El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Sean Woolsey siempre se sintió cautivado por la belleza de la naturalezaLa mesa de ping-pong que desearás sacar del garaje

Su propuesta más polivalente, una mesa de comedor o de conferencias que en unos segundos se convierte en una pista para el juego.

El fabricante de muebles con sede en California Sean Woolsey, ha estado creando cosas con sus manos desde que era un niño, desde rampas de monopatín hasta ropa. En 2010 construyó su primer mueble, un escritorio. La colección de Woolsey incluye mesas, taburetes y tablas de cortar construidas hasta el último detalle con madera de origen local.

Una mezcla de diversión con funcionalidad, The Woolsey Ping-Pong Table se convierte de una mesa de cena robusta a una pista de ping-pong, y en cuestión de segundos puede estar lista para el juego.  La pieza versátil actúa como mueble elegante para fiestas y competiciones de revés al mismo tiempo.

Artesanalmente hecha a mano, The Woolsey Ping-Pong Table ostenta una preciosa tapa de nogal negra sólida con una línea central de madera de arce, lo que la hace perfecta para partidos dobles. En lugar de la red de malla tradicional, Woolsey opta por una red de acero recubierta de polvo elegantemente diseñada, que se puede montar y desmontar rápidamente a través de pernos. Una vez desmontada, la mesa funciona como una mesa de conferencia de oficina, o mesa de comedor.

La tabla cumple con el tamaño de la Federación Internacional de Tenis de Mesa (ITTF). The Woolsey Ping Pong Table incluye una red, dos raquetas de nogal y arce, cinco bolas japonesas de ping-pong de 3 estrellas, y una muestra montada en la pared. Las patas sólidas de nogal que se deslizan en la base de acero también son ajustables a través de niveladores de patas.

La mesa de ping-pong de Woolsey está acabada con un aceite natural, seguro para la comida, frotado a mano y acabado de cera.

Mide 274 x 150 x 76 cm y el tiempo de entrega oscila entre cinco y 10 semanas.

¿Aún crees que la mesa de ping-pong debe estar en el sótano o el garaje?

Diseño&Deco

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+