El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Jardines de Marimurtra y Santa Clotilde

Es otra manera de conocer un lugar, a través de sus jardines. Estos dos están en la provincia de Girona

Este verano he descubierto y paseado por dos jardines impresionantes, por las vistas y por su ubicación, en el corazón de la Costa Brava:  el Jardín de Santa Clotilde y el Jardín Botánico de Marimurtra. Dos remansos de paz poco conocidos  y con pocos visitantes, lo cual hace más agradable si cabe el paseo.

No es mi intención hacer un tratado botánico sobre los jardines de los que vaya a hablar en el ElHedonista, sino transmitir un conjunto de sensaciones derivadas del placer que ha supuesto para mí pasear por su interior, y tratar de invitar a los lectores a que los visiten. Las palabras tiene su importancia, pero en esta ocasión las fotos son y deben ser las protagonistas.

Jardín de Santa Clotilde en Lloret de Mar, Gerona
Llevado por mi curiosidad por descubrir paisajes cultivados, descubro un paraíso que casi no me atrevo a contar, no sea que se masifique y los futuros visitantes rompan el hechizo. Dispuesto a correr el riesgo, arranco desde una rotonda de cipreses y tulbalghias que ya auguran un buen diseño interior. Subo hasta un  arco en color terracota con unas macetas de agapantos asimétricamente distribuidas, y me dejo acompañar por los pinos mediterráneos de la zona, por su olor embriagador y por el sonido de las chicharras que crean el escenario para abrir los sentidos al disfrute de este pequeño paraíso, al alcance e todos, pero vacío en pleno verano. Una delicia como nunca antes había visto.

Este jardín, que refleja el  gusto renacentista italiano referente de la época, fue encargado por el marqués de Roviralta y diseñado y ejecutado por Nicolau Rubió i Tudurí a los veinte y ocho años, influido por el gran paisajista francés Forestier con el que colabora en los jardines de Montjuic.

Sembrado de esculturas mitológicas en bronce y bustos de personalidades en mármol blanco enmarcadas en hiedra y arizónica, el jardín alberga aún una vivienda familiar (zona privada que todavía se habita) que se encuentra en la zona alta del terreno. Desde allí se divisan los acantilados y calas de la zona. El recorrido se hace mediante escaleras hacia el mar, escalones cuya contra-huella contienen plantas rastreras que provocan la sensación de rampas verdes que acaban en el Mediterráneo. La verticalidad la dan cipreses escalonados por todo el recorrido, que nos acompañan en el descenso y se alinean en zigzag hasta llegar más allá del jardín, y fundirse con un fondo de mar azul y con acantilados repletos de pinos de la zona.

Durante el paseo, nos acompaña el sonido de las distintas fuentes y estanques repartidos por este jardín simétrico y de caminos rectilíneos que confluyen en un mirador de descanso, en el que uno podría pasarse horas sentado, disfrutando de la brisa y de las vistas a un de un azul tan intenso que te hacen transporta a otras épocas.

Jardín Botánico de Marimurtra en Blanes, Gerona
DIeciséis hectáreas de jardín botánico mediterráneo, considerado uno de los mejores del mundo. Creado en 1918 por el empresario y biólogo alemán Karl Faust fundador de la empresa  Faust y Kammann, SA.  y afincado en Barcelona. Su pasión por la botánica le hizo adquirir varios terrenos en Blanes, dedicarse a recopilar especies de todo el mundo y agruparlas por zonas en este jardín frente al mar Mediterráneo.

La entrada es a través de la antigua vivienda, y ahí ya sorprenden las paredes de buganvillas, el  olor a mirto y el silencio inusitado en estos días del verano en los que la costa bulle repleta. Son las doce del mediodía y el calor aprieta duro, pero al entrar en el jardín todo se olvida: los grandes árboles que hay en todo el terreno consiguen crear un micro-clima agradable que nos acompaña durante todo el recorrido. Nos impresiona la zona de cactáceas y plantas crasas, una de las mayores colecciones del mundo. Pero lo que más llama mi atención es el colorido de la parte del jardín mediterráneo que desciende hasta el mar plagada de cipreses, adelfas blancas y agapantos, en verano en plena floración.

A lo largo del jardín hay varias construcciones integradas en el terreno a modo de caprichos, y que en su día se usaron como laboratorios para los botánicos que investigaban ahí mismo las diversas especies. El jardín se extiende por la ladera de un acantilado con vistas a una pequeña cala, y en lo alto del jardín impresiona ver los cipreses que acompañan los caminos hacia el mar; los colores verdes en todas sus tonalidades con un fondo de azul mediterráneo que deja con la boca abierta a cualquiera, por muy insensible que sea.

_____________________________________________
Álvaro Sampedro es paisajista.
Más información en: A.S Paisajismo 

4 respuestas a Jardines de Marimurtra y Santa Clotilde

  1. Javier dijo:

    Gracias Álvaro por contribuir a despertar en la gente sentido y sensibilidad que nos hace ser más felices contribuyendo a satisfacer a nuestra filantropía más perseguida.

  2. gabriela dijo:

    ¡Qué maravilla! Quiero ir ya.

  3. Enhorabuena por el post! Deseando ver los siguientes y poder descubrir nuevos rincones y jardines de la mano de Alvaro Sampedro. Gracias

  4. Ángel Sampedro Ruiz dijo:

    Sin duda, habrás conseguido seducir a más de uno con tu artículo. Gracias por compartir tus experiencias estivales y hacernos descubrir con ello nuevos lugares.

Diseño&Deco

Diseño&Deco

Nomad Chair, diseño de culto

Gema Gutierrez

El diseñador Kristian Sofus Hansen hace gala de la sencillez y funcionalidad con una silla tan operativa como elegante. Se llama Nomad y la produce la firma alemana Norr11. leer

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+