El Hedonista El original y único desde 2011

“Para ser realmente grande, hay que estar con la gente, no por encima de ella.”. Montesquieu

Menu abrir sidebar

Escapadas

Dos alternativas que reúnen lo mejor y más sibarita de cada destinoAman Resorts. Por tierra, mar y aire (II)

Continuación de un viaje único e irrepetible por China, Bután, India y Srilanka. Y la alternativa de navegar a vela por las Islas de las Especias en Indonesia. Viajes que nos sirven de inspiración.

Finalizada la primera etapa de la Aman Private Jet Expedition, embarcamos hacia India.

Jaipur y Amanbagh en Alwar
El 18 de octubre el jet privado de Aman trasladará a los huéspedes desde Paro hasta Jaipur, capital del Rajastán conocida como “la ciudad rosa” por sus característicos estucos rosa pálido. Jaipur es una profusión de templos, fortalezas, galerías de arte, jardines y bazares. El icono de la ciudad es el City Palace, la antigua residencia del marajá de Jaipur y ejemplo fascinante de arquitectura mogol y rajput.

Amanbagh es un exuberante oasis de palmeras, frutales y eucaliptus dentro de un recinto vallado de 19 hectáreas, antaño utilizado como base para las cacerías reales y que evoca la elegancia palaciega de la época mogul, con sus pasillos de mármol, pilares esculpidos y altísimas cúpulas. Amanbagh es un punto de partida relajante desde el que explorar el rico patrimonio cultural del Rajastán, la espectacular región fronteriza de India. La topografía de la región circundante de Alwar alterna llanuras de arena salpicadas de montículos y peñascos que contrastan radicalmente con la frescura y el verdor de Amanbagh, la paz (aman) del jardín (bagh, en hindi). Tanto la terraza de la biblioteca como la del ático son dos lugares idílicos para cenar bajo las estrellas ante un paisaje espectacular.

El fuerte de Amber es una fortaleza a 30 minutos de Amber, la antigua capital de la región hasta que la corte se trasladó a Jaipur. Hawa Mahal o Palacio del Viento fue construido en 1799 por un marajá y es el monumento más reconocible de Jaipur, con sus cinco pisos y su forma semi-octogonal. Tiene nada menos que 152 ventanas con balcones y celosías. Los mercados y bazares de Jaipur son la meca de las compras. Este es también uno de los centros más importantes del mundo en la talla y pulido de piedras preciosas y semi-preciosas, incluidos los diamantes.

En Anwar, a dos horas de Jaipur, se encuentra el Amanbagh, desde donde los huéspedes pueden salir cada día de excursión por la región. A 15 minutos en jeep se encuentra Bhangarh, una antigua ruina llena de intriga y misterio. Es una ciudad medieval de gran importancia arqueológica. La leyenda dice que desapareció de la noche a la mañana, poco tiempo después de ser construida, y con ella sus magníficos bazares, palacios, jardines, templos y albercas. Si el ambiente nos inspira, este es un lugar ideal para la práctica del yoga. Por la tarde es toda una experiencia recorrer las aldeas cercanas a Amanbagh mientras los pastores recogen el ganado: vacas, cabras y búfalos se mezclan con la gente local que saluda al paso del coche, mientras los niños lo persiguen corriendo, divertidos. Es posible que nos inviten a un té en una de las casas, toda una experiencia inolvidable.

El parque nacional de Ranthambore, junto a las encantadoras colinas de Aravalli, es uno de los primeros santuarios del tigre. Se extiende a lo largo de 1.334 km2 y es el hogar de numerosas especies de animales salvajes. Fue antes coto de caza de los marajás de Jaipur y en 1955 fue declarado parque nacional.

Aman-i-Khás es un campamento situado al borde del parque nacional de Ranthambore, rodeado de bosque bajo. Permanece abierto de octubre a mayo cada año, la estación ideal para avistar animales. En el campamento hay 10 tiendas equipadas con aire acondicionado y altísimos doseles al estilo mogul. Hay también tres tiendas separadas donde se sirven las comidas, preparadas con los productos bio del propio huerto, y un spa para tratamientos. Dos veces al día se organiza un safari para observar a los animales salvajes: tigres, leopardos, hienas, cocodrilos, antílopes, gacelas…

El 22 de octubre continua el viaje en avioneta hasta Jaipur y a la llegada se embarca de nuevo en el jet privado para volar hacia Colombo, capital de Srilanka, y desde ahí por carretera a Galle.

Galle (Srilanka) y Amangalla
Patrimonio de la Humanidad, ciudad portuaria y cosmopolita, centro comercial desde hace más de un milenio, Galle combina las tradiciones cingalesas con la herencia dejada por los portugueses, holandeses y británicos. En el puerto histórico de Galle, entre las murallas del imponente fuerte exagonal de 36 hectáreas construido por los portugueses en 1505, se encuentra Amangalla, testigo de la vida activa diaria de la ciudad y de su pasado histórico, con edificios que se remontan a la época colonial. Por sus alrededores, los locales y los visitantes se reúnen para jugar al cricket, pasear y volar cometas. Srilanka es un país donde abundan las piedras preciosas y semi-preciosas. Aquí es posible hacer buenas compras, y regatear no está mal visto, incluso en las joyerías.

Tangalle y Amanwella
A hora y media de Galle está Tangalle, una de las ciudades más importantes del suroeste de Srilanka y puerto pesquero vital para la región. Tangalle es un paraíso de playas de arena blanca, con temperaturas suaves y vegetación exuberante. Amanwella está en mitad de un campo de cocteros, frente a una playa con forma de media luna. Su diseño modernista es obra del arquitecto más notable de la isla, Geoffrey Bawa, que utiliza materiales autóctonos. Este es el lugar ideal para practicar yoga en la playa, preferiblemente antes del desayuno.

Una de las experiencias más interesantes en Srilanka es visitar el mercado y la lonja de pescado a primera hora de la mañana. La descarga, despiece y venta de túnidos es todo un espectáculo. El mercado está a tan solo 10 minutos de Amanwella. Otra opción es pasear al atardecer por las callejuelas de la aldea de Wella Wathura, entre la vegetación tropical, donde es posible toparse con monos, liebres, mangostas y decenas de aves migratorias.

El 26 de octubre finaliza el periplo. El traslado a Colombo, para desde allí regresar a casa, puede realizarse por carretera (en tres horas y media) o en hidroavión (30 minutos). Un viaje pensado para personas con poco tiempo y mucho presupuesto, que también nos sirve de inspiración a los que tenemos la suerte de disponer de todo el tiempo del mundo pero andamos cortos de cash.

Más información en amanprivatejet@amanresorts.com

Aman Spice Island Expedition – Amandira
La navegación a bordo del Amadira dura 11 días, del 21 al 31 de octubre de 2016.

Indonesia, el mayor archipiélago del mundo, incluye muchas de las islas más espectaculares del planeta. Este recorrido permite explorar las antiguas rutas de las especias y la región conocida como Raja Ampat, a bordo del Amandira. Amandira es un velero de dos palos de 52 metros de eslora, un phinisi, el barco tradicional construido artesanalmente por la tribu Konjo. Combina el aire romántico de los antiguos navíos que surcaban las rutas de las especias con tecnología y servicios de última generación. Tiene capacidad para hasta diez pasajeros y una tripulación de diez personas, incluidos el chef y el maestro de buceo.

Situadas a 4,5º al sur del ecuador, las Islas de las Especias son minúsculos islotes exuberantes de vegetación en el Mar de Banda. Un paraíso tropical donde reina la paz, y a donde acudían los mercaderes de especias en busca de la tan apreciada nuez moscad, que solo puede encontrarse en un lugar como este.

La experiencia de buceo en estos fondos marinos es extraordinaria, con verdaderos oasis de corales repletos de vida marina. Este es el lugar ideal para practicar el buceo, el snorkel, kayak, paddle surf y también para pescar. Ya en tierra, las islas son una auténtica jungla bordeada por playas de fina arena blanca. En cinco de las islas hay pequeñas aldeas encantadoras y en Banda Neira, Besar y Run encontramos antiguos fuertes de la época colonial holandesa, vestigios de un pasado rico en relaciones comerciales. Gunung Api, la llamada “montaña de fuego” destaca por encima de este archipiélago y las vistas desde la cima, a 666 metros de altura, son maravillosas.

Una vez exploradas las Islas de las Especias, el Amandira zarpa hacia Raja Ampat, una región conocida por su diversidad. Son 40.000 km2 repartidos en 1.500 islas al nordeste del archipiélago de Indonesia, el punto donde el Pacífico se junta con el Índico. Las corrientes que se forman remueven los nutrientes y el plancton en el agua. Junto al clima tropical, este efecto alimenta los magníficos corales y la riquísima vida marina de la zona. La experiencia del buceo y el snorkel en esta agua es única. Además, se pueden explorar las grutas escondidas en la jungla en Tolomol, remar en kayak hasta cuevas gigantes y visitar los cultivos de perlas.

Amanikan, el segundo velero de Aman, de 32 metros de eslora y con tres espaciosos camarotes, está también disponible para zarpar hacia las Islas de las Especias en 2017. Esta aventura, accesible a solo unos pocos privilegiados, permite conocer una parte del mundo que felizmente aún permanece virgen.

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+