El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Está al frente de Bolmen Proyectos de DiseñoJosé Ramón Méndez

Es uno de los decorados con más personalidad de nuestro país. Levante es su zona de influencia.

“En permanente evolución” sería el estado que mejor define el trabajo del diseñador de interiores Jose Ramón Méndez a lo largo de su carrera. Obra que responde a una filosofía de diseño basada en el orden espacial y la proporción geométrica. Forma parte del selecto grupo de destacados interioristas de este país, habiendo recibido numerosos y prestigiosos reconocimientos que definen su buen hacer.

Creativo intuitivo que ve los proyectos como medio escultórico, José Ramón Méndez piensa a lo grande. Ha logrado en silencio y metódicamente la clase de éxito que muchos jóvenes creativos sólo pueden soñar. Fundó su propio estudio en Altea, aunque su vocación hizo presencia muchos años antes ya que su familia se ha dedicado a la venta de muebles durante decenios. El distintivo de Bolmen Proyectos de Diseño se ha hecho conocido por canalizar el gusto creativo de un seguidor que comenzó sus estudios de Diseño de Interiores de la mano de Salvador Villalba, premio nacional de diseño, y pieza fundamental en su carrera ya que marcará su estilo.

Para el interiorista, la filosofía de diseño no es roja, ni azul, ni tan siquiera amarilla… para él la idea creativa es simplemente blanca. Blanca como los interiores y el mobiliario que proyecta en su estudio de Altea desde hace ya más de una década y con los que ha conseguido crear un estilo propio, basado en un diseño sensible de líneas rectas, serenidad y confort en el que prima el respeto a la esencia primaria.  “A día de hoy creo que estoy en una etapa donde me gusta más lo elegante, lo contemporáneo y sutil, que lo explosivo, pero esto es como el diseño, permanentemente en evolución.”, nos comenta.

Sus proyectos incluyen mobiliario, viviendas particulares, stands, oficinas, restaurantes… Buscan aprovechar las nuevas tecnologías para lograr que los usuarios se involucren. Uno de sus más reconocidos trabajos es el restaurante Kataria Gastronómica, un elegante espacio en el corazón de Benidorm, donde se fusionan la gastronomía y el interiorismo más contemporáneos.

En este momento se encuentra inmerso en varios proyectos de viviendas por la costa levantina, una fábrica con 1.600 m2 de oficinas y showroom en Yecla, y un restaurante japonés en Benidorm.

En 10 preguntas:

1. ¿Cómo definirías el estilo de tu trabajo?
Mis trabajos llevan siempre la voluntad de entender muy bien el encargo y al cliente, y vale la pena perder mucho tiempo en eso para luego obtener mejores resultados. Una vez entendido, el estilo es muy variopinto, puesto que puedo estar diseñando una vivienda para una pareja de 30-35 años y a la vez otra para una de 55-60 años, donde evidentemente no debería ser ni parecida, puesto que no vivimos del mismo modo los de 30-35 que los de 55-60. Por ese motivo pienso que aparte de poner toda la creatividad, experiencia, personalidad… hay una parte muy influyente en mis encargos que son los propios clientes. Y te das cuenta que has interpretado muy bien el encargo cuando al final del proceso de ejecución te dan las gracias y te hacen saber que están encantados con el resultado final. Ese es nuestro deber, saber que los proyectos son para los clientes y no para nosotros.

2. ¿Quiénes son tus influencias?
Pues no es que esté influenciado por nadie, ni nada. Me pueden fascinar Herzog & De Meuron al igual que obsesionar Patricia Urquiola o encantar Piero Lissoni. Y muchos más, pero más que de influencias creo que se trata de uno mismo, de las vivencias, de lo inquieto que seas, de las ferias que visites, de que cuando a lo mejor estoy con mi mujer paseando puedo estar mirando un objeto que me llama la atención a 50 metros de distancia, es decir, creo que uno está influenciado por uno mismo, por cómo seas de inquieto, creativo…

3. ¿Tres materiales imprescindibles? ¿Tres que no usarías nunca?
Sí: madera, cementos o microcementos y tejidos naturales. No: estucos venecianos, cerámicas que imiten algo pero no lo consigan y materiales sintéticos por su mal envejecimiento.

4. ¿Tres aspectos que mejoran el ‘ambiente’ de una casa?
Lo fundamental son los elementos que le dan personalidad propia, me gustan pero a la vez me aburren las casas que parecen réplicas de cosas ya vistas. Por otra parte, la fluidez de los espacios, la conexión visual y la luz, preferiblemente si viene de varias direcciones, son importantes para mejorar el ambiente. Cuando intervienes en cualquier proyecto partes de que vas a mejorar todo, desde una organización con sentido común, a un proyecto de iluminación acorde y un uso de materiales y texturas que aporten sensaciones nuevas al encargo. Todo en conjunto hace que el cambio sea espectacular, deberíamos hacer los reportajes fotográficos de todo el proceso, desde las primeras reuniones, a las demoliciones, pasando por todas fases, porque ahí es cuando ves realmente lo que has mejorado, el antes y el después.

5. ¿Cuál es la mayor dificultad de un diseñador?
Pienso que la mayor dificultad de un diseñador es entender muy bien al cliente y el encargo, una vez sabes cómo es el cliente y qué necesidades requiere, el resto sigue su curso.

6. ¿Tu tipo de casa preferida?
Mi estilo de casa perfecta sería muy complicada, puesto que creo que el mayor reto para un diseñador es su propio encargo, sabemos escuchar e interpretar para los demás, pero creo que en mi caso si empezara un proyecto propio posiblemente no llegaría nunca a estar conforme. Eso sí, el entorno sería de costa, a ser posible autosuficiente, que se mimetizara en el lugar y sin nadie ni nada alrededor. ¡Vamos, casi imposible!

7. ¿Un edificio, monumento, obra pública que te haya impresionado?
Hay muchas cosas que me impresionan, desde el Caixa Forum de Herzog y de Meuron en Madrid (posiblemente todos sus proyectos), o los grafitis de Jerom-Ibiza e incluso las tablas de skate artesanas que hace mi amigo Alejandro Moreno Esteban. Y cualquier pieza de Patricia Urquiola, desde producto a proyecto, ¡me fascina!. Pero hay muchos y muchas más.

8. ¿Tu pieza/diseño preferidos?
Hablar de piezas o diseños preferidos… me pasa lo mismo, hay tantos que me llaman la atención que hasta un simple objeto como un cepillo de dientes que tenga un buen diseño me llama la atención y me hace pensar que menos mal que hay gente que es muy creativa y hace que cualquier cosa, grande o pequeña, o lo que sea, tome un valor mayor por el propio diseño del mismo.

9. ¿Cómo es tu casa? ¿Y en ella, cuál tu lugar preferido?
Es una casa que va cambiando casi cada año, porque teniendo una tienda de mobiliario contemporáneo y además una mujer que encuentra tesoros por muchos sitios, te podría decir que es cambiante, caótica,…pero sobre todo con mucha personalidad. Y te das cuenta que nos encanta a todos los de la familia cuando volvemos de unas  largas vacaciones, porque todos sentimos lo mismo, que es nuestro hogar, el que hemos ido haciendo con los años y es parte de nuestra vida. De toda la casa creo que el lugar preferido de todos es el salón-comedor-cocina, prácticamente es el 50% de la casa y es donde pasamos la mayor parte del tiempo.

10. ¿Qué espacio te gustaría diseñar que no hayas diseñado?
Cualquiera que no haya diseñado, siempre es excitante un encargo que nunca has realizado, porque partes del desconocimiento y eso hace que estés más tenso y excitado. Y eso es muy interesante.

* 5 direcciones imprescindibles en tu agenda :
Bufff, muchas y muy variadas, desde ir a la Feria de Milán en abril e inyectarte una energía brutal de diseño hasta el punto de ser desbordante, tanto dentro de la feria como por las calles de Milán, nunca dejo de ir a la  zona de Brera y tomar algo en Nombradevin, un antiguo almacén subterráneo añejo repleto de vinos estupendos de todo el planeta, a ser posible que coincida con algún concierto en directo. También no dejaría de ir a cenar a Carlo e Camilla in segheria un sitio muy peculiar. También visita obligada a la tienda de Arclinea Kitchen en Via Monte Napoleone o a la de Ágape baño, firmas de las que soy distribuidor.

En París me alojaría siempre en el Hotel Mama Shelter de Philippe Stark con una vidorra muy particular, pasaría siempre un rato bajo la Torre Eiffel, para luego cenar en cualquier bistrot que coincida en el camino.

Madrid me fascina, con el tiempo me ha ido encandilando cada año más, podría alojarme desde en el Practik Metropol y cenar en la tasquita de enfrente a muchísimos sitios más, y pasaría por Matadero, Caixa Forum, la Plaza Mayor,…. Miles.

Y solo hay un sitio que prefiero decir que está en Portugal y ya está, porque creo que hay ciertos sitios que cada uno debería dejar en secreto para siempre, es en éste donde me haría mi casa imposible, porque sentimos algo muy especial cada año que vamos.

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+