El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Gadgets

Se conecta con el móvil vía BluetoothSmart Rope, para saltar a la comba con estilo

Una comba para saltar que proyecta el número de vueltas y mide las calorías quemadas, como la cuerda de toda la vida, pero reinventada en Smart Rope.

Ya ni los juegos de toda la vida son lo que eran… ni falta que hace. Antiguamente, para saltar a la comba bastaba con encontrar una simple cuerda y atarle un par de nudos en cada extremo. Hoy eso está superado, gracias a la Smart Rope.

«The evolution of a classic»

La cuerda, por llamarla de alguna manera, se anuncia como la evolución de un clásico. Las ventajas del ejercicio y la diversión de saltar a la comba son como siempre, pero con la Smart Rope es posible situarse en otro nivel.

Primero por su diseño: resulta evidente que tiene una apariencia más glamurosa que las cuerdas de esparto. Pero además nos permite conocer el número de vueltas o saltitos que damos, y no lo hace de cualquier manera, sino con unas luces futuristas que flotan en el espacio y se pueden apreciar claramente incluso en espacios con mucha luz. El secreto está en el cable, que envuelve una sofisticada tecnología con 23 luces LED embebidas y que proyecta los números para que el saltador no se moleste en contar y pueda ocupar su mente, por ejemplo, en la reunión de esta tarde.

Otra ventaja es que este gadget se conecta vía Bluetooth con el smartphone y, mediante una aplicación, disponible para Android e iOs, nos dice las calorías quemadas, el tiempo de entrenamiento, los récords, el historial… Por supuesto, también se puede competir con otros usuarios y publicar los logros para que se entere todo el mundo.

Los mangos de la Smart Rope tienen un ángulo de 45º en la inserción con la cuerda porque, según sus fabricantes, es el adecuado para el manejo cómodo de la mano. Tienen distintos acabados —dorado, cromado y negro—, y si se desea, se pueden cubrir con unos grips de silicona de variados colores. En el interior de estas manetas de precisión, giróscopos y acelerómetros registran los giros, cruces y saltos del usuario. La cuerda rota en 360º, para que el ejercicio resulte suave y sencillo. Toda esta tecnología coreana pesa alrededor de 300 g.

Y sí, a diferencia de la cuerda de toda la vida, la Smart Rope necesita que recarguen su batería. Tiene un puerto micro USB y, al menos cada 30 días, debe conectarse durante dos horas, pero avisa cuando necesita alimento: se enciende un LED rojo al llegar al 20% de la carga. El cable y el cargador no vienen de serie, pero sirven los del teléfono o el ordenador.

Como no todos somos iguales, la Smart Rope se vende en distintas tallas que tienen en cuenta la altura y el peso del usuario, desde la XS a la XL, para que cualquiera pueda dar un bote, dos botes…

Gadgets

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Todo esto
y mucho más
en Gadgets
+