El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

Diferentes propuestas para descubrir sus vestigios del pasadoAmán, capital de Jordania

Naturaleza, cultura y aventura en Amán y sus alrededores

Capital de Jordania y principal puerta de entrada al país, Amán se encuentra situada estratégicamente en un área de colinas. Esta ciudad fascinante llena de contrastes mezcla modernidad e historia; es un núcleo efervescente donde el centro urbano, comercial y cosmopolita, se funde con rincones donde el pasado ha dejado su huella.

Entre las joyas arquitectónicas de Amán se encuentran el Palacio de los Omeyas, el Templo de Hércules, el foro romano y la gran mezquita de Hussein. Debido a la multitud de vestigios que alberga Amán, no hay que alejarse mucho de sus límites para dar con restos históricos que hagan recordar al viajero su localización en Oriente Medio.

Wadi as-Seer
A muy poca distancia de la bulliciosa capital encontramos Wadi as-Seer, un espectacular valle surcado por ríos y bordeado de cipreses, con huertas fértiles y aromáticas y campos de olivos. Entre los meses de abril y mayo, este colorido paisaje acoge una maravillosa floración silvestre de lirios negros, la flor nacional jordana, que viste los alrededores de este espacio natural con un manto de color que contrasta de forma dramática con la calidez del ambiente. Wadi as-Seer, situado al oeste de Aman, conserva algunas trazas de su arquitectura más remota: edificios en piedra y una mezquita otomana. Este es un buen punto de partida para visitar los históricos lugares colindantes, como el antiguo acueducto romano, la fachada tallada en roca de Ad-Deir o las cuevas Iraq al-Amir, también llamadas cuevas del príncipe.

Salt
A 30 km del noroeste de Amán y tras un estrecho valle de empinadas laderas se encuentra la campechana localidad de Salt. Actualmente el centro de la ciudad se ha convertido en un museo de arquitectura otomana al aire libre, un espacio poco visitado por los turistas extranjeros a pesar de ser uno de los secretos mejor guardados de la región por la conservación de su histórico patrimonio. La ciudad conserva excelentes lugares de interés como el Museo Arqueológico de Salt, el Centro de Formación Artesanal o el Wadi ash-Shub’aib, un refrescante valle con interesantes cuevas y múltiples posibilidades para los excursionistas más aventureros.

Mar Muerto
Ubicado en el punto más bajo de la tierra, este es uno de los paisajes más espectaculares del mundo, que se configura como el principal reclamo para el turismo de salud y bienestar en la región. Las saladas y cálidas aguas suponen la atracción principal del Mar Muerto. Con diez veces más de sal que el resto de mares, sus aguas tienen propiedades de efectos saludables; junto con el lodo negro que se halla a lo largo de la costa, estas aguas mitigan las molestias de la artritis, curan alergias y revitalizan la piel, entre otros beneficios. Cualquier viaje al Mar Muerto debe complementarse con una visita a las diferentes instalaciones de spas de primera clase de los lujosos hoteles que allí se encuentran. También en las proximidades, la reserva natural de Wadi Mujib ofrece una interesante opción para realizar barranquismo.

Castillos del desierto
Los castillos del desierto situados al este y sur de Amán son una de las principales atracciones turísticas de Jordania, una fusión de arte y arquitectura  islámica que retratan una era fascinante en la historia del país. Un espacio compuesto por una sucesión de pabellones que tuvieron usos distintos desde los albores del islamismo a la época de los Omeyas. Llamados castillos por su solemne presencia, sus paredes y techos interiores están cubiertos por animados frescos y coloridos mosaicos. Estos castillos están dispersos por las extensas llanuras de grava del desierto. Uno de los mejor conservados es Qusair Amra, no en vano perteneciente a los sitios Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Otros castillos que merece la pena visitar son Qasr al-Hallabat y Qasr al-Azraq.

Jordania es un oasis de paz en Oriente Medio. El Reino Hachemita de Jordania sorprende al viajero por ser una nación moderna, dinámica, estable y totalmente segura. Desde las evocadoras y antiguas estepas de Wadi Rum hasta el bullicioso centro de Amán, desde las majestuosas ruinas de antiguas civilizaciones hasta el esplendor atemporal del Mar Muerto, Jordania se revela como un destino único de lugares imponentes y misteriosos, con alojamientos de alto nivel, exquisita gastronomía e incontables actividades para inspirar, motivar y rejuvenecer al visitante.

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+