El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Gadgets

El granítico teléfono de Caterpillar amplía sus fortalezasCAT, un teléfono que no se rompe ni queriendo

El nuevo teléfono de CAT es robusto, resistente al agua y al impacto, apto para condiciones extremas y con una cámara térmica que detecta objetos y cuerpos incluso en completa oscuridad.

Caterpillar, la empresa conocida por sus fornidos bulldozers, también fabrica teléfonos con el mismo espíritu: no se rompen ni queriendo. Están especialmente indicados para trabajadores recios, deportistas en condiciones extremas y adolescentes. La compañía norteamericana lanza ahora un modelo con cámara térmica.

Un hedonista puede querer desconectar su móvil, pero no soporta que el teléfono decida apagarse por sí mismo. Para evitar los accidentes están los CAT, terminales altamente resistentes pensados para trabajadores de alto riesgo: leñadores, constructores, estibadores… También para deportistas aguerridos o, como dicen en su publicidad, para todos los «rugged refined».

Estos teléfonos son la marca favorita de militares, bomberos, cooperantes y gente que vela por la seguridad de los demás. Y no hace falta ser un hombretón de pelo en pecho para desear un smartphone resistente: los datos dicen que a uno de cada cinco se nos cae el móvil al váter (yo ya figuro en la estadística). Hay otro sector que puede amar el logotipo CAT: madres y padres de hijos adolescentes que se ven obligados a comprar al menos un móvil cada trimestre.

Caterpillar demuestra el mismo espíritu en sus móviles que en sus tractores y retroexcavadoras: tienen que ser robustos. La compañía norteamericana cuenta con una tienda de vestuario, calzado, gadgets y accesorios con idéntica filosofía, en donde lo primero es la resistencia.

Superteléfonos

Según modelos, los CAT se pueden sumergir en el agua, a casi dos metros de profundidad durante una hora, sin que ocurra nada indeseado. Esta es una de las razones del patrocinio de la marca a un famoso windsurfista, Max Rowe, que, contrato de por medio, suponemos, se retrata a menudo en sus redes sociales enamorado de la fortaleza de su móvil.

Un teléfono CAT tampoco se altera si lo tiramos desde una altura de dos metros. No le afecta el polvo ni la arena, le da igual la sal o la humedad, soporta las vibraciones, es indiferente al frío extremo o al calor sofocante… Un duro, vamos.

Además, tiene una pantalla que se ve a pleno sol, un micrófono pensado para que el usuario y su interlocutor se entiendan en condiciones de ruido atronador y una pantalla a prueba de golpes que responde incluso cuando se utiliza con guantes o con las manos sucias o mojadas.

Las baterías son otro de sus atractivos: larga duración, más de un mes en espera y hasta 18 horas de charla.

Lo último: cámara térmica

Los teléfonos CAT tienen una certificación militar 810G. Con el punto de mira en este sector, la compañía pondrá próximamente a la venta, y por un precio inferior a un iPhone, el CAT S60, un superteléfono que incorpora una cámara térmica, que puede hacer fotos y captar imágenes en tiempo real midiendo la temperatura y detectando cuerpos y objetos ocultos; graba incluso en condiciones de plena oscuridad. El CAT S60 tiene GPS, 32 Gb de almacenamiento ampliables, y dos cámaras convencionales, una trasera de 13 megapíxeles con autoenfoque y una frontal de 5 megapíxeles. La pantalla es de 4,7 pulgadas con resolución de HD (720 p), entre otras maravillas.

Los CAT son teléfonos muy especiales, capaces de despertar al superhéroe que todos y todas llevamos dentro.

Una respuesta a CAT, un teléfono que no se rompe ni queriendo

  1. Jessica dijo:

    ¿Justifica ese precio tan desorbitado el tener una cámara infrarroja? Yo creo que no,en el mercado lleva unos meses el Blackview BV6000 y salvo ese detalle de la cámara infrarroja supera a este en algunas cosas, como por ejemplo su batería es de 4500Mha y no los 3800Mha que trae el cat s60, ademas el BV6000 dispone de chip NFC, algo que el cat s60 no tiene. Pero las diferencias no quedan ahí el Blackview BV6000 puede comprarse por 170€ y el Cat s60 ¡¡¡750€!!! Desde mi punto de vista no es justificable ese precio tan alto viendo lo que ya ofrece el mercado actual.

Gadgets

Gadgets

Probamos el Peugeot e-Kick: conquista urbana

Karam El Shenawy

Peugeot busca revolucionar la movilidad sostenible con una apuesta chic y muy entretenida: el Peugeot e-Kick, o lo que es lo mismo, el patinete plegable con asistencia eléctrica. Nosotros no solo lo hemos probado, sino que lo hemos comparado contra uno de sus rivales más directos. leer

Todo esto
y mucho más
en Gadgets
+