El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

La isla de las dos Españas

El último thriller de Alberto Rodríguez, 'La isla mínima', es una gran película.

Las dos mejores películas españolas de este año tienen más de una cosa en común. Ambas son thrillers, aunque de diferente calado; ambas transcurren en Andalucía, aunque en escenarios muy distintos; y ambas comparten dos actores jóvenes que están dando mucho que hablar, aunque en una son protagonistas y en la otra secundarios. Nos referimos, por supuesto, a El Niño y a La isla mínima, el último trabajo del director sevillano Alberto Rodríguez, que compite dentro de la sección oficial del Festival de Cine de San Sebastián. Es de justicia decir que Alberto Rodríguez no ha rodado nunca una mala película. Desde su debut al alimón con Santi Amodeo en El factor Pilgrim (2000), Rodríguez ha construido una carrera notable y creciente en calidad, en la que destacan títulos como El traje (2002), 7 vírgenes (2005), After (2009) o Grupo 7 (2012). La isla mínima es su mejor película, algo especialmente meritorio si tenemos en cuenta lo buena que ya era la anterior, Grupo 7, y sirve para callar definitivamente la boca a quienes siguen pensando que el thriller es un género que le viene grande al cine español.

La isla mínima transcurre en el año 1980 y sigue a dos policías que son enviados desde Madrid a un pequeño pueblecito de Las Marismas del Guadalquivir para investigar la desaparición de dos adolescentes. Los detectives, ideológicamente en las antípodas, han sido expedientados, aunque por motivos muy diferentes, y la sanción es el destierro a esta tierra de nadie. Alberto Rodríguez nos sumerge por un lado en una investigación policial llena de misterio e intriga. Por otro, nos retrata la cara más oscura de una España que despertaba del letargo de cuarenta años de franquismo. Y lo hace escarbando en una sociedad rural que se resiste a enterrar los privilegios de los caciques y el abismo existente entre los que tienen derecho a todo y los que por no tener no tienen ni la esperanza en un futuro mejor. Los dos policías, interpretados por Raúl Arévalo y Javier Gutiérrez, son también una muestra de esas dos Españas condenadas a entenderse y, muy a su pesar, con más de un punto en común. Arévalo y Gutiérrez componen con veracidad, especialmente el segundo, dos personajes de una gran complejidad moral y emocional, plenos de contradicciones.

Mucho se ha escrito sobre las similitudes entre La isla mínima y la serie norteamericana de televisión True Detective. Algo inevitable pues es imposible que quien haya visto la serie no piense en ella al ver la película de Alberto Rodríguez. En ambos casos hay dos detectives de personalidades opuestas, un psicópata de retorcida crueldad, atmósferas oscuras, frías y húmedas, y paisajes bastante parecidos. Nuestras Marismas bien podrían ser un trasunto de la Luisiana profunda y, en consecuencia, no es descabellado afirmar que La isla mínima pueda ser un True Detective cañí. Pero las comparaciones son odiosas y sería del todo injusto que los fastuosos árboles de la espléndida True Detective nos impidieran ver el bosque de la no menos espléndida propuesta patria. La isla mínima puede ser tan absorbente, tan desasosegadora, tan inquietante, tan turbia, tan compleja y tan ambigua como True Detective. Alberto Rodríguez nos sirve un thriller tan lleno de matices como el mejor policíaco de allende los mares. Y lo mejor, nos lo sirve sin trampa ni cartón, con honestidad y credibilidad.

La isla mínima tiene unas hechuras tan bien ribeteadas que se puede recomendar sin miedo a quienes han visto True Detective, a quienes no la han visto y hasta a quienes denostan el cine español. Y dicho esto, vamos a resolver el misterio de los actores que la última película de Alberto Rodríguez comparte con El Niño. Se trata de Jesús Castro y Jesús Carroza, que en la cinta de Daniel Monzón interpretan al protagonista y al tarambana de su mejor amigo, y que aquí dan vida, respectivamente, a un guaperas que se lleva al huerto a las chicas del pueblo con turbios propósitos y a un joven guardia civil. Junto a ellos, más secundarios destacables, como Antonio de la Torre y Nerea Barros, en la piel de los padres de las dos chicas desaparecidas.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+