El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

Escenario de la trilogía de El Señor de los Anillos10 Razones para viajar a Nueva Zelanda

El "país de los kiwis" es el paraíso para los que buscan naturaleza salvaje y paisajes espectaculares. Con gente hospitalaria y en total seguridad.

Si eres de los que se quedan hasta el final de la película para enterarte a qué lugares pertenecen los maravillosos y salvajes paisajes donde se rodaron Willow, El Señor de los Anillos y El Hobbit, descubrirás que tu próximo destino está en Nueva Zelanda. Es reconfortante saber que aún existen en el planeta lugares verdes, pacíficos, nada masificados, con gente afable, descomplicada y hospitalaria. En “el país de los kiwis” te sentirás un auténtico explorador y te sumergirás en la naturaleza en estado puro. Aunque son muchas más, te sugerimos 10 razones para viajar a las Antípodas y vivir una experiencia inolvidable en Nueva Zelanda.

1. Su naturaleza desbordante
Nueva Zelanda posee una amplia diversidad de parajes naturales grandiosos, desde montañas cubiertas de nieve, playas paradisíacas y lagos brillantes hasta fiordos y zonas selváticas con una fauna y flora silvestres únicas en el mundo. Nueva Zelanda es el lugar ideal para realizar actividades al aire libre con plena seguridad.

2. La cultura maorí
Es posible que aun sin ser aficionado al rugby hayas oído hablar de los All Blacks y te hayan impresionado sus fieras danzas de guerra maoríes, la famosa haka. Este ritual no es más que un ejemplo de cómo la cultura maorí impregna hoy la vida de los “Kiwis”: se oye hablar maorí en todo el país, existe una televisión en maorí, se mantienen su cultura y sus fiestas tradicionales, y hasta los tatuajes. Una experiencia única es visitar Te Puia, en Rotorua, donde se halla el Centro Cultural Maorí, que expone las antiguas artes del tallado y el tejido.

3. Rotorua (Isla Norte)
Una de las mejores regiones termales del mundo, con un sinfín de imponentes géiseres en activo en Whakarewarewa y en el Parque Natural Rainbow Springs.

4. Sus vinos, su gastronomía
La industria vitivinícola de Nueva Zelanda ha conseguido una gran reputación a nivel mundial. Sus vinos, principalmente de variedades pinot noir y sauvignon blanc, son muy apreciados. Hoy los nuevos chefs neozelandeses se inspiran en la gastronomía del nuevo mundo, especialmente del Pacífico Sur, para crear una auténtica cocina fusión. Aquí abundan los pescados y mariscos y en los mercados locales encontramos productos autóctonos recién traídos de la huerta, como la paua (una especie de vieira), la kina (hermano del erizo) y la kumara (patata dulce). La cerveza artesana no se queda atrás y el país se ha abierto también a la cultura contemporánea del café.

5. Wellington
La capital de Nueva Zelanda destaca por su amplia actividad cultural. Imprescindible visitar el museo nacional  Te Papa –distinto a cualquier otro del mundo–, ir al ballet y ver una representación teatral en el St James’ Theatre o en la Fundación de las Artes de Nueva Zelanda.

6. Auckland
Su ubicación geográfica es una de las más espectaculares del mundo. Enclavada en un estrecho istmo entre dos puertos naturales, levantada sobre volcanes ya extintos y rodeada por fértiles campos de cultivo, Auckland se asoma al mar de Tasmania y al océano Pacífico. Al oeste, la costa es ideal para practicar el surf y el Golfo de Hauraki está salpicado de miles de pequeñas islas. A tan solo una hora en coche de Auckland encontramos paisajes de selva tropical, aguas termales, viñedos y reservas naturales. La ciudad cuenta con numerosos atractivos turísticos, como el Museo de Auckland, con una gran colección de arte y reliquias maorís, o el barrio Parnell, uno de los más antiguos de la ciudad. No sorprende que Auckland aparezca siempre en los primeros puestos de ciudades del mundo con mayor calidad de vida.

7. La región de los lagos
Situada al sur de la Isla Sur, este área está formada por Queenstown, Wanaka y el lago Hawea. La localidad de Queenstown es la capital nacional de la aventura y el lugar donde nació el bungy jumping (salto con cuerda). El lago Hawea es uno de los mejores destinos para veranear, ya que en sus aguas se realizan todo tipo de deportes: natación, motos de agua, esquí acuático, canoas y pesca.

8. La Octava Maravilla del Mundo: Milford Sound
Este espectacular fiordo se encuentra dentro del Parque Nacional de Fiordland, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1990. Es uno de los lugares más visitados del país, al que se accede en barco o carretera desde Te Anau. Está rodeado de escarpados picos como The Elephant, Lion Mountain o el Pico Mitre.

9. Hobbiton Movie Set, en Matamata
Esta peculiar región, a 160 km de Auckland, en la Isla Norte, ha adquirido fama mundial tras servir de escenario en las trilogías de “El Señor de los Anillos” y “El Hobbit”. Actualmente, se puede realizar una visita a sus instalaciones de 3 horas de duración y disfrutar de todos los rincones de las casas de los hobbits.

10. El Parque de Tongariro
Situado en mitad de la Isla Norte, se trata del parque nacional más antiguo del país y el cuarto establecido en el mundo. Fue reconocido por la Unesco como uno de los lugares Patrimonio de la Humanidad de “Carácter Mixto”, ya que mezcla cultura y naturaleza. El parque se extiende alrededor de tres volcanes activos: Ruapehu, Ngauruhoe y Tongariro.

Artículos relacionados
4 Grandes viajes a la naturaleza
Historias personales del turismo
5 Destinos para escaparte y que no te alcancen
Top 100 Destinos sostenibles

Imágenes cedidas por www.nuevazelandatours.es

Escapadas

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+