El Hedonista El original y único desde 2011

“Todos los que parecen estúpidos, lo son y, además también lo son la mitad de los que no lo parecen.”. Francisco de Quevedo

Menu abrir sidebar

Escapadas

De la mano de Guiding Architects y el Barcelona Design CenterPoblenou, el nuevo barrio de Barcelona

El nuevo distrito tecnológico e innovador conserva el encanto del barrio de toda la vida. Recorremos su arquitectura, lugares de diseño, su playa y el mar.

Con las Olimpiadas de 1992, Barcelona se abrió al mar. El embrión del nuevo Poblenou fueron la Villa Olímpica y el Puerto Olímpico de Barcelona 92, que entonces nos parecía que estaban lejísimos de todo. Mientras la Expo’92 de Sevilla, el otro acontecimiento universal que vivimos aquel año, apenas ha dejado huella y nos encontramos los terrenos de la isla de La Cartuja en situación de semi-abandono (ver El País), el distrito tecnológico e innovador de Poblenou es una historia de éxito.

Éxito que no se ha logrado de la noche a la mañana porque no basta con inyectar dinero público para que un proyecto perdure más allá de la ceremonia de clausura y los fuegos artificiales. Se necesitan ideas, contenidos y sobre todo capacidad para arrastrar a empresas y a personas que son las que finalmente insuflarán vida y harán crecer a la criatura, en este caso un nuevo proyecto de barrio. Gente que se instale y viva, idee e innove, renueve y utilice edificios, abra negocios y compre en ellos, pasee, charle, monte en bici, se siente en una terraza a tomar una cerveza o a leer el periódico. En el caso de Poblenou, sus habitantes incluso salen a correr frente a la playa, se dan un chapuzón en el mar y practican windsurf o paddlesurf a la vuelta de la esquina.

Poblenou se ha convertido en el barrio de moda de Barcelona. A los que vivimos en Madrid el mar nos da envidia, sí. Pero en Poblenou aún más envidia nos dan los magníficos edificios industriales del XIX, de aire neoyorkino, reconvertidos hoy en lofts, en espacios de creación, en galerías de arte. ¿Un nuevo distrito tecnológico e innovador donde despuntan la arquitectura de vanguardia y el diseño? Mucho de eso hay, sí. Pero además, Poblenou mantiene intacto el encanto de “barrio de toda la vida”, especialmente en su Rambla que llega hasta el mar y cuyo ambiente nada tiene que ver con las famosas Ramblas de Barcelona.

22@ o 22@Barcelona es el nombre corporativo que recibe el espacio de remodelación urbana de Poblenou, la antigua área industrial de Barcelona conocida como el “Manchester catalán” en el XIX y que se extiende entre la Diagonal y la Meridiana, con la Plaza de las Glorias como vértice, hacia el mar.

22@ se creó con la intención de convertir Poblenou en el distrito tecnológico e innovador de la capital catalana y también para aumentar los espacios de ocio y residenciales, que buena falta hacían en una Barcelona saturada. Las obras, que comenzaron en el año 2000 y abarcan casi 200 hectáreas de terreno, siguen en marcha. El modelo de transformación urbana, económica y social de 22@ creará en total 4 millones de m2 de superficie construida, de ellos 3,2 dedicados a actividades productivas y los restantes 800.000 m2 a viviendas y servicios. Hablamos de un modelo mixto que favorece la cohesión social y el desarrollo urbano y económico sostenible y equilibrado y que respeta el Plan de Protección del Patrimonio Industrial.

Elhedonista ha recorrido Poblenou de la mano de expertos que nos han transmitido su visión del barrio, cada uno desde su óptica.

Lorenzo Kárász y Hans Geilinger, de Guiding Architects, nos han mostrado cómo tratar el patrimonio industrial, integrando o contraponiendo la nueva arquitectura a los edificios existentes; Barcelona Design Center ha seleccionado para nosotros los Top 10 de Poblenou dentro del BCN Design Tour, y Bárbara Barrera, socia y co-directora de la agencia de comunicación Localcuatro, nos cuenta qué le ha llevado a mudarse a Poblenou y por qué es feliz en su nuevo barrio.

Visita guiada de arquitectura con Guiding Architects

Paseamos por Poblenou con Lorenzo Kárász, arquitecto de origen vienés formado en la ETSAB (Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Barcelona) y Hans Geilinger, catedrático-visitante de la ETSAB.

Observar una ciudad, un espacio, un edificio, a través de la mirada de Lorenzo Kárász te abre la mente. Aprendes a ver lo que hay detrás de lo evidente. Y llegas a comprender.

“En el Eixample de Barcelona, cada barrio se concibió como una pequeña ciudad, con su iglesia, su mercado, sus espacios públicos… Un espacio muy urbano con superposición de funciones y usos. Poblenou, en cambio, era un barrio meramente industrial. El reto ahora ha sido transformarlo en un barrio mixto, en un barrio vivo”.

Los dos arquitectos, que compaginan su trabajo en despachos de arquitectura con las visitas que organizan en Guiding Architects, han elegido mostrarnos dos ejemplos de cómo tratar el patrimonio industrial de Poblenou. Dos modelos que reflejan dos estrategias de cómo integrar lo existente y reinterpretarlo: Can Framis, un ejemplo de intervención que se fusiona, como una capa más, con la arquitectura pre-existente, y el campus de la Universidad Pompeu Fabra, con las facultades de Comunicación, Informática y Telecomunicaciones, donde se ha añadido un nuevo volumen arquitectónico, independiente, a los edificios industriales del XIX, y que cierra el patio de manzana.

Museo Can Framis

Can Framis es el último proyecto de la Fundación Vila Casas inaugurado en Barcelona en abril de 2009 como Museo de Pintura Contemporánea. A finales del siglo XVIII fue una fábrica de botones, propiedad de la familia Framis, que con el tiempo perdió su actividad.

Las bases del concurso para el proyecto de Can Framis, realizado por el Estudio BAAS Arquitectos, exigían preservar la antigua fábrica, catalogada. Ese era también el deseo de los vecinos del barrio. El arquitecto debía adaptarse a lo existente y además preservar el amplio patio interior.

El proyecto del estudio BAAS crea un nuevo volumen de hormigón rudo y lo fusiona con los edificios preexistentes, como una capa añadida, como una continuación. Can Framis es un espacio desnudo, de silencio, despojado de todo lo que grita. En su interior, el volumen nuevo no se distingue del pasado industrial y la arquitectura pasa a un segundo plano. Los materiales sencillos -hormigón, pladur, cemento pulido, ceden el protagonismo a las obras de arte expuestas, que juegan con la luz y el paisaje exterior, en un diálogo entre la obra y lo de fuera, donde un ventanal enmarca de pronto un bosque de álamos blancos. En el exterior, los vecinos se sientan en bancos de madera, entre los árboles, y al fondo, una de las emblemáticas chimeneas de ladrillo nos recuerda el pasado industrial de Poblenou.

El Media Cluster y la Universidad Pompeu Fabra

El 90% del proyecto de Media Cluster diseñado por 22@ está ya realizado. Entre las incorporaciones a este nuevo barrio de la comunicación está la Universidad Pompeu Fabra, que ha trasladado hasta aquí varias de sus facultades dedicadas a las ciencias y tecnologías de la comunicación. Es muy estimulante ver cómo, en un patio de manzana, conviven los estudiantes universitarios con los empleados de gigantes de la comunicación como Mediapro o editoriales como RBA, en un ejemplo a seguir de cómo la transformación urbanística debe ser, a la par, social y económica.

Aquí nos encontramos con un antiguo conjunto fabril, Ca l’Aranyó, dedicado a la manufactura del algodón en el siglo XIX. El edificio de ladrillo rojo es el resultado de la combinación de un proyecto muy inglés en cuanto a la imagen externa y los elementos estructurales, y una técnica constructiva catalana. Los viejos edificios industriales, en desuso pero muy interesantes, se reinventan con la llegada de 22@ y el Media Cluster. Lo existente se restaura y para cerrar el patio de manzana se añade un nuevo volumen que “reproduce”, como en un efecto espejo, el ladrillo de los edificios industriales, reinterpretado esta vez en forma de lamas. Aquí, lo viejo y lo nuevo, a diferencia de lo que ocurría en Can Framis, nunca se tocan, salvo a través de la planta subterránea donde se encuentra el Auditorio. También en este espacio nos encontramos con el landmark de Poblenou: la chimenea industrial.

Barcelona Design Center y BCN Design Tour

Barcelona Design Center BDC es un centro de promoción y dinamización del diseño en el ámbito empresarial e institucional creado en 1973 para promover el diseño como elemento estratégico y factor clave de innovación y competitividad.

Del 6 al 14 de junio celebra la 12ª edición de la Barcelona Design Week, cita ineludible del diseño, la creatividad y la innovación en Barcelona.

BDC ha desarrollado una app que permite descubrir y recorrer los principales locales, entidades, escuelas, hoteles, bares, restaurantes, tiendas de moda y librerías, así como otros sitios de relevancia que hacen de Barcelona una de las capitales mundiales del diseño. La app está dirigida a cualquiera a quien le interese el diseño y especialmente a arquitectos, diseñadores, fotógrafos, ilustradores y profesionales creativos.

BDC ha seleccionado para Elhedonista sus Top 10 del BCN Design Tour ubicados en Poblenou:

Arquitectura: Edifici Media TIC, Disseny Hub Barcelona, Can Framis.
Hoteles: Hotel Barcelona Princess, Meliá Barcelona Sky.
Espacio Urbano: Parc Diagonal Mar, Explanada del Fòrum.
Galerías y Showrooms: BD Barcelona Design, Espacio Simon 100
Tiendas: (en este caso es un mercado efímero) Palo Alto Market

La vida de barrio en Poblenou, por Bárbara Barrera

Además de conocer su arquitectura, sus centros de diseño y tecnológicos y su impulso innovador, queríamos bajar a la calle para saber cómo se vive en Poblenou y por qué todos quieren mudarse al nuevo barrio. Bárbara Barrera, de Localcuatro, nos lo cuenta de primera mano.

Me mudé a Poblenou buscando espacios más abiertos y menos contaminados. Buscaba el mar, principalmente. Vivir en Poblenou me permite estar cerca de la playa, salir a hacer deporte -el paseo marítimo de Poblenou es perfecto para correr e ir en bicicleta-, disfrutar de los deportes acuáticos: nadar hasta las boyas, practicar el paddlesurf, el windsurf… Poblenou además tiene vida el fin de semana y a la vez sigue conservando una tranquilidad que otras zonas como la Barceloneta o el Gótico, más castigadas por el turismo, han perdido. En Poblenou hay buenos servicios, posibilidades de ocio, un buen mercado, y siguen abiertos los pequeños negocios de siempre junto a otros que acaban de aterrizar. La conexión en transporte público es buena, aunque yo personalmente siempre que puedo me muevo en bicicleta.

Poblenou me aporta muchos contrastes: conserva el sabor de barrio “de toda la vida”, pero con nuevos pálpitos: se ha convertido en un espacio de creación, con estudios de diseñadores y galerías. Hay infinidad de espacios industriales reconvertidos, hay nuevas zonas residenciales. Las bodegas y bares míticos como el Trébol, la Tertúlia o la Pubilla del Taulat se entremezclan con otros nuevos y más sofisticados como el restaurante Minyam o la coctelería Balius, que antes era una droguería de barrio y sigue conservando hasta el rótulo, y donde los domingos por la tarde puedes escuchar jazz en directo. …

En Poblenou puedes sentarte a ver pasar a la gente en una de las terrazas de su Rambla, que por suerte nada tiene que ver con las famosas Las Ramblas. En el barrio conviven familias, nuevos inquilinos, extranjeros… es un barrio con vida, un barrio que ha rejuvenecido en un ambiente de mezcla. Hay muchos espacios de convivencia: centros cívicos, biblioteca, asociaciones vecinales… ¡con muchas fiestas populares!, teatro, museos como el de Can Framis, festivales,  markets, eventos deportivos… Es un barrio al que se han mudado muchos creativos en los últimos años, al comienzo atraídos por los alquileres más baratos”.

Quien quiera mudarse a Poblenou, el nuevo barrio de moda de Barcelona, ya sabe, tendrá que darse prisa.

Con nuestro agradecimiento muy especial a Guiding Architects Barcelona, por descubrirnos Poblenou y ayudarnos a ver más allá de lo evidente.

6 respuestas a Poblenou, el nuevo barrio de Barcelona

  1. David dijo:

    Gracias a todo esto, muchos hijos del barrio nos hemos tenido que ir, la especulación inmobiliaria,el turismo masivo,junto a los apartamentos turisticos que son mas rentables que el alquiler social es la cara oculta del barrio de moda en Barcelona. Envidia no, vergüenza.

    • GABRIELA DOMINGO dijo:

      Gracias por leernos, David. Si, la ley de la oferta y la demanda nos deja a veces en la cuneta. Como bilbaina, dudo que pueda regresar a vivir a mi barrio de toda la vida, pero ¡qué orgullosa me siento de Bilbao!, aunque los precios de los pisos estén por las nubes. Haremos como los neoyorkinos, nos mudaremos a Brooklyn, que tampoco está nada mal.

  2. Maria dijo:

    Vivir en este barrio con los precios desorbitados que tienen los pisos de alquiler resulta incompatible para las familias que tenemos un sueldo medio y después de 15 años aqui y tener a los niños matriculados en colegios de la zona, no me queda otra opción que irme a otro barrio o población para sobrevivir. Es el precio de la fama !!!

    • GABRIELA DOMINGO dijo:

      Gracias por tu opinión, María. Si algo nos gusta de Poblenou, muy especialmente, es su personalidad de barrio mixto. Esperemos que continúe así. Un saludo.

  3. Ana dijo:

    Efectivamente vergüenza! Una ex cooviviente de pueblonuevo. Vendimos nuestra casa de toda la vida nos mudamos con mi madre tras casi 60 años en ese barrio por el turismo, la especulación, los hoteles… Nos hemos ido de nuestro barrio por que nos han echado, no queremos vivir donde lo univo que importa es el dinero que traen los turistas.

  4. Ignasi dijo:

    Poblenou es un barrio excepcional que aglutina todo lo mejor de la esencia de Barcelona. Personalmente prefiero las calles llenas de vida y servicios que los solares vacíos y las naves abandonadas. Un paseo por la calle Marroc o PereIV o un vistazo al recinto abandonado de Can Ricart demuestran que queda mucho por hacer. Que no decaiga el impulso transformador!

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+