El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Diseño&Deco

Relojes de pared para decorar el salón

La fascinación por medir el paso del tiempo es tan antigua como la historia de la humanidad

Casi todas las casas tienen un reloj colgado en la cocina, pero muy pocas cuentan con uno modelo así en las paredes del salón. Y es que los relojes de cuco hicieron mucho daño al nombre y a las posibilidades decorativas de los relojes de pared. Sin embargo, los nuevos diseñadores siguen fascinados por hacer de la medida del paso del tiempo una obra de arte y están ensayando fórmulas expositivas novedosas y modernas. Los nuevos relojes de pared unen las líneas rectas a las curvas y la simplicidad a la sofisticación desnuda.

Ligereza. Sobre el papel (en su ficha técnica) el reloj Délmori de Nomon se define por el nogal, el acero y la fibra con acabados de nogal o wengue. Pero en la realidad el reloj diseñado por José María Reina sorprende por captar todo el protagonismo del ambiente donde se aloja: tiene un gran tamaño y, al mismo tiempo, una gran ligereza de formas. Se vende con el aro en blanco o negro y como pesa poco más de 2 kg se puede colgar en cualquier tipo de techos. El nogal americano procede de talas controladas. ¿Un detalle? Tiene un diámetro de 140 cm. ¿El precio? 1.040 euros.

Exclusividad. ¿Cómo se puede reciclar y sublimar la llanta de un coche? Pues haciendo un reloj original y de calidad. Tal vez fue eso lo que pensaron en el estudio de diseño de Porsche cuando dieron forma a este exclusivo reloj de pared. Tomaron la llanta de 20 pulgadas del Porsche 911 Turbo, la unieron a unas manillas de aluminio pintadas de Porsche indian red y lo coronaron con su logo. Así los amantes de la conocida firma de coches pueden colgar en sus paredes un reloj que es toda una declaración de intenciones sobre sus objetos de deseo. Hecho en Alemania.  ¿Un detalle? Pesa 8 kg. ¿El precio? 1.525,21 euros.

Desnudez. Los objetos de Amor de Madre están llenos de poesía. De una poesía simple, desnuda que evidencia el valor de los materiales con los que trabajan, en este caso, la madera de haya. El reloj Do not Disturb, como toda la obra de Amor de Madre, busca ofrecer soluciones contemporáneas a los problemas del hogar de toda la vida asentándose sobre cuatro pilares básicos: libertad, coherencia, simplicidad y funcionalidad. El diseñador catalán Ernest Perera lidera este proyecto. ¿Un detalle? Se ofrece una edición limitada de 500 unidades firmadas. ¿El precio? 180 euros.

Diseño&Deco

Diseño&Deco

Hablamos de diseño con Alfaro-Manrique Atelier

Gema Gutiérrez

Gema Alfaro y Emili Manrique son los fundadores de Alfaro-Manrique Atelier. Su estudio está a caballo entre Madrid y Barcelona. Vinculados al mundo del diseño por formación y experiencia desde hace años, la complicidad se palpa en todos sus proyectos leer

Todo esto
y mucho más
en Diseño&Deco
+