El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Su trabajo se caracteriza por la búsqueda constante de armonía, serenidad y atemporalidadGeorg Kayser

Entrevistamos al arquitecto alemán afincado en Barcelona poseedor de un estilo preciso y contundente que atraviesa fronteras.

Observador de lo cotidiano y creador multidisciplinar con gran influencia arquitectónica, Georg Kayserº explora el concepto de no tener límites. Todos sus proyectos están impregnados del carácter y alma Kayser: de estilo preciso, contundente, que rompe moldes y atraviesa fronteras.

Nacido en Stuttgart, su interés por la arquitectura florece tempranamente gracias a su padre. Georg Kayser se ha convertido en uno de los diseñadores alemanes con más proyección internacional. Su trabajo se caracteriza por la búsqueda constante de “armonía, serenidad, atemporalidad y contextualización”.

Graduado en Arquitectura en la Metropolitan University de Londres, él mismo ha definido su estilo como una búsqueda rigurosa en la que tiende a inquirir un enfoque hacia un diseño coherente y estéticamente posible.

Reflejo de esta descripción son los proyectos Grandegracia, Pallars, Salvá, Tantarantana,.. y así hasta completar la lista de los numerosos diseños que, hasta el momento, conforman su porfolio. Ha trabajado internacionalmente en proyectos cívicos, locales comerciales y retail, hoteles y residencias privadas. Muchos de ellos han sido publicados en las revistas más importantes del mundo del hábitat: Dering Hall, Open House, Lonny Magazine, SModa Spain..

En la actualidad dirige su propio estudio en la ciudad de Barcelona y su vida transcurre de forma intensa entre dos países: España y Alemania, donde en los últimos 14 años ha colaborado en varios estudios hasta crear GK Kayser Studio. Con más de una década de experiencia, este explorador sin límites ha desarrollado su trabajo en ciudades como Valencia, París y Barcelona, donde ha dejado huella de su estilo elegante, contemporáneo y masculino.

Tras el éxito indiscutible de su trabajo cree que es el momento de dar la vuelta a la cápsula del tiempo y ha decidido volver a conectar con su tierra natal, a nivel personal y profesional, indagando en la escena arquitectónica y de diseño germano.

Ahora se encuentra inmerso en varios proyectos residenciales en España y Alemania.

En 10 preguntas:

1. ¿Cómo definirías el estilo de tu trabajo?
No me quiero encerrar en una estética determinada. Todo sale de un briefing y un cliente, y eso va variando según las necesidades. Pero si es por algo, quiero diseñar un fondo donde el cliente deje su huella y ayudar a que este se sienta realmente identificado. Me gusta dar soluciones simples, fáciles y estéticas. En resumen, elegantes.

2. ¿Quiénes son tus influencias?
Cuando tenía 13 años vi un artículo sobre Eileen Gray. Era un homenaje a ella y habían creado un espacio a su estilo. Me encantó la elegancia, la ligereza, y el enfoque absolutamente moderno. A partir de ese momento fui descubriendo muchas otras referencias. Creo que las grandes ciudades con muchas capas de historia como París, Londres o Venecia son fuente inagotable de inspiración.

3. ¿Tres materiales imprescindibles? ¿Tres que no usarías nunca?
La verdad es que no tengo un material preferido. Cada uno puede ser interesante según el contexto. Pero una cosa que no me gusta son los espacios monotemáticos basados en un solo color. Desde lámparas, cojines, hasta la puerta,… ¡me ponen muy nervioso!

4. ¿Tres aspectos que mejoran el ‘ambiente’ de una casa?
¡Un buen olor, colores tenues, y buena música!

5. ¿Cuál es la mayor dificultad de un interiorista?
Hay miles, una de ellas es el tiempo, que siempre juega en tu contra. Pero casi siempre los límites y dificultades pueden convertirse en bases para llegar a conceptos interesantes.

6. ¿Tu tipo de casa preferida?
Me encantan las casas que permiten albergar un estilo de vida y lo expresan a través de su arquitectura y su diseño interior, como por ejemplo la Villa Necchi en Milán. Por supuesto puede ser perfectamente un lugar muy pequeño… Creo que para sentirse bien solo hace falta una habitación con una vista fantástica, un baño y un lugar para cocinar.

7. ¿Un edificio, monumento, obra pública que te haya impresionado?
Un día mi padre me llevó a la Weissenhofsiedlung en Stuttgart, donde vi los edificios de Mies, Le Corbusier y demás. Me quedé impresionado. Pero también el complejo de Barbican en Londres. Y un parque que visité en mi primer año de universidad cerca de Colonia que contiene varios pabellones que son esculturas en sí mismos dentro de un paisaje romántico, casi místico. Se llama Museum Insel Hombroich.

8. ¿Tu pieza/diseño preferidos?
Siempre cambian, claro, pero la colección de muebles de Rick Owens y Michele Lamy; me encanta su enlace entre lo arcaico y la modernidad. La bicicleta Brompton me ha salvado la vida ante varias reuniones. Mi IPhone, aunque lo pierdo cada dos por tres.

9. ¿Cómo es tu casa? ¿Y en ella, cuál tu lugar preferido?
La gente me dice que es muy acogedora y relajada. Creo que siendo diseñador no la quería tener un showroom, sino todo lo contrario. Está llena de cosas y muebles que encontramos en nuestros viajes, por las calles, en mercados, o en tiendas de diseño retro. Mi lugar preferido es la cocina, donde siempre nos reunimos, cocinamos juntos, hablamos y nos reímos de miles de cosas.

10. ¿Qué espacio te gustaría diseñar que no hayas diseñado?
Hay tantos espacios que aún me faltan por diseñar, pero el número uno sería diseñar un club. Hace tiempo que no visito ninguno que me sorprenda.

* Direcciones de agenda secreta:

Un edificio: la casa del famoso arquitecto Sir John Soane en Londres. Un lugar mágico, lleno de artefactos de diferentes épocas y estilos. Como un mini Bristish Museum, que además cuenta siempre con una expo de arquitectura.

Un libro: el que siempre me hace reír es “The philosophy of Andy Warhol (from A to B and B to A)” y el libro “Just kids” de Patti Smith. Ambos cuentan la vida en el Nueva York de los años 70. Me encantan los personajes que aparecen en estos libros, nada mejor y más loco que la realidad.

Un viaje: cualquier viaje es genial, pero para mí Grecia es uno de mis lugares preferidos para descansar. Voy cada año a Corfú, es como mi segunda casa y lugar para recargar pilas.

Cerca de Barcelona vamos mucho al sur de Francia. A menudo nos hospedamos en una Maison d´Hote que se llama Camellas Lloret.

Una tienda de diseño: el Showroom de Oliver Gustav en Copenhague, Andreas Murkudis en Berlín, y la galería Nilufar en Milán.

La tienda de libros de arte y diseño Walther König en Colonia.

Galerías: Carpenters Workshop Gallery en Londres/París y la Galería Yvon Lambert en París.

Museos: Museum Insel Hombroich en Berlín, y Louisiana en Copenhague, Hayward Gallery, y Modern Tate en Londres.

Y una fundación que me encantaría visitar es el DIA: BEACON cerca de Nueva York.

Artistas: Gary Hume, David Shrigley, Guy Bourdin y Caravaggio, todos jugando con el concepto de la vanidad.

Un restaurante: por el diseño Monsieur Bleu en el Palais Tokyo en París, o el Pauly Saal en Berlín.

En Barcelona, restaurante The Box Social que cuenta con una carta muy interesante y especialmente en verano tiene un patio muy tranquilo. Un pequeño oasis cerca del centro. Bar Bacaro, un restaurante veneciano detrás de La Boquería, y Montbar en el Eixample, ambos te hacen sentir como en casa.

Tienda: me gusta la tienda de Beriestain, agradezco el esfuerzo de crear un lugar así en Barcelona. Y siempre encuentras algo si necesitas un regalo a última hora. La tienda OX por su selección exquisita de muebles nórdicos. Y The Outpost por sus fantásticos zapatos.

Lugar: el parque natural de Vallvidrera, porque he crecido con un bosque al lado. Y Gracia, el barrio donde vivo ahora, no hay mejor barrio para mí en Barcelona.

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+