El Hedonista El original y único desde 2011

“No se puede encontrar la paz evitando la vida”. Virginia Woolf

Menu abrir sidebar

Escapadas

Moorings way of life.Comprando un sueño en las Bahamas

Algunos consideran lo de comprarse una isla un asunto un tanto presuntuoso. Teniendo en cuenta la exuberancia del paisaje de las Bahamas, a nosotros no nos hace falta.

Esta vez nos conformamos con saltar de isla en isla abordo del Catamaran 514 PC – 4 Cabin de Mooring. El distrito de Exuma Island – Bahamas, es el lugar perfecto para llevar a cabo esta propuesta de ocio, relax y naturaleza. Una manera salvaje de disfrutar del mar entre lo sofisticado y lo salvaje. Ese placer de estar en un lugar distinto donde se puede nadar junto a tiburones nodriza o bucear sobre un avión hundido.

Teniendo en cuenta que este distrito de Bahamas tiene más de 365, nos sale casi a una por día del año. Si tenemos barco propio la opción es sencilla, pero si lo Charteamos con Moorings evitamos mucho problemas. Solo dos requisitos, llegar a Nassau y tener tiempo para disfrutar lo que nos permita el calendario.

Ya saben: arenas blancas y aguas cristalinas (¿o era al revés?) y casi, casi, una isla para todo, incluyendo algunas donde podríamos encontrarnos con sus propietarios, entre los que se incluyen famosos extravagantes como Johnny Depp o Nicolas Cage.

En total, el archipiélago se divide en tres, Great Exuma, Little Exuma y ExumaCays, y todos ellos nos ofrecen opciones similares pero irrechazables.

Si queremos encontrar residentes permanentes, ya sean nativos o extranjeros, quizá una de las primeras opciones sea el céntrico Cayo Staniel, a algo más de 100 kilómetros de Nassau. Se trata de una comunidad tropical de marineros (unos 120) muy bien avenida y dispuesta a recibir a los nuevos visitantes. Fundada en 1783, tiene biblioteca, iglesia y suficientes servicios para facilitarnos la vida. Pero ante todo tiene un bar… y eso es un referente.

Aquí podemos sumarnos a todo tipo de regatas y actividades marítimas organizadas por la Staniel Cay Yacht Club, fundado en los 50, así como a las distintas festividades del año, que en Staniel se celebran de forma notable. Si lo que queremos es buceo, estamos de enhorabuena: gracias a sus cavernas espectaculares, barcos hundidos y los encantadores arrecifes de coral, aquí han venido los de Hollywood en diversas ocasiones a rodar sus batallas submarinas, de modo que puede que incluso encontremos algún recuerdo. Atención a la gruta Thunderball, donde se rodaron escenas de la espectacular Operación Trueno, una de las más míticas de la etapa de Sean Connery.

Pero Staniel Cay se reserva una actividad como poco inesperada: nadar con cerdos. Muy cerca del cayo está Pig Major Cay, una isla deshabitada pero poblada por – efectivamente – cerdos salvajes reconvertidos en hábiles nadadores, desde que en los noventa la población de Staniel decidiera trasladar allí los animales y de manera inesperada se convirtiera en uno de los principales reclamos turísticos.

Hasta los más escépticos con el mundo de la náutica disfrutan en este escenario. El placer de pescar nuestro almuerzo, poder seguir el curso de un pequeño rio hasta una playa secreta o abrir una cerveza Kalik o Sands hasta que se prepara nuestro almuerzo, no tiene precio.

No solo cerdos hay en Bahamas; naturalmente también hay iguanas. Cayo Iguana, o Little Water, es otro de los grandes destinos de las Exumas, territorio perteneciente a las iguanas Cyclura, una clase amigable lagarto en peligro de extinción que solo existe en las islas (aunque hay hasta siete especies distintas), y a la que se ha dedicado un gran esfuerzo por conservar. Podemos llegar en kayak o en barco desde New Providence, y disfrutar de esta reserva natural relativamente aislada pero al alcance de nuestra mano.

Black Point es otro lugar destacado de las Exumas. Se trata, sin embargo, de un asentamiento menos turístico, y también el más grande del archipiélago excluyendo Gran Exuma. Tiene escuelas, tres iglesias, tiendas y otros servicios, además de un puesto de información donde obtener datos del resto de los cayos.

Es uno de los lugares ideales para aprovisionarnos e informarnos de lo que pasa en casa navegando, pero esta vez por internet. Por supuesto, también hay excelentes playas donde bucear y restaurantes donde detenernos a disfrutar de la comida de las Bahamas.

El Cayo Little Farmers es otro asentamiento con historia. Fue iniciado por Chrisanna, una antigua esclava de Gran Exuma que llegó con sus hijos y que compró la isla a la Corona Inglesa. Casi todos sus 55 residentes descienden de este grupo inicial y, naturalmente, se dedican a la pesca.

Los tres restaurantes de la isla se aprovisionan de pescado local y también hay suficientes servicios para que no necesitemos mucho más. Tienen su festival propio, a principios de febrero, al que acuden habitantes de las demás islas para beber y bailar, así como un Festival de la Cerveza en julio. Nunca olvidaremos bucear por sus arrecifes de coral.

Más información: Moorings
En España, contactar con Aproache, Cl. Antonio Flores, 1. 28004 Madrid. Tlf: 915 913 452

Escapadas

Escapadas

Comprando un sueño en las Bahamas

Eduardo Torres Barquilla

Algunos consideran lo de comprarse una isla un asunto un tanto presuntuoso. Teniendo en cuenta la exuberancia del paisaje de las Bahamas, a nosotros no nos hace falta. leer

Escapadas

Noruegos del Norte

Miguel de Santos

Los noruegos del norte habitan en torno al círculo polar ártico, el paralelo 66°33′ al norte del ecuador. Últimamente, esa línea imaginaria se ha puesto muy de moda. Quién no ha oído hablar de las auroras boreales. leer

Escapadas

Islas Lofoten y bacalao Skrei

Eduardo Torres Barquilla

Las islas Lofoten son un rincón salvaje, por encima del Círculo Polar Ártico, donde ver paisajes completamente excepcionales, diferentes a todo lo conocido. Se pueden descubrir a través de una ruta de casi 400 kilómetros donde parece que las montañas quieren bucear leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+