser diseñador implicaba una cultura, un cierto ritual, y hablamos de Castiglioni, Colombo, Enzo Mari… es banal, pero en aquellos años fueron rompedores. Y nos gusta que han divulgado el diseño no como algo elitista si no como algo que pudiera resultar útil en el dìa a día, o más divertido o más sorprendente”. Sin embargo, defiende que en 2015 el buen diseño no tiene patria.

Materiales y objetos
Los que prefieren y más usan son la madera, el metal y la cerámica. Y no trabajan, de entrada con el plástico… al menos hasta el momento.
De los diseños exisntentes que les hubiera gustado diseñar, Andrea lo tiene claro: “A mí  El avión de madera de los hermanos Wright . Y un barco en madera, por ejemplo”. Alberto no podría elegir.

Casas para vivir
Nos gustan las casas fáciles y con poco diseño; y con cosas que podamos hacer nosotros o con las que tengamos una relación especial. “Cuando hay demasiados objetos de diseño no resulta cómodo. Nos gustan los objetos silenciosos, que entran en tu vida por la puerta trasera, y se quedan porque estableces una relación especial”. Porque hay gente que busca en el diseño una pieza icónica y hay otros que ven el diseño en todos los lados; ellos, evidentemente, son del segundo grupo.

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+