El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Estreno

Irrational Man es una película fresca, disfrutable de principio a fin.Woody Allen y su inclasificable thriller de humor

El director neoyorkino estrena 'Irrational Man', un filme que aúna misterio, comedia y filosofía.

Esa sentencia tan manida de que la peor película de Woody Allen es mejor que la mayoría de lo que se estrena en nuestras salas no deja de ser cierta por mucho que se repita. Woody Allen nos regala un nuevo filme cada año y aunque parezca que los ruede con los ojos cerrados, como aquel director de cine ciego al que interpretaba el propio Woody en su divertidísima comedia Un final made in Hollywood, siempre encontramos razones para verlos. Irrational Man, su último trabajo estrenado (ya ha rodado una nueva película y tiene en proyecto una serie de televisión para Amazon) no es lo mejor de su filmografía pero se sitúa bastantes puntos por encima de Magia a la luz de la luna, su anterior título, y está llena de diálogos inteligentes y de esos toques de intelectualidad tan poco pomposos y aparentemente ligeros que son desde hace años marca de la casa Allen.

Irrational Man es una cinta inclasificable y es posible que su visionado pueda provocar cierto desconcierto. Se trata de una película de suspense, y ahí se la podría emparejar con Match Point o Delitos y faltas, pero vestida de comedia, en la línea de Misterioso asesinato en Manhattan o Scoop. El problema es que ni resulta demasiado intrigante ni especialmente divertida. Y esa pertenencia a un terreno de nadie es tal vez su peor enemigo. Para compensar, Irrational Man deja el poso de un mensaje profundo y con una gran carga intelectual, que eleva en trascendencia un título de apariencia tan liviana. Una película fresca, disfrutable de principio a fin, hipnóticamente entretenida y con mucha mas mala baba de la que aparenta.

Así, a caballo entre el thriller y la comedia negra, Allen nos lleva de la mano a través de un idílico campus universitario de una pequeña ciudad norteamericana, en el que un profesor de filosofía recién llegado y al que precede su fama encandila a una profesora y a una alumna mientras intenta encontrar algo de sentido a su vida. Con esa premisa, Woody Allen filosofa sobre el bien y el mal, sobre si un acto delictivo puede justificarse desde un punto de vista ético y sobre el concepto universal de la justicia. No vamos a encontrar grandes dosis de suspense ni chistes para reír a carcajadas, pero su certero cinismo, su rigor intelectual y su aleccionadora conclusión la convierten en una película más que interesante a pesar de los pesares.

Woody Allen repite con Emma Stone, con quien ya trabajó en Magia a la luz de la luna, para la que ha escrito un personaje algo soso. El rey de la función es, sin duda, Joaquin Phoenix, un intérprete que parece muy alejado del universo Allen pero que se muestra bastante cómodo en la piel de este abatido escritor. Phoenix luce barriguita, suponemos que por exigencias del guión, y resulta creíble como filósofo atormentado y algo menos como seductor nato. Es verdad que la trama deja claro desde el principio que en su cerebro está su mayor atractivo, pero aún así no hubiera estado de más alguna ayudita externa. Claro que para gustos los colores.

Estreno

Estreno

Blade Runner 2049 (2017): las secuelas de ‘la Secuela’

Gabriel Domenech

La tan esperada como temida continuación de ‘Blade Runner’, la mítica película de Ridley Scott, ha aterrizado en nuestras pantallas. Las críticas y alabanzas al trabajo de su director, Denis Villeneuve, probablemente soslayen lo verdaderamente interesante del producto, su carácter de ‘secuela con pedigrí’. leer

Todo esto
y mucho más
en Estreno
+