El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Dormir y soñar en el Valle Sagrado de los incas Hacienda Urubamba, en Perú

Un hotel de lujo, ideal para conectar con la naturaleza.

Es más que un lugar para dormir. Aparte del lujo de puertas adentro, Hacienda Urubamba se encuentra en el Valle Sagrado de los incas, en Perú, donde el paisaje es sublime. Montañas, flores y valles verdes hacen que el viajero se sienta de inmediato en comunión con la naturaleza.

Estamos en la región de Cusco, en un valle fértil rodeado de montañas de todos los colores que van cambiando sus matices según decide la luz del día. Hay multitud de flores en el invierno de este hemisferio sur, árboles frondosos y huertos agradecidos.

El hotel Hacienda Urubamba se levanta sin estridencias, más visible por la noche que por el día, en medio de este espectáculo natural. La arquitectura se inspira en las ricas haciendas construidas en Cusco durante épocas coloniales de esplendor y riqueza. Piedra, madera y teja en torno a un patio central y mirando al exterior.

Las zonas comunes están pensadas para contemplar la sierra peruana, la más bella de las decoraciones posibles. Cristaleras sin fin permiten extasiarse con las vistas y, para que nada distraiga, incluso la tapicería de los sofás armoniza con la montaña.

Más que un alojamiento
Cuando el viajero llega a la Hacienda Urubamba es recibido por un personal, instruido y amable, que le explica no ya lo típico de cualquier hotel acerca del desayuno o el servicio de habitaciones, sino todas las actividades destinadas a conocer el entorno. Si lo desea, está incluida la posibilidad de hacer una excursión acompañado por un guía experto en aves típicas de los Andes, visitar la chacra ecológica donde el restaurante produce sus propias verduras y hortalizas, salir a la hora del crepúsculo para recolectar plantas medicinales o nombrar constelaciones en un cielo difícil de imaginar para cualquier urbanita…

Hacienda Urubamba tiene 12 habitaciones, pero 7 hectáreas de terreno dan también para 24 casitas, pensadas para familias que prefieran cierta independencia y la posibilidad de cocinar a su aire.

Lujo XXXL
El lujo de este hotel es del tipo que podríamos llamar desmedido, en sentido literal, porque aquí todo está sobredimensionado. Solo en los grandes países, como Perú, se dan estas proporciones impensables en Europa. Habitaciones enormes, baños inmensos y unas camas de las que uno puede despertar asegurando, sin temor a exagerar, que no había dormido mejor en su vida.

Inkaterra, un grupo familiar peruano, tiene la propiedad de este hotel y de cinco más en los lugares más hermosos de Perú. La decoración es de tipo colonial, con algunas antigüedades bien ubicadas; las vajillas son cerámicas fabricadas específicamente para Hacienda Urubamba; las mantas típicas proceden de artesanos nativos que las tejen en telares manuales… Y las ramas de eucalipto fresco perfuman todos los rincones de este hotel tan hedonista.

Hay un punto más a favor de Hacienda Urubamba, y es que en todo momento se esfuerza por demostrar que busca un turismo sostenible con la naturaleza.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+