El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

La ética de los negocios

'El año más violento' rinde homenaje al thriller de los setenta, la época más gloriosa del género.

Homenaje al thriller de los setenta, la época –para algunos- más gloriosa del género, y atípica película de gánsteres, El año más violento ha sido, sin duda, la gran ninguneada de los Oscar 2015. El tercer trabajo del director norteamericano J.C. Chandor, tras las interesantísimas Margin Call y Cuando todo está perdido, es un estupendo fresco sobre los entresijos de la cultura empresarial del siglo XX que muestra como pocas veces hemos visto en el cine la cara oscura del gran sueño americano. Un filme más que recomendable y que hubiese merecido mejor suerte, pues no entró en la terna de los Oscar en ninguna categoría a pesar de su encomiable trabajo de dirección, de su magnífico guión y del indudable talento de sus dos protagonistas: Oscar Isaac y Jessica Chastain.

El título de la película hace referencia a 1981, el año más violento para la ciudad de Nueva York, según las estadísticas. En este escenario de violencia desatada y crímenes que nunca vemos, aunque intuimos a través del sonido de fondo de la radio y la televisión, se desarrolla la historia de Abel Morales, un emigrante hecho a si mismo que ha conseguido levantar junto a su esposa un imperio dedicado al transporte y almacenaje de combustible. Morales tiene cierta inevitable vinculación con la mafia: compró el negocio a su suegro, un gánster irlandés. Pero lo ha hecho crecer intentando respetar los márgenes de la ley. Acosado por la competencia, que lo quiere fuera del mercado sea como sea, y por la fiscalía, que le acusa de varios delitos económicos, a Morales le va a resultar muy difícil continuar abstrayéndose del verdadero funcionamiento de un mundo en el que la ética es solo una fachada tras la que se esconde toda la podredumbre de la corrupción.

Es palpable el gran “tráfico” de influencias que circula por las venas de El año más violento. Desde clásicos como Sidney Lumet, David Mamet, Coppola o Scorsese, a contemporáneos como James Gray o los fenómenos televisivos de Los Soprano y The Wire. J.C. Chandor no esconde sus referentes, de los que ha aprendido trucos y recursos para estilizar y convertir lo pequeño en grande y a los que debe esa bendita paciencia a la hora de cocinar una historia tan compleja como esta. Pero, y ahí reside su talento, consigue aliñar con todo ello una salsa de aroma y sabor propio. Chandor posee un estilo personal y reconocible, que llena de elementos en común tres películas tan aparentemente diferentes como las que ha realizado hasta la fecha.

El año más violento es un thriller de hechura clásica, cocido a fuego lento, elegante y absorbente. Una de esas películas que va entrando poco a poco en la trama y que te atrapa como la tela de una paciente araña. Hay acción, por supuesto. También denuncia, pues ni los negocios ni la política se escapan a la incisiva mirada de Chandor. Pero, por encima de todo, lo que tiene El año más violento es un concepto del ritmo que ya no es frecuente ver en este tipo de cine y a dos personajes protagonistas, antagónicos y complementarios, espléndidamente escritos y no menos espléndidamente interpretados por un actor de prometedora y ascendente carrera y por una de las mejores actrices con que cuenta el cine hoy en día.

Una respuesta a La ética de los negocios

  1. Pablo dijo:

    Pues ya me han entrado las ganas de verla.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+