El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

Diplomacia o la noche en que París no ardió

Solo por escuchar sus diálogos en la voz de Dussollier y Arestrup merece la pena ir al cine.

En 1966 el director francés René Clément adaptó al cine la novela ¿Arde París?, que Dominique Lapierre y Larry Collins habían publicado solo dos años antes. Rodeado por un elenco de actores internacional, en el que figuraban muchas de las estrellas más rutilantes de la época, y con un guión firmado por Francis Ford Coppola y Gore Vidal, Clément puso imágenes a este excelso relato sobre la liberación de la ciudad de la luz a manos de las tropas aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. El título de la novela y de la película era la pregunta que, supuestamente, Hitler hacia con insistencia por teléfono a sus hombres en París. Sabiéndose derrotado, el führer había ordenado destruir la capital de Francia y, siguiendo sus órdenes, las tropas alemanas habían llenado de explosivos los monumentos más emblemáticos de la ciudad. Sin embargo, finalmente la orden no fue ejecutada y París se libro de una destrucción a la que parecía estar condenada. Cuarenta y ocho años después, el alemán Volker Schlöndorff retoma esta historia en Diplomacia para contarnos las razones por las que París no fue destruido, tal y como Hitler planeó. Para ello se sirve de una obra de teatro escrita por el francés Cyril Gely y de dos de los mejores actores de Francia: André Dussollier y Niels Arestrup.

Todo lo que ocurre en Diplomacia transcurre en una noche. La noche del 23 de agosto de 1944. Raoul Nordling, el cónsul sueco en París, acude de incógnito al hotel Meurice para entrevistarse con el general Dietrich von Choltitz, gobernador militar alemán en París. El cónsul quiere convencer a Choltitz para que no ejecute la orden de activar los explosivos que harían volar lugares como el museo del Louvre, la catedral de Nôtre-Dame, el Palacio de la Ópera o la Torre Eiffel. El general se niega. Es un soldado y cumple órdenes, es su deber. Pero también hay otras razones. Apenas un mes antes, varios generales alemanes habían intentado asesinar a Hitler en la que se denominó Operación Valkiria y este suceso dio pie a una ley llamada Sippenhaft que ampliaba el delito de traición y su consecuente castigo a toda la familia del traidor. La misión de Nordling parece imposible. Sin embargo, en el último momento, el cónsul consigue que Choltitz acepte desobedecer a Hitler. París se salva gracias al diálogo. Gracias a la diplomacia.

Volker Schlöndorff hace lo mejor que se puede hacer cuando se filma una obra de teatro, dejar que el diálogo fluya y que los actores hagan su trabajo. El director adereza este duelo interpretativo con imágenes bellísimas de un París que, pese a todo, pudo amanecer a un nuevo día. No hay suspense, puesto que ya sabemos el desenlace. De modo que toda la tensión dramática se sostiene sobre los hombros de Dussollier y Arestrup. Y los actores cumplen con su cometido, especialmente Arestrup al lograr contener un personaje que parecía predestinado al histrionismo. Los dos veteranos intérpretes disfrutan y se nota. No en vano, ya se metieron en la piel de estos personajes sobre los escenarios en 2011. Los conocen, los han hecho suyos y por eso lo mejor de esta película es su espléndido trabajo. Es posible que nada sucediera realmente como lo cuenta Gely. Puede que Nordling no fuera tan astuto ni Arestrup estuviera tan atormentado. No importa. Solo por escuchar sus diálogos en la voz de Dussollier y Arestrup merece la pena ir al cine. Y sí, por supuesto, merece más la pena si los escuchamos en versión original.

En la mayoría de los cines donde se ha estrenado Diplomacia también se proyecta, antes de la película, un divertidísimo cortometraje español llamado La gran invención, dirigido por el economista y escritor Fernando Trias de Bes. En el año 2027 la televisión pública francesa emite un documental conmemorativo, en el que explica las razones por las que la Unión Europea fue disuelta diez años antes. Un desconocido director español llamado Carlos Giró fue el responsable. Su película La gran invención contaba como el III Reich redactó un plan llamado Unión Económica Europea, que debía ser ejecutado en el supuesto de que los alemanes perdieran la guerra. En él se esbozaban las bases del diseño del euro y de la Unión Europea. El revuelo que se armó cuando fue estrenada desembocó en el fin de la Europa única. El falso documental de Trias de Bes convierte a Alemania en responsable de una segunda invasión a Europa, esta vez económica. Lo que cuenta puede parecer descabellado, aunque tiene un poso de verdad realmente aterrador. Un corto de ciencia ficción, o no, que nos hace reír y sufrir casi a la vez.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+