El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Escapadas

En Tulum (México) y Ubud (Bali)Vacaciones para el cuerpo y la mente

Propuestas de vacaciones para renovarnos por completo. Bikini bootcamp en Mexico y retiro de yoga en Bali.

Cada vez aprovechamos más nuestras vacaciones para someternos a una puesta a punto completa, de cuerpo, mente y espíritu. Reconocemos que es un plan de chicas, al que también se apuntan algunos chicos. Nosotros mismos lo hemos probado y aseguramos que sienta de maravilla, toda una experiencia que nos renueva por dentro y por fuera.

Amansala Bikini Bootcamp, Tulum, Mexico
La idea se le ocurrió a Melissa Perlman: crear un lugar a donde la gente pudiese ir de vacaciones, sola o en compañía, a hacer ejercicio y practicar yoga con los mejores profesores, ponerse en forma, comer sano y rico, disfrutar de una de las playas más bonitas del mundo y hacer excursiones, con otras personas de inquietudes similares, para volver a casa sintiéndose mejor y con un aspecto fantástico. Un lugar sencillo, cómodo y descomplicado. Dicho y hecho: Melissa hizo la maleta en Nueva York y aterrizó en Tulum, Mexico, donde fundó el primer Bikini Bootcamp.

Nos lo advierte una amiga que lo ha probado: estas son unas vacaciones muy activas, dedicadas al fitness, al yoga, a dar paseos, nadar, bucear y bailar. Y también, cómo no, a relajarse, tumbarse al sol, dejarse mimar y comer rico y sano. El día comienza al amanecer con estiramientos en la playa y una caminata de una hora por la arena. A partir de ahí, hay variaciones: ejercicios de cardio, sculpt yoga, paseos en bici y kayak, bailes en diferentes versiones (salsa, africana, danza del vientre), abdominales, meditación, vinyassa yoga, clases de percusión… El día está organizado para aprovecharlo a tope, pero como esto tampoco es un campo de entrenamiento militar, todo es opcional y hay tiempo y espacio para disfrutar del mar, la playa, la tumbona, un buen libro, un mejor masaje o el dolce far niente.

Las excursiones por la zona son fantásticas: en bici hasta las ruinas mayas de Tulum, el tercer sitio arqueológico más visitado de Mexico, al borde del Caribe; un chapuzón en el Gran Cenote, ideal para bucear entre cuevas, con profundidades de hasta 10 metros, y ascensión a la pirámide de Cobá, por la jungla tropical, un lugar arqueológico impresionante, rodeado de cinco lagos.

Oneworld Retreats, Ubud, Bali
Kumara es un lugar dedicado al yoga y la meditación, un remanso de paz y tranquilidad situado a las afueras de la cada vez más turística e intransitable Ubud. El edificio principal, con las zonas comunes y la piscina, están en el nivel alto, y las habitaciones, en casitas independientes, van descendiendo por la montaña entre la vegetación tropical hasta llegar a un riachuelo. Frente a la enorme sala de yoga y meditación se levanta una pared tropical, como un jardín vertical de esos que tan de moda están ahora. Cuando estuvimos allí no paró de diluviar prácticamente en toda la semana y seguramente eso contribuyó a que la limpieza interior y la introspección fuesen mayores, devolviéndonos a casa como nuevos.

Oneworld Retreats lo fundaron hace ya muchos años Claude Chouinard e Iyan Yaspriyana. Al principio, los cursos de yoga no eran conocidos, a veces sólo había 5, 2 o incluso 1 único alumno en la clase, pero el curso jamás se suspendía por falta de quorum. Hoy los cursos están todos al completo, con gente que viene de Australia, Nueva York, Londres, Amberes, Japón o Madrid. La mayoría, mujeres de entre 25 y 55 años, abogadas, cirujanas, empresarias, estudiantes. Aparte de los cursos que dirigen Iyan y Wayan, cada mes hay un profesor occidental invitado que imparte un curso de yoga en torno a un tema diferente.

El día en Kumara comienza antes del amanecer. Es un momento muy especial cuando sales de tu habitación casi a oscuras para comenzar la meditación en la gran sala, acompañado de los sonidos de aves e insectos nocturnos. A lo largo del día hay varias horas dedicadas al yoga, que se intercalan con paseos por los maravillosos arrozales que rodean Ubud, excursiones en bicicleta al interior de la isla, hasta la región de los volcanes, allí donde aún no todo está invadido por los turistas, y visitas a templos y comunidades locales, con quienes se comparten ritos en lugares sagrados para los balineses. Uno de los momentos cumbre del retiro de yoga es el tiempo dedicado al silencio. Confesamos que no habíamos previsto este ejercicio: en un principio nos pareció que sería insoportable mantenernos mudos durante 48 horas, y ya habíamos tramado un plan en forma de escapada hasta un eco-resort vecino para tomarnos un gin-tonic al borde de la piscina y huir, huir del silencio atronador. Al final, resultó no sólo que aguantamos perfectamente dos días enteros sin abrir la boca, sino que nos costó romper el silencio y empezar a hablar. Estamos deseando repetir y nos parece de lo más saludable permanecer callados durante largo tiempo. Se lo recomendaríamos a más de uno.

Con una alimentación vegetariana y tratamientos orientales en el spa frente a los arrozales, la experiencia en Kumara es de lo más renovadora.

Escapadas

Escapadas

Rincones de Formentera

Gabriela Domingo

Si no le queda más remedio que visitar la isla pitiusa en pleno verano, intente encontrar un hueco en uno de estos rincones espectaculares. leer

Escapadas

Wadi Rum, planeta rojo

Gabriela Domingo

Si puedes prescindir tres días de una ducha en condiciones, adéntrate en el desierto. La recompensa: paisajes alucinantes solo para tus ojos. leer

Todo esto
y mucho más
en Escapadas
+