El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Gadgets

Es el timbre de toda la vida, pero más bonitoLa reinvención del timbre para la bici

La firma norteamericana Spurcycle fabrica un timbre para bicicleta con un sonido hasta tres veces más largo que los demás y con cuidado diseño.

Vaya por delante que llevar timbre en la bici es obligatorio y que, aunque no lo fuera, constituye un elemento de seguridad muy importante.

Es cierto que no hay que gastar mucho para cumplir con la ley. Hay timbres muy baratos, de todo tipo y condición. Pero cuando uno lleva un verdadero hedonista dentro sabe apreciar que no todos los timbres son iguales.

Según el Reglamento General de Vehículos, publicado en el BOE en 1998, Capítulo II, Artículo 22, sí: hay que llevar timbre. Leyes aparte, el timbre es un elemento de seguridad necesario para alertar a peatones despistados y a otros conductores de bicis, motos y coches.

Más sonido, no es más ruido

El timbre de Spurcycle es muy discreto, apenas destaca en la bicicleta, de pequeño tamaño, pero muy efectivo: sus fabricantes afirman que el sonido es hasta tres veces más prolongado que el de un timbre normal. La idea es que en un mundo ideal, plagado de bicis y peatones, en lugar de automóviles, el poseedor de este timbre pueda alertar a otros ciclistas y viandantes con un sonido altamente audible, pero agradable, y que pueda hacerlo a mayor distancia con el fin de aumentar la seguridad de las personas, que tendrán tiempo así para reaccionar antes de que la bici se les acerque demasiado.

El Spurcycle Bell está pensado para poderse colocar en cualquier bicicleta y en cualquier posición, a gusto del propietario, con un criterio muy funcional. Está fabricado en acero inoxidable y bronce, mide 2,5 cm y pesa 42 g. Lo hay en negro y con el acabado natural del metal. Se abraza a todo tipo de manillares de bicicleta, a los de sección estándar y a los de mayor diámetro.

Spurcycle es una empresa norteamericana que fabrica productos para bicicletas y ciclistas, con el objetivo de que sean ligeros, sencillos de usar, prácticos, bellos y resistentes. Asegura que este timbre está garantizado de por vida, y que si no funciona en algún momento, se puede reenviar a la fábrica para su revisión y lo arreglan sin coste: sus timbres son los mejores ahora y para siempre, dicen.

No hace falta ser MacGyver para colocar el timbre en la bicicleta, pero para los que detestan leer las instrucciones y para los menos intuitivos existe un vídeo de instalación. Como mantenimiento, requiere una gota de lubricante al año, solo una.

El martillo que produce el sonido está cubierto de  la legendaria cera Renaissance, la más utilizada en el mundo de la restauración de antigüedades, y se aconseja sacar brillo de vez en cuando a la campana para que luzca con todo su esplendor. Si se rompe la abrazadera tienen más.

Lo envían a todo el mundo y el embalaje queda fenomenal para regalar a un exquisito, o a uno mismo, que es quien más se merece estos detalles.

Una respuesta a La reinvención del timbre para la bici

  1. Pedro Borrego dijo:

    Me encanta este timbre, no estoy ahora en disposición de gastarme lo que cuesta aunque pienso tenerlo en cuanto pueda o si la empresa tiene el detalle de regalármelo para hacer buena publicidad de él a todos los miembros del grupo del que soy administrador(es broma). Me gusta y estoy convencido de que tiene un sonido y calidad extraordinarios. Gracias por hacer accesorios con sabiduría y buen gusto.

    Pedro Borrego Torres

Gadgets

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Todo esto
y mucho más
en Gadgets
+