El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

'Roberto Devereux', una ópera hermosamente triste de Gaetano Donizetti, inaugura la temporada del coliseo madrileño.El Teatro Real se abre al belcanto más virtuosista de Donizetti

'Roberto Devereux', una ópera hermosamente triste de Gaetano Donizetti, inaugura la temporada.

El Teatro Real abre su temporada lírica con Roberto Devereux, uno de los títulos más representados de Gaetano Donizetti, prolífico autor de óperas tan populares como L’elisir d’amore, Lucia di Lammermoor, Don Pasquale, La fille du régiment o La favorita, y uno de los más grandes compositores belcantistas. Roberto Devereux es una ópera de gran complejidad vocal que Donizetti compuso en uno de los momentos más tristes de su vida; había perdido a sus padres, su esposa y sus tres hijos, y Nápoles estaba asolado por el cólera. De ahí la sobrecogedora belleza de esta pieza operística llena de pena, rabia y desesperación, que el propio autor definió como “la ópera de las emociones”.

Roberto Devereux transcurre en la corte de Isabel I de Inglaterra y narra la relación entre la soberana y Roberto Devereux, conde de Essex, enamorado realmente de Sara, una mujer mucho más joven que la reina y que está casada con el mejor amigo de Roberto, el duque de Nottingham. El libreto de Salvatore Cammarano está basado en la obra Elisabeth d’Angleterre de Jacques-François Ancelot y se aleja bastante de los hechos históricos pues concluye con la abdicación de una reina que, en la realidad, jamás llegó a renunciar al trono. Las licencias del libreto han llevado a los responsables de esta producción de la Welsh National Opera de Cardiff a alejarse también del realismo en su puesta en escena. La corte de Isabel I es oscura y sombría, como requiere el tono de la ópera de Donizetti, pero Alessandro Talevi, director de escena, y Madeleine Boyd, escenógrafa y figurinista, han reinventado y actualizado la estética del siglo XVI acortando las faldas, añadiendo mucho cuero y sentando a la reina en un trono que parece una araña articulada de metal. El resultado es surrealista, anacrónico y transforma a Isabel I en una suerte de Vivienne Westwood vestida de rojo y negro.

Afortunadamente, lo importante de Roberto Devereux son las voces y en la caja escénica del Real suenen esta vez a la altura de una ópera tan plena de virtuosismo. Mariella Devia, una veterana especialista en este rol, y Maria Pia Piscitelli se alternan como Elisabetta o Isabel I, lidiando con el personaje más difícil. Un auténtico tour de force para cualquier gran soprano que se precie pues aúna las agilidades más vertiginosas, agudos endiablados y un dramatismo que requiere una voz plena y rotunda, características poco comunes en las sopranos ligeras o de coloratura. A su lado, el norteamericano Gregory Kunde y el jerezano Ismael Jordi interpretan a Roberto Devereux. Kunde, uno de los grandes tenores del momento, nos regala nuevamente con su presencia pletórico de facultades a pesar de su edad. Jordi, por su parte, no desmerece en absoluto con su particular y brillante timbre tan adecuado para las óperas belcantistas. Ambos se llevan los aplausos más encendidos, confirmando que el rol que interpretan es el auténtico bombón de la obra. El coro y la orquesta, bajo las batutas de Bruno Campanella y Andriy Yurkevych, están especialmente afinados y certeros en esta ocasión, consiguiendo que la ópera transcurra con ritmo ágil hacia el apoteósico final.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+