El Hedonista El original y único desde 2011

“ Yo sé que la poesía es imprescindible, pero no sé para qué.”. Jean Cocteau

Menu abrir sidebar

Gadgets

Puede contener dos botellas, cada una a diferente temperaturaPlum, el vino de la gente práctica

Una especie de electrodoméstico que conserva, enfría y sirve vino a demanda

Los románticos del vino preferirán mantener la botella en posición vertical, moverla lo menos posible, aplicar el cortacápsulas para cercenar en el punto exacto, limpiar el cuello con un paño de algodón blanco antes de fijar con cuidado el sacacorchos, girar su hélice con delicadeza, extraer lentamente el corcho, olerlo, comprobar hasta dónde está manchado…

Pero hay gente práctica que pasa de rituales. Para ellos está Plum, un sistema que promete dispensar el vino perfecto. Se trata de una especie de electrodoméstico con capacidad para dos botellas. En su interior cuenta con dos cámaras HD que escanean las etiquetas, identifican el vino y reconocen la cosecha, la variedad de uva, la región de producción, la bodega y otra serie de datos propios de la marca (más de seis millones, según afirman) destinados a determinar y mantener la temperatura adecuada para cada vino.

Al colocar la botella dentro de Plum, una aguja motorizada perfora la cápsula y el corcho, y a continuación presuriza la botella con gas argón, inerte y seguro, lo que evita la oxidación y protege el sabor y el aroma.

En cuanto Plum sepa qué tiene dentro, la etiqueta aparecerá en la pantalla y se pondrá a trabajar para mantener la botella a la temperatura exacta. Transcurridos unos 90 minutos, con un solo toque en el botón correspondiente, la máquina llenará nuestra copa y conservará el resto en condiciones óptimas.

Los fabricantes garantizan que el vino se mantiene sin alterarse durante 90 días, un espacio de tiempo que ningún amante de esta bebida va a llegar a comprobar jamás.

Un electrodoméstico más

Su apariencia es de electrodoméstico fino, de los de gama alta. Está fabricado en acero inoxidable pulido, con un frontal negro brillante y una pantalla táctil de vidrio con sensor de proximidad, que solo se ilumina cuando uno se acerca. Mide 38 cm de ancho, 43 cm de alto y 53 cm de fondo, pesa 20 kilos.

El Plum funciona enchufado a la red. Cuenta con wifi integrado, y se combina con una aplicación web para informar de la historia del vino. Es fácil de configurar; basta con conectarlo y seguir la guía en la pantalla táctil integrada.

Admite botellas de 750 ml con cualquier tipo de tapón.

La marca afirma que la precisión de la temperatura es acertada en más del 95 % de los casos, pero si uno no está de acuerdo con la máquina, puede ajustar la temperatura en la pantalla.

Igualmente, cuando el propietario de este aparato aprieta el botón, llena su copa con 5 onzas (unos 150 ml), ni más ni menos, pero nos deja que programemos otra cantidad.

Este gadget tiene un sistema de autolimpieza que detecta cuándo hay que introducir una botella que se suministra con el equipo y realiza la operación de puesta a punto, así que no requiere ningún trabajo adicional.

El cartucho que insufla el gas da para 200 botellas y la marca se ocupa de reenviar las recargas, que son reciclables. Hay un problema: el argón no puede transportarse en aviones.

Las agujas pueden llegar a perforar hasta 300 botellas.

Ni frío ni caliente

El sistema está bien porque a veces uno solo quiere una copa de vino y el resto se estropea; o porque, en cuanto hay dos personas, una prefiere blanco y otra tinto, o una Ribera del Duero y otra Ribeira Sacra; o porque antes de comer apetece un blanco, pero a la noche, en el sofá, nos gusta más un tinto…

Otra ventaja es que el vino de una botella abierta con Plum no cambia. La primera copa está en su punto, pero también la segunda y la tercera… Y si hay sedimentos, nunca llegarán a la copa.

El creador de Plum es el norteamericano David Koretz, un amante del vino. Nos lo imaginamos quejándose en todos los restaurantes del mundo. Dice que no entiende por qué la gente rechaza un chuletón frío o un café tibio y en cambio no protesta cuando le sirven el vino a una temperatura inadecuada. Él va a solucionar el asunto.

Gadgets

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Todo esto
y mucho más
en Gadgets
+