El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

Maldivas: 3 versiones del paraíso

En pareja, a solas o en grupo, las Islas Maldivas son uno de los últimos paraísos sobre el mar.

El nivel del mar no debería seguir subiendo. Si acaso, bajar un poquito, para continuar disfrutando por muchos siglos de los escasos paraísos naturales que aún conserva nuestro planeta: los atolones de coral del Océano Índico, un edén tropical de playas blancas deslumbrantes, lagunas turquesas y palmeras mecidas por la brisa del mar. Las Islas Maldivas son un pequeño estado insular formado por un conjunto de 1190 islas coralinas, distribuidas en 26 atolones, donde el lujo y la ecología son compatibles. Cuestión de supervivencia.

De entre las múltiples opciones para disfrutar de este paraíso, hemos seleccionado tres, porque incluso en el cielo hay clases: The Residence Maldives, por su ubicación en un remoto rincón inexplorado al sur de las Maldivas, sobre uno de los atolones más grandes y profundos del mundo; Six Senses Laamu, por su filosofía absolutamente respetuosa con la naturaleza y su ambiente ‘Robinson Crusoe’; y la experiencia de navegar a bordo de un ‘dhoni, el velero típico maldivo, recalando en islas deshabitadas.

The Residence Maldives
En la paradisíaca isla privada de Falhumaafushi, en el atolón cristalino de Gaafu Alifu, se encuentra The Residence Maldives, un santuario de la vida marina. A este remoto resort del sur se llega en barco después de aterrizar en el aeropuerto de Koodoo. Merece la pena alejarse de Malé, la capital, y de las islas más habitadas del norte, para disfrutar aquí de la auténtica paz y del relax más absoluto y sibarita. The Residence está diseñado en armonía con su entorno natural y la arquitectura reproduce las viviendas típicas de las islas; el servicio aquí es impecable, atento y discreto y las opciones de deportes náuticos son infinitas: snorkelling, catamarán, windsurf, kayak, paddle surf, buceo, pesca en alta mar, excursiones a islas desiertas y aldeas locales…, incluida la opción de pasar alternativamente de la playa a la piscina, de la hamaca a la arena, en un estado de indolencia perfecta . Las villas, tanto las de la playa como los palafitos, son tranquilas, frescas y aireadas, y están decoradas en tonos suaves empolvados, con muebles de teca, camas enormes y zonas de estar muy espaciosas. Todas cuentan con sundeck de madera y la mitad disponen de piscina particular, perfecta para un chapuzón. Las vistas son únicas: incluso la bañera asoma al mar.

En The Residence la gastronomía es un regalo: desayuno y almuerzo à la carte, cocina asiática ligera y sofisticada por la noche, aperitivos y tapas en el Beach Bar, cóctel al atardecer en la cama balinesa, y especialidades mediterráneas en el maravilloso Falhumaa. Para los más románticos, cenas para dos sobre la arena bajo las estrellas, en una de las islas desiertas vecinas.

The Residence cuenta con el primer Spa by Clarins de las Maldivas, con tratamientos angelicales en mitad de la laguna. Yoga, meditación y masajes a cargo del equipo de terapeutas balineses e indios completan la experiencia más hedonista.

Six Senses Laamu
Six Senses es sinónimo de respeto y amor por la naturaleza. Este resort es el único construido sobre el precioso atolón de Laamu, al sur de Maldivas, y es perfectamente sostenible sin por ello perder un ápice del lujo más exclusivo. Algunas áreas de la isla siguen intactas, y el resort dispone de su propio huerto ecológico. Además de todos los deportes náuticos imaginables, este lugar es ideal para practicar el surf.

Lo que hace único a Six Senses Laamu es la sensación de vivir como un Robinson Crusoe moderno: uno ni siquiera se percata de que en este lugar no hay una sola piscina, las estancias son perfectas por su exquisita simplicidad, se prescinde del odioso aire acondicionado gracias a una arquitectura y decoración inteligentes. Y aun así, el confort es máximo y el ambiente, mucho más relajado que en otros 5 estrellas de Maldivas. Uno tiene aquí la sensación de haber encontrado el paraíso perdido. A Laamu también se llega en hidroavión desde la capital Malé. Son 40 minutos de vuelo seguido de un corto trayecto en barco.

Six Senses mima el cuerpo y la mente. Sus programas de yoga, con la reciente incorporación de un programa de yoga aéro, y las modalidades Vinyasa para estirar y fortalecer, y Bikram yoga para eliminar toxinas, que hemos probado y es absolutamente fantástico, junto con la meditación y la relajación, son ideales para poner a punto el cuerpo y la mente. Las clases pueden ser individuales o en grupo y se adaptan totalmente a las necesidades del huésped.

En Six Senses Laamu la conexión con la naturaleza es total: los delfines nadan a lo largo de su costa y la ‘Yin Yang’, la ola para surfear más famosa de Las Maldivas, se rompe a poca distancia del resort. También los principiantes pueden iniciarse en este deporte.

Para finalizar el día, nada como un tratamiento en el spa a base de exfoliante de coco con miel orgánica, seguido de un cóctel al atardecer y una cena en uno de los seis deliciosos restaurantes del resort.

Navegación a bordo de un ‘dhoni’
Las Maldivas poseen un clima cálido durante todo el año, ideal para coger el bañador y un pareo y navegar a bordo de un ‘dhoni’ con un grupo de amigos por las islas y atolones más salvajes y deshabitados. Mint 57º nos propone una travesía de una semana a bordo de este barco, junto al capitán y su tripulación. Toda una aventura para descubrir los atolones paradisiacos de las Islas Maldivas de una forma diferente y original , visitando pueblos de pescadores e increíbles playas de arena blanca, buceando bajo la cristalina superficie del mar y descubriendo la fascinante fauna acuática de corales, grandes mantarrayas, tiburones de puntas blancas y según la estación, inofensivos y majestuosos tiburones ballena. Con hermosos atardeceres de mil colores y una gastronomía autóctona, genuina y fresca.

Escapadas

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+