El Hedonista El original y único desde 2011

“Las preguntas no son nunca indiscretas. Las respuestas, a veces, sí”. Oscar Wilde

Menu abrir sidebar

Estreno

Marte (The Martian), su último trabajo, es de lo mejorcito que Scott filma en años. Un marciano llamado Matt Damon

Marte (The Martian) es lo mejor de Ridley Scott en años: puro cine de entretenimiento del bueno.

Que nadie se llame a engaño: Ridley Scott no ha vuelto. El director de esas dos joyitas de la ciencia ficción y del cine con mayúsculas llamadas Alien y Blade Runner hace mucho tiempo que se encuentra desaparecido. Pero, y aquí está la buena noticia, Marte (The Martian), su último trabajo, es de lo mejorcito que Scott filma en años. Puro cine de entretenimiento. De ese para degustar en familia o con amigos junto a un bol inmenso de palomitas y un refresco king size. De ese que no te deja tiempo para pensar ni tan siquiera pretende que lo hagas. De ese que no tiene mensaje ni va a cambiar tu percepción del mundo. De ese que se consume de un tirón, a pesar de sus más de dos horas de metraje, sin bostezos, sin cambios de postura en el sillón y sin mirar el reloj. Cine, en definitiva, para pasar un más que buenísimo rato; lo que no es poco.

Marte (The Martian) no es Interstellar ni Gravity. No nos da absurdas e incomprensibles lecciones de metafísica como la primera ni tampoco quiere ser un decálogo ultrarealista sobre la supervivencia en el espacio como la segunda. Y aunque siga la estela de cine espacial que parece haberse instalado en Hollywood como algo más que una tendencia, Marte (The Martian) es un atemporal y emocionantísimo relato que no pretende más que entretener y que, desde luego, lo consigue con creces. Es cierto que su trama puede resultar un tanto naif, que su tono paródico hace imposible tomársela en serio y que ese protagonista que nunca pierde la esperanza a pesar de los pesares está en las antípodas de lo humanamente creíble. Pero tampoco importa demasiado. Marte (The Martian) no engaña. Desde el principio nos deja meridianamente claras sus intenciones: que lo pasemos bien. Así, sin más. Y si somos capaces de olvidarnos de que quien firma esto es el mismo que firmo dos de las mejores cintas de ciencia ficción de la historia del cine, vamos a disfrutar de lo lindo.

Ridley Scott mira a las estrellas del firmamento y a las de la meca del cine para contarnos esta encantadora historia, basada en la novela El marciano de Andy Weir, sobre un astronauta que forma parte de la primera misión tripulada a Marte y al que sus compañeros abandonan en el planeta rojo por error tras un accidente. El pobre hombre del espacio se verá obligado a sobrevivir en este territorio hostil cultivando patatas, no perdiendo su sentido del humor y escuchando música disco de los setenta. Como una especie de 127 horas espacial, pero sin secuencias truculentas, Marte (The Martian) es un filme sorprendentemente alegre, optimista y divertido (no en vano la reina de la comedia Kristen Wiig es una de sus protagonistas), espléndidamente rodado y pleno de epatantes efectos visuales. Un relato con las dosis justas de suspense, tensión y humor. Cine de aventuras con envoltorio de modernidad pero con cierto aroma a clásico.

Y como Ridley Scott es un hombre astuto ha sabido rodearse de un elenco lo suficientemente atractivo e interesante como para que su presencia reclame a los espectadores a las salas de cine. Matt Damon está espléndido como el impasible astronauta perdido y es un placer volver a ver haciendo lo que sea a la omnipresente y maravillosa Jessica Chastain. Junto a ellos un desfile de rostros muy conocidos como Chiwetel Ejiofor (12 años de esclavitud), Kate Mara (House of Cards), Jeff Daniels (Dos tontos muy tontos), Kristen Wiig (La boda de mi mejor amiga) o Sean Bean (Juego de tronos). Todos ellos son la guinda a un blockbuster alegremente entretenido de principio a fin.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+