El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

Una hermosa y triste película mutilada

La desaparición de Eleanor Rigby, un drama con una atmósfera sutil y elegante.

El debut en la dirección del guionista estadounidense Ned Benson era un díptico de tres horas compuesto por dos largometrajes en los que se mostraba una crisis en la relación de una pareja desde el punto de vista de ella y de él. Y digo era porque, tras adquirir los derechos de distribución de ambas películas, el polémico productor Harvey Weinstein decidió convertir La desaparición de Eleanor Rigby: Ella y La desaparición de Eleanor Rigby: Él en una única película de dos horas que será la que veremos en los cines y que ha bautizado como La desaparición de Eleanor Rigby: Ellos. Una pena, pues el magnífico resultado de este híbrido no hace sino abrirnos las ganas de contemplar el proyecto tal y como Benson lo concibió.

De momento, las dos películas solo se han visto en el Festival de Toronto el pasado año. Después, La desaparición de Eleanor Rigby ha pasado por otros festivales, como el de Cannes o, más recientemente, el de San Sebastián, pero en su formato reducido. El díptico se estrenará este mes de octubre en Estados Unidos, aunque solo en filmotecas y en salas dedicadas al cine no comercial. No tenemos noticias de que vaya a llegar a alguna pantalla de nuestro país. La desaparición de Eleanor Rigby narra una historia de amor truncada por un dramático acontecimiento que no se nos desvela hasta bien avanzado el metraje. Ella y él reaccionan de manera muy distinta ante la tragedia y esa escapada en direcciones opuestas es precisamente lo que propicia la ruptura. Estas formas tan dispares de sentir daban sentido al proyecto inicial de Benson, que pretendía narrar una misma historia bajo dos prismas diferentes. Aun así, los tijeretazos que Weinstein le ha dado a la ópera prima de Ned Benson no impiden disfrutar de esta obra incompleta, una brillante y contenida radiografía del dolor magníficamente interpretada por Jessica Chastain y James McAvoy.

La desaparición de Eleanor Rigby es una hermosa y triste película que huye del sentimentalismo fácil. Benson ha escrito un guión lleno de buenos diálogos, pero al plasmarlo en imágenes ha decidido primar los silencios y, sobre todo, las miradas. Un acierto, sin duda, porque la fuerza de las imágenes y de los ojos de Jessica Chastain nos acercan mucho más a las emociones. Chastain y McAvoy logran convencernos de la autenticidad de sus sentimientos con dos interpretaciones realmente conmovedoras y plenas de complicidad. A su lado, tres magníficos y veteranos interpretes, William Hurt, Viola Davis y la francesa Isabelle Huppert, les secundan y ayudan a relajar la intensidad de la tensión dramática. Sin tremendismos, sin cargar las tintas y sin la habitual sensiblería de algunos dramas norteamericanos, Benson logra crear una atmósfera sutil y elegante para mostrarnos, ajeno a los artificios, a dos seres humanos que intentan superar los zarpazos de la vida.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+