El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

Las películas que nos siguen haciendo creer en el cineLas 10 mejores películas de 2015

Nuestro ranking cinéfilo es también un viaje a través de filmografías tan desconocidas como la israelí, la chilena, la africana o la húngara.

No están todas las que son, pero desde luego las que están son y mucho. Ni el tiempo ni la limitada distribución de títulos en nuestras salas nos permiten ver toda la producción cinematográfica del año. Pero, aún así, estamos seguros de que estas diez películas que a nosotros nos dejaron huella merecen como mínimo un visionado. El ranking de El Hedonista con lo mejor que nos dejó el cine en 2015 es este:

1. Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia). En el top de esta lista no podía estar otro título. Birdman llegó a nuestras salas a principios de año y ninguna otra película estrenada después ha podido arrebatarle el trono de ser el mejor filme del año. Alejandro González Iñárritu estrenará en febrero su último trabajo, El renacido, pero tiene difícil superar el listón que se puso a sí mismo con Birdman. Su primera incursión en la comedia, llamémosla así, dio como resultado una película sorprendente, originalísima, divertida y triste a la vez, magnética y fascinante. Una delicia y una cinta indudablemente magnífica.

2. Sicario. El canadiense Denis Villeneuve es uno de los directores más interesantes del panorama cinematográfico actual. Nos sorprendió más que gratamente con Incendies, Prisioneros y Enemy, tres películas muy diferentes pero igual de hipnóticas, y volvió a confirmar su talento con Sicario. Este trepidante thriller sobre el narcotráfico nos atrapa por su absorbente trama y por su impecable estilo visual. Sicario es un filme en el que el suspense va siempre in crescendo y en el que nada de lo que ocurre es previsible. Una cinta tan brillante en lo formal como en lo narrativo.

3. El club. El chileno Pablo Larraín protagonizó otra de las sorpresas del año. El club es una película magnífica, rodada con inteligencia y astucia, y con un arranque, un climax y un desenlace realmente magistrales. Aunque su argumento es tan duro que, probablemente, ahuyente a más de un espectador. Demoledora, brutal y en ocasiones incluso incómoda de ver, El club es un relato trágico y a la vez pleno de humor negro sobre la cara más oscura de la iglesia. Una gran película, sin duda, aunque no apta para todos los paladares.

4. Phoenix. Tras la estupenda Bárbara, el realizador alemán Christian Petzold volvió a reunirse con la actriz Nina Hoss en Phoenix y el resultado fue de nuevo un sólido y creíble melodrama sobre uno de los capítulos más escabrosos en la historia de Alemania. Plena de momentos de una desoladora intensidad dramática, Phoenix no nos ahorra ni un ápice del padecimiento de su atormentada protagonista, una mujer a la que los nazis le han robado todo, incluso su rostro. Una tragedia sobre el dolor, la perdida, la dignidad, el perdón y el amor llena de sensibilidad y con uno de los finales más tristes, bellos y conmovedores del cine.

5. Timbuktu. Una excelente muestra de que en África el buen cine también existe. El director mauritano Abderrahmane Sissako nos traslada hasta la legendaria ciudad maliense de Tombuctú en el año 2012, cuando fue tomada por un grupo de radicales islámicos. Timbuktu es una película tristemente necesaria para entender por qué las principales víctimas del yihadismo son los propios musulmanes. Un filme contra la sinrazón pequeño, inmenso y valiente narrado con una demoledora sencillez.

6. El puente de los espías. Steven Spielberg sigue en plena forma y lo vuelve a demostrar con este thriller que rinde homenaje a un cine que lamentablemente ya no se hace. El puente de los espías tiene aroma a clásico y está rodado con mucha sabiduría, astucia y un envidiable sentido del ritmo. Con guión de los hermanos Coen y Matt Charman, lo ultimo de Spielberg es un genial divertimento ambientado en la época más difícil de la Guerra Fría. Una cinta de aventuras como las de antes, escrita y dirigida con maestría.

7. Fuerza mayor. Desde Suecia nos llegó esta negrísima comedia sobre la familia y el rol que el hombre desempeña en la sociedad moderna. Ruben Östlund rasca el esmalte blanco como la nieve de una familia aparentemente perfecta para mostrarnos las miserias que realmente se esconden detrás. Perfecta en el fondo y en la forma, en Fuerza mayor no hay moralismo, ni moraleja, ni mensaje. Por no haber, no hay ni buenos, ni malos, ni héroes. Östlund solo pretende contarnos que nadie es perfecto y que la redención, a pesar de los pesares, es posible.

8. La fiesta de despedida. Otra excelente muestra de una cinematografía también muy desconocida en nuestro país, la israelí. La fiesta de despedida conjuga comedia y eutanasia con delicadeza, tacto y buen gusto. El resultado es una cinta que invita a la sonrisa y a la reflexión, llena de momentos divertidos y conmovedores. Dirigida por Tal Granit y Sharon Maymon, La fiesta de despedida pasa de la risa al llanto con pasmosa naturalidad y es una lúcida reflexión sobre la vejez y la libertad de decidir.

9. White God. De una forma nada intencionada, este ranking está resultando ser un puzzle de nacionalidades en el que, lamentablemente, no está representado nuestro país. White God nos llegó desde Hungría de la mano de Kornél Mundruczó y es una inclasificable película que se mueve aleatoriamente entre el drama, el thriller de suspense y el terror. Mundruczó nos habla de tiranía y superioridad racial sirviéndose de esta parábola sobre una rebelión canina contra los humanos. El mejor amigo del hombre pasa a ser su peor pesadilla. Pero, ojo, aquí los perros no son tales, sino que más bien representan a todas esas minorías oprimidas que un buen día podrían exigir sus derechos por la fuerza.

10. Corazón silencioso. Bille August regresó a su Dinamarca natal para rodar su mejor película en años. Corazón silencioso no llega a la genialidad de Las mejores intenciones, su gran obra maestra, pero es un estupendo relato sobre la eutanasia rodado con tacto, elegancia y una medida intensidad dramática que nunca llega a desbordar la pantalla. Hay que agradecerle a August su delicadeza a la hora de abordar un tema tan controvertido. Y es que Corazón silencioso nos emociona pero no nos agrade. Sentimos el dolor de sus protagonistas pero jamás nos estalla en la cara. Una cinta que recupera mucho de lo mejor de un Bille August al que ya creíamos perdido para siempre.

3 respuestas a Las 10 mejores películas de 2015

  1. angeles dijo:

    Gracias a este artículo, hoy estoy viendo muy buenas pelis. Gracias a su autor.

  2. Zimar dijo:

    Tienen buena pinta todas las películas que están incluidas. De ellas, no he visto ninguna.

  3. pedro perez dijo:

    tienen pollo su selecciones

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+