El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Es un alma sensible con mente inquieta y con una visión muy moderna del diseñoGema Gutiérrez

Su visión de la arquitectura y del diseño abre nuestras mentes a propuestas insólitas. Y forma parte del equipo de ElHedonista.

Gema Gutiérrez nació en Almería y aunque ha pasado allí casi toda su vida, hace unos años se trasladó a Madrid con la intención de saciar las inquietudes que su ciudad no le permitía. Hija de constructor, ha vivido la arquitectura desde su infancia. En su niñez se entretenía creando construcciones con cartones y recreando mini ciudades que utilizarían su hermana y ella para jugar dentro de ellas. Hace unos meses, y como ocurren tantas veces las cosas en ElHedonista, llegó por azar a nuestro magazine para poner su talento en la sección de Diseño & Deco que, bajo su criterio original y un punto trasgresor, ha crecido con propuestas novedosas e insólitas procedentes de todos los rincones del mundo.

Soy alma inconformista. Me aburro de casi todo y constantemente necesito hacer cosas nuevas. Comencé mis estudios en Derecho y a los tres años decidí cambiar totalmente mi camino. Estudié Imagen y Sonido, Gráfica Publicitaria, Arquitectura Efímera y me formé como diseñador industrial e interiores, Personal Shopper, Decorador de Escenarios y Visual Merchandiser. Tras finalizar los estudios monté mi propio estudio de diseño de espacios con el que llevo 13 años. Me especialicé en diseño comercial y hostelero. A lo largo de mi recorrido laboral también he diseñado decorados para obras de teatro, montajes efímeros, escaparates, espacios paisajísticos, mobiliario, objetos de decoración y he colaborado en varias revistas escribiendo sobre diseño y deco, arte y música“.

En la actualidad está finalizando una agencia de viajes, realizando el estudio de energías telúricas para una vivienda, preparando el montaje de un stand de feria y materializando la creación del prototipo de una mesa auxiliar para su propia firma de mobiliario Palosanto.

“También estoy inmersa en la nueva aventura del estudio de Interior + Exhibition PUNTOFILIPINO donde participo como directora creativa y artística de la colección El Martirio de La Penca. Quiero formarme como anticuaria. Reconozco mi amor por las antigüedades, su historia y la influencia que han tenido a lo largo de la historia en las personas que han adquirido alguna. Disfruto deslizando la mano por paredes centenarias, fotografiando imágenes religiosas y observando detalles meticulosamente tallados en madera”.

En 10 preguntas:

1. ¿Cómo definirías el estilo de tu trabajo?
No sabría identificarme dentro de un estilo. Ni tan siquiera el socorrido ecléctico. En realidad un diseñador debe ser camaleónico y adaptarse a las necesidades de los clientes. Al final somos esas manos que moldean la realidad de los que nos contratan.
Me cuesta hacer algo sin alma, frío y que no refleje la historia de las personas que van a vivir la experiencia.

2. ¿Quiénes son tus influencias?
Cuando pienso en mis influencias siempre llego a la conclusión de que han sido los viajes a lo largo de mi vida y las personas que han pasado por ella. Los olores de cada ciudad, el color y la luz de cada lugar.
Cierto es que tengo referentes en el mundo del diseño como Kelly Wearstler, Lázaro Rosa-Violán, Abigail Ahern, Lizette Bruckstein, Marianne Cotterill, Brian Sawyer y John Berson, Olaf Hajek, Robert Wilson,..

3. ¿Tres materiales imprescindibles? ¿Tres que no usarías nunca?
La verdad es que no tengo un material preferido. Quizás la madera, la piedra y el cristal sean imprescindibles para conseguir la luz, la calidez y textura. He desarrollado mi labor principalmente en el diseño de hostelería y comercial, y con el tiempo aprendes que todos los materiales son dignos de ser usados o reinterpretados, y que cada proyecto requiere necesidades distintas.

4. ¿Tres aspectos que mejoran el ‘ambiente’ de una casa?
Nací en el sur, y la luz es un elemento innato que me acompaña en la visión que tengo al proyectar. Mejora tanto la calidad de vida que no llegamos a ser conscientes de los beneficios naturales hasta que un buen diseño explota ese factor. Deberíamos prestar más atención al desarrollo de los sentidos y potenciar todo aquello que lo mejore. Las plantas son algo realmente necesario, por purificar el aire y aromatizar el ambiente de forma natural. Las vistas es el otro gran aspecto que marca las experiencias de una casa. Tener la posibilidad de ver el mar o la naturaleza es todo un lujo.

5. ¿Cuál es la mayor dificultad de un diseñador?
¡Hay tantas!, una de ellas es el tiempo. Por norma general el cliente no entiende que la calidad del proyecto depende del tiempo del proceso de desarrollo. Que te dejen experimentar con libertad creativa y presupuestaria.

6. ¿Tu tipo de casa preferida?
Me considero una urbanita, pero mi casa debe ser templo de privacidad y retiro. Una villa o antiguo palacete en una gran ciudad con una extensa parcela ajardinada que permita la privacidad y tenga vistas al mar. Complicado, ¿no? Creo que disfrutaría tanto rehabilitando cada rincón, palpando la historia del lugar y conservando el carácter heredado de la construcción original.

7. ¿Un edificio, monumento, obra pública que te haya impresionado?
Con los avances de hoy en día en ingeniería sería muy fácil hacer una lista de obras arquitectónicas que me impresionan (Casa Danzante en Praga, los Monumentos Olvidados de la ex Yugoslavia, la escultura Expansión de Paige Bradley,..) pero sin duda La Alhambra y el amor por el arte andalusí marcó mi infancia. El conocimiento que tenían de los medios para desarrollar mediante el diseño y la arquitectura el placer de los sentidos, es abrumador. La fastuosidad de las catedrales góticas y la experiencia de las instalaciones de luz como elementos constructivos del espacio y del paisaje, forman parte de mis debilidades.

8. ¿Tu pieza/diseño preferidos?
Es realmente difícil decidir por una pieza preferida pero sin duda no me resisto a cualquier diseño de Martyn Thomson, la colección de telas es fiel reflejo de su fotografía. Ricas capas llenas de teatralidad que parecen contar historias capturadas por la lente de Martyn con una crudeza y estética únicas.
Por el cariño y el recuerdo a mis orígenes, los objetos de El Martirio de La Penca de PUNTOFILIPINO.
En casa nunca faltaría una alfombra persa, un sofá Chester o una obra de Ray Donley.

9. ¿Cómo es tu casa? ¿Y en ella, cuál tu lugar preferido?
En este momento me encuentro sumida en el abismo de una nueva mudanza. Mi casa anda entre cajas numeradas y la eterna lista de piezas pendientes por comprar. Tengo predilección por el salón, es el alma del hogar. Un espacio diáfano y luminoso con varias estancias que sirva de soporte para colgar obras de arte y de contenedor de mi extensa librería.

10. ¿Qué espacio te gustaría diseñar que no hayas diseñado?
Me encantaría diseñar el paisajismo de azoteas en una gran ciudad como Milán, París o Nueva York. Mis otras grandes pasiones son la moda y la música, así que sería un sueño montar la escenografía de pasarela de moda para los iconos Alexander McQueen o John Galliano, crear el decorado para la célebre aria de la ópera “La mamma morta” o participar en la dirección creativa de giras de artistas como Depeche Mode y Antony Hegarty.

* 5 direcciones imprescindibles en tu agenda:

– Soy una enamorada de Milán, de sus calles, de sus olores y de la elegancia heredada que rezuman sus habitantes. Intento viajar tanto como puedo. Bérgamo es una parada obligada. Cada rincón de La Città Alta bien sirve de inspiración. Recomiendo el risotto de castañas de La Cantina di Via Colleoni. Es una pequeña enoteca donde el jazz y el Chester son seña identificativa del local. Flamingo Bergamo es una tienda de ropa y accesorios vintage regentada por su encantadora propietaria, Daniela Chignoli, en el que prima el amor por el detalle.

– Por el uso de la luz y el rigor clásico de su diseño escénico, cualquier obra de Marina Abramovic o Robert Wilson, ¡son fascinantes!. “The Life and Death of Marina Abramovic” me parece una obra maestra. En ella participan los virtuosos Willem Dafoe y Antony Hegarty.

– En París, Buly 1803. Es una entrañable tienda ubicada en la rue Bonaparte, históricamente conocida en toda Europa por sus perfumes y vinagres de aseos. Y Tombees du Camion, que acumula viejos y exclusivos lotes de fábricas abandonadas. L´Objet qui parle en rue des Martyrs, en el corazón de Montmartre. Es una boutique de curiosidades que ha ido ganando notoriedad entre los apasionados de las antigüedades. Galerie Et Caetera en Rue du Poitou es la tienda del diseñador Franck Delmarcelle, en ella he sentido el verdadero síndrome de Stendhal. Andrée Macé es un taller especializado en restauración de monumentos históricos donde cada pieza se expone de una forma muy particular en su showroom.

– Soy una lectora empedernida y recomendaría miles de libros pero Yo soy mi propia mujer de Charlotte von Mahlsdorf y Una mujer en Berlín (anónimo) relatan historias reales que me han marcado.

El sur. Soy de Almería y aunque parezca paradójico, pues es tierra desértica, echo de menos los bosques de pitas, el olor a mar embravecido, y los atardeceres de septiembre. Irremediablemente siempre necesito “volver a volver”.

Lo encontrarás en:

Calle Ravel, 1, 04007 Almería, Almería, España

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+