El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

Alemania: costumbres y tradiciones

En Berlin hay un museo dedicado a la salchicha al curry. ¿Verdadero o falso? Comprueba cuánto sabes sobre costumbres y tradiciones alemanas.

En la liga del turismo, España juega con ventaja: la fórmula de “sol y playa” es la favorita de nuestros vecinos cuando eligen destino para sus vacaciones. ¿Y qué será lo que tanto atrae de Alemania, la Nº 2 del ranking por delante de pesos pesados como Francia e Italia? Aparte del enorme tirón de su capital, Berlín, la explicación del éxito de nuestros amigos germanos es algo inmaterial, intangible y muy sencillo: sus costumbres y tradiciones.

No todo va a ser tecnología punta, coches deportivos y diseño made in Germany. Parece que al final, todos tenemos nuestro corazoncito y lo que nos toca la fibra es reunirnos en torno a una fiesta popular a practicar la sana costumbre de celebrar: la Pascua pintando huevos multicolores, la Navidad acudiendo a los mercadillos, la llegada de la primavera saliendo al campo a comer espárragos o el comienzo del otoño agarrados a una buena jarra de cerveza y cantando a pleno pulmón. Cosas simples y sencillas que nos alegran el alma.

En Alemania, las costumbres y tradiciones se viven en las ciudades y se preservan con mimo en los pueblos. Se siguen fabricando artesanalmente relojes de cuco y lederhosen, la cerveza se elabora respetando una ley de 1516 y las salchichas de Turingia, cuya receta original de hace más de 600 años sólo conocen algunos carniceros de la región, saben mejor con la auténtica mostaza hecha allí. Si a esto le añadimos los 38 lugares patrimonio de la UNESCO que existen en Alemania, la excelente oferta hotelera con multitud de pequeños hoteles familiares con encanto, sus músicos y sus poetas, entendemos a la perfección por qué Alemania es el segundo destino preferido de los europeos.

Las tradiciones y costumbres de los alemanes se extienden desde el Mar del Norte a los Alpes, desde el Bajo Rin al Erzgebirg e incluyen oficios antiguos, como los sastres de Hesse, creadores del traje de Caperucita Roja, o artistas de la cerámica y la porcelana como Villeroy & Boch y Meissen, también especialidades gastronómicas o inventos tan entrañables como el de los artesanos Margarete y Richard Steiff, los padres del primer osito de peluche.

Cuando el verano toca a su fin en Baviera, los granjeros trasladan a las vacas y a sus terneros desde los pastos en las montañas hasta el valle. Esto es motivo de celebración y acción de gracias. Rememorando esta antiquísima tradición, las vacas, adornadas con flores y guirnaldas, desfilan por los pueblos haciendo sonar sus cencerros. Hasta este sencillo acontecimiento, símbolo de la unión entre el hombre y la naturaleza, puede ser motivo de celebración. Celebremos, pues.

Escapadas

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+