El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

El testamento de uno de los grandes

El genial Philip Seymour Hoffman en la que será su última interpretación.

El hombre más buscado, basada en la novela de John le Carré, nos devuelve por última vez a ese grandísimo actor que fue Philip Seymour Hoffman.

No es tarea fácil juzgar con equidad una película como El hombre más buscado. Y no lo es porque el último trabajo de Philiph Seymour Hoffman tiene ya en este hecho un interés que trasciende más allá de las cualidades cinematográficas de la película. El tercer filme como director del fotógrafo y realizador de vídeos musicales holandés Anton Corbijn, tras Control y El americano, está rodado con elegancia y frialdad. Se sigue con interés a pesar del desdibujado retrato que Corbijn hace de sus personajes. Y tiene un halo de thriller clásico de espías a la europea que a veces es su mayor virtud y otras su peor enemigo. El hombre más buscado es, en definitiva, una película tan interesante como irregular. Y aún así, es indudablemente recomendable solo por ser el testamento fílmico de uno de los mejores actores de la historia del cine, al que tristemente ya no volveremos a ver jamás interpretar nada nuevo bajo el sol. Philip Seymour Hoffman es, sin duda, lo mejor de esta cinta. Su retrato de un veterano y desencantado espía alemán es sutil, inteligente y soberbio. Es realmente una gozada escucharlo, más aún en las escenas que comparte con esos otros dos también grandísimos intérpretes que son Willem Dafoe y Robin Wright. Solo por esto merece la pena la molestia de ir hasta una sala de cine y pagar una entrada para ver El hombre más buscado.

Dicho esto, que no es poco, es de justicia añadir que El hombre más buscado tiene, además, otros puntos de interés. Adapta una notable novela de John le Carré sobre la compleja labor contraterrorista en la era post 11 de septiembre. La historia transcurre íntegramente en Hamburgo, el lugar donde se entrenaron los terroristas que acabaron con las Torres Gemelas del World Trade Center neoyorquino. Seymour Hoffman es el director de un equipo que actúa en la sombra y que sigue los pasos a un supuesto yihadista checheno que ha entrado ilegalmente en el país. El checheno es una presa que codician tanto los servicios de inteligencia europeos como los norteamericanos. Sin embargo, nada es lo que parece en esta sorprendente trama y ahí reside precisamente el interés de un argumento que se degusta con placer de principio a fin. La película, que no deja resquicios a la duda, algo muy de agradecer y lamentablemente no muy habitual en los thrillers de espías, tiene también su moraleja: los atentados del 11-S abrieron la veda para que el mundo “civilizado” pueda actuar impunemente haciendo creer a los contribuyentes que se está luchando de verdad contra el enemigo, aunque para eso haya que inventárselo. Este nuevo orden, en el que cuentan más las medallas que la verdad o la justicia, hace que muchos inocentes no puedan estar nunca a salvo.

Corbijn se preocupa más por la forma que por el fondo y es por ahí por donde su película pierde fuelle. El director no nos involucra emocionalmente con sus personajes. Nunca sabemos muy bien por qué actúan como lo hacen y esto es algo especialmente sangrante en el personaje de Rachel McAdams, una abogada de izquierdas idealista dispuesta a arriesgar su vida por un completo desconocido. Del lado de las virtudes, destaca no solo la fotografía y la estética, algo evidente teniendo en cuenta el pasado de Anton Corbijn, sino sobre todo la atmósfera de misterio con que el director consigue vestir a su producto. El hombre más buscado es una película que progresa en sentido creciente y de una forma sorprendentemente elegante, gracias a que se centra más en los rostros y en los detalles que en la acción. Corbjin logra que, pese a la ausencia de carne en los personajes, el argumento de su película sea meticuloso y absorbente. Philip Seymour Hoffman no se habrá despedido con su mejor película, pero al menos lo ha hecho dignamente. Descanse en paz.

Una respuesta a El testamento de uno de los grandes

  1. Pablo dijo:

    Un actor de los grandes.
    Tengo debilidad por los actores buenos que no son los ‘galanes’ clásicos y modernos.
    Los que se ganan el prestigio por sus buenas interpretaciones y lo que transmiten.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+

Hallazgos

Todo esto
y mucho más
en Hallazgos
+