El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

El estudio firma el diseño de otros restaurantes como Disfrutar o Tickets, también en la Ciudad Condal.El Equipo Creativo y el bar más bonito del mundo

Se trata de la coctelería Blue Wave, según los Restaurant & Bar Design Awards. Los artífices son Oliver Franz Schmidt, Natali Canas del Pozo y Lucas Echeveste Lacy.

Situado al borde del Mediterráneo, en el puerto de Barcelona, Blue Wave optó y mereció uno de los prestigiosos Restaurant & Bar Design Awards, el del bar más bonito del mundo. Si alguien debe recibir una sincera enhorabuena es El Equipo Creativo y las tres personas que están detrás: Oliver Franz Schmidt, Natali Canas del Pozo y Lucas Echeveste Lacy. Con ellos charlamos sobre éste y otros proyectos, sobre materiales y texturas, y también sobre momentos entre amigos. 

Diseñáis restaurantes espectaculares. ¿Al hacerlo pensáis precisamente en que la experiencia en ellos resulte un espectáculo?
Gracias por el adjetivo. No pensamos tanto en la idea de espectáculo, pero si pensamos mucho en la idea de experiencia, que es otra de las palabras que propones. Lo importante es que la experiencia del cliente sea algo especial. Es decir que le sorprenda, le haga sonreír, le haga sentirse bien y, por supuesto, le haga repetir.

En vuestra trayectoria, ¿ha sido fundamental que alguien importante llamara a vuestra puerta y os pidiera el diseño de Tickets?
Sí, Tickets fue el inicio de El Equipo Creativo, ya que previamente no existíamos como equipo. Es decir que Tickets nos unió y nos bautizó, de hecho, el nombre ‘El Equipo Creativo’, era el nombre informal con el que Ferran y Albert Adrià nos llamaban. También marcó el punto de partida de un recorrido posterior de especialización en el diseño de restaurantes, ya que el “background” de los tres socios es la arquitectura. Además, su gran éxito hizo que nuestro trabajo tuviera mayor visibilidad pública y eso siempre es importante.

¿Se trata de ser bueno y, además, de estar en el lugar adecuado y en el momento adecuado?
Para algunos puede ser suerte, para otros, el destino. Lo que tenemos claro es que hay que “currárselo” día a día, proyecto a proyecto, no funciona solo con un golpe de suerte.

Blue Wave ha sido elegido como el mejor bar de Europa y del mundo por los Restaurant & Bar Design Awards. ¿Qué significa un reconocimiento de estas características?
Es un gran honor para nosotros pero también creemos que es positivo para el sector del diseño en general.

¿Cómo fue dicho trabajo?
Era un proyecto especial por su localización directamente sobre el agua en la Marina Port Vell de Barcelona. De ahí vino su inspiración, una ola a punto de romper. Creemos que el espacio final escenifica bastante bien la sensación de estar dentro de una ola.

El público contempla los trabajos concluidos, pero hasta llegar a ese punto. ¿Qué tiene de gratificante vuestra tarea? ¿Cuáles son las mayores preocupaciones?
Suponemos que, como todos los trabajos en general, el proceso es duro y complejo. Hay muchas personas involucradas y un gran trabajo en equipo, lo cual implica también mucha gestión, no todo es “creatividad”. La parte técnica y constructiva también es de una complejidad muy alta. La parte más gratificante empieza a llegar después, una vez el restaurante ya está en marcha, es decir, cuando todas las piezas del puzzle han encajado y empiezan a llegar los comentarios positivos.

Cierto, el trabajo está completo cuando el espacio se llena de público, cobra vida. ¿Qué os provoca eso?
La verdad es que los primeros días siempre hay ciertos nervios, ya que estamos todavía pendientes de los remates y pequeños detalles. Pero con el tiempo nos vamos despegando y nosotros también nos convertimos en un cliente más y empezamos a disfrutar.

¿Quiénes son vuestros arquitectos fetiche?
Uno de nuestros favoritos es el japonés Kengo Kuma, un verdadero “crack” en la creación de atmósferas y en el uso de los materiales. Puede construir edificios a gran escala o pequeños proyectos de interiorismo con la combinación perfecta entre sofisticación y artesanía. Y además, sorprende con cada nuevo proyecto, intenta no repetirse. Para nosotros es una referencia,  ya que en nuestro estudio compartimos al 100% esta filosofía.

¿Qué os inspira?
A Oliver: la gastronomía. A Lucas: la música. A Natali: el arte.

¿En qué trabajáis en estos momentos?
Intentamos ser discretos en lo referente a los proyectos en marcha para dejar que sean nuestros clientes los que tomen la iniciativa de la comunicación. Pero tenemos ahora dos proyectos en fase de obra que abrirán próximamente, por lo cual ya podemos hablar de ellos. Uno es la Tuna-Teca Balfegó, en la Avenida Diagonal en Barcelona. Será un espacio gastronómico totalmente dedicado al atún rojo de la marca Balfegó, cuyo diseño se ha inspirado precisamente en el mar y en las texturas del atún.

El otro está en Madrid y será un hotel de la marca Axel, situado en el Barrio de las Letras. Será un hotel de 85 habitaciones y varios espacios gastronómicos y de ocio, y podemos adelantar que, inspirados tanto en los antiguos literatos del barrio como en la movida madrileña, el cóctel de espacios será bastante explosivo y muy divertido. 

¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado en vuestra carrera
Montar una empresa rentable. Todavía estamos en ello.  

Si tuvierais que elegir un material, sería…
¡Todos! Intentamos que cada proyecto experimente con un nuevo material y llevarlo al extremo de sus posibilidades. Por ejemplo, en el restaurante Ikibana lo hicimos con la madera, en Pakta con cuerdas textiles, en Disfrutar y Blue Wave con la cerámica, etc. Tal vez podríamos decir que, debido a que Oliver fue carpintero antes que arquitecto, la madera se nos da especialmente bien.

¿Una textura?
¡Todas! Les tenemos fobia a las “no texturas”. La naturaleza y los materiales naturales tienen textura. Normalmente las “no texturas” nos remiten a materiales más artificiales, como plásticos y derivados, de los que no somos fans. Incluso para pintar un simple tabique de pladur, nos esforzamos en explicar al pintor cual es la textura con la cual ha de pintar. 

Comenzábamos la entrevista diciendo que firmáis proyectos espectaculares, pero a nivel ‘doméstico’, ¿cómo es vuestro hogar perfecto?
Como bien dice el refrán “en casa del herrero cuchillo de palo”. En nuestras viviendas somos bastante sobrios y sencillos. Las experiencias las vamos a vivir fuera, a los restaurantes.

Por último y ya que hemos hablado de gastronomía, ¿vuestro menú favorito es…?
Ése que viene acompañado de un buen espacio y de buenos amigos. 

Diseño&Deco

Diseño&Deco

Studio Joanna Laajisto

Gema Gutierrez

El diseño nórdico ha dejado el color blanco gracias a la creatividad de la diseñadora de interiores Joanna Laajisto. Elegancia escandinava que cruza fronteras. leer

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+