El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Gadgets

Protección en la bici sin renunciar a la estéticaUn casco que no te importará llevar

La firma Thousand crea un diseño especialmente pensado para ciclistas urbanos

Hay que reconocerlo: los cascos de bici no favorecen, y además su aspecto aerodinámico casa más con disputar el Tour de Francia que con el traje de oficinista. Quizá por eso muchos ciclistas urbanos pasan de ponérselo.

En los Estados Unidos mueren 1.000 ciclistas cada año. En España aumentan los fallecidos conforme va incrementándose la afición por las bicicletas; solo en 2015 se produjeron alrededor de 5.000 accidentes con 46 víctimas mortales.

El casco es necesario. Gloria Hwang llevaba 20 años montando en bici sin protección. Según cuenta, siempre tenía una excusa para dejar el casco en casa. Solo después de la muerte de su amigo decidió que tenía que cambiar. Ahora lo utiliza siempre, y además es la cofundadora de Thousand, una empresa radicada en Los Ángeles (EEUU) que ha conseguido lanzar este nuevo casco gracias a la plataforma de micromecenazgo Kickstarter.

La idea inicial fue salvar vidas. Por encima de todo Gloria Hwang pensó en la protección. Pero también en la imagen: había que hacer algo para que la gente quisiera, o al menos no le importara, ponerse un casco. Hwang recurrió a la sabiduría de John Larkin, un diseñador industrial que llevaba 30 años creando cascos para bicis.

Juntos realizaron mediciones detalladas hasta conseguir que el casco se ajustara cómodamente al mayor número de cabezas posible, que parece que no, pero son tan diferentes en su interior como en su exterior. Tras multitud de impresiones 3D y numerosos prototipos, llegaron a esta opción: cómoda, resistente al desgaste, favorecedora y segura para el ciclista.

El diseño de Thousand está inspirado en los cascos de equitación, en los clásicos de motocicletas de época y en los viajes de Jack Kerouac. Tiene un aire retro, pero es moderno. Apetece ponérselo para esos usos cotidianos del ciclista de ciudad: ir al trabajo, hacer recados por el barrio o encontrarse con los amigos.

El casco Thousand está fabricado en un material ligero y duradero, con acabado mate. Tiene siete orificios de ventilación, en la parte superior y posterior de la cabeza para un mejor flujo de aire, y dos canales internos de aireamiento. La cinta para atarlo es de cuero vegano, que se llama ahora, o sea, sintética, y reforzada con nailon. La hebilla para abrocharlo es magnética, con el fin de que no dé pereza atárselo. Hay tres tallas y tres colores: negro humo, azul marino y blanco luz de luna, más una edición limitada en dorado. Sus fabricantes afirman que todos sus componentes son ecológicos y éticos.

Resulta novedoso su sistema PopLock, pendiente de patente, por el que salta una especie de tapón donde figura la marca, para que el casco pueda atarse a la bici cuando uno se baja de ella. En Thousand están tan seguros de que es imposible robarlo que ofrecen reemplazarlo gratis en caso de que el propietario sufra la acción de un ratero habilidoso.

2 respuestas a Un casco que no te importará llevar

  1. Guillermo Morcillo dijo:

    Hola, cuando sale al mercado? Que precio tiene, caso para adulto? Gracias.

Gadgets

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Todo esto
y mucho más
en Gadgets
+