El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hallazgos

RELAIS & CHÂTEAUXGalopante otoño en la siempre inspiradora Chantilly

El Auberge du Jeu de Paume es un hotel que bien merece una visita. Su restaurante La Table du Connétable (1 estrella Michelin), también.

El hotel, de cinco estrellas, abrió sus puertas en 2012 y es el de mayor prestigio de la localidad de Chantilly, famosa en el mundo por ser la capital del caballo, por su crema, su porcelana, su encaje, así como por su castillo, que alberga el museo Condé y los jardines, entre otros deleites. El establecimiento pertenece a la cadena Relais & Châteaux, que agrupa a más de quinientos hoteles y restaurantes del mundo, a aquéllos que ofrecen la mayor calidad y servicio, sobre todo en lo que al buen yantar se refiere. De hecho, La Table du Connétable (1 estrella Michelin), se impone para los paladares más afinados. Allí, el chef Julien Lucas se afana en preparar propuestas que tienen la región de Picardía como fuente inspiradora.

Llegamos en otoño a Chantilly, aunque no lo hacemos a galope, como en los tiempos de Henri d’Orléans, duque de Aumale, hijo del último rey de Francia y artífice del Domaine de Chantilly. El hecho de que esté a veinticinco kilómetros del aeropuerto Charles de Gaulle, permite que gran número de sus visitantes arriben directamente de allí al Auberge du Jeu de Paume, que dirige con profesionalidad Pascal Groell. Muchos de sus huéspedes, tras pasar una o dos noches, tomarán rumbo a París, a cuarenta kilómetros. Nada más llegar, los hay que no dudan en sumergirse en la piscina, el jacuzzi o disfrutar de uno de los masajes del SPA Valmont.

Volviendo a la cocina de Lucas, es de aplaudir el hecho de que haya apostado por pequeños productores locales y regionales. Un restaurante que merecería sin duda, como mínimo, una estrella más, y donde la chef sommelière es, eso, una mujer, algo que por fortuna se ve cada vez más. No se pueden perder los pescados, que provienen de estanques y ríos de la región; el cordero, cercano a la Mancha, o las endivias y setas de la próxima Orry-la-Ville. Y hablando de endivias, en el terreno de postres, esta se presenta en chocolate grand cru. Nada como finalizar la velada en su bar inglés, disfrutando de un buen licor… o de una infusión a base de hierbas naturales del jardín del Auberge.

Habitaciones espaciosas, decoradas à la française, con la famosa toile de Joy, con vistas la mayoría a uno de los grandes parques, y donde las camas son realmente amplias y cómodas. Un fin de semana es perfecto para disfrutar de la belleza de este paraje, cuna de aristócratas y donde cada año se celebra en su hipódromo el Prix de Diane, un premio de pura sangres que durante veinticinco año patrocinó Hermès, y que hoy es la firma relojera Longines la encargada de seguir dándole esplendor. Lo dicho, si tienen la oportunidad, no dejen de aprovecharla y acérquense a este señorial lugar.

www.abrahamdeamezaga.com

17273747576777scroll down

Hallazgos

Todo esto
y mucho más
en Hallazgos
+

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+