El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

DEL CHEF YVES CAMDEBORDECon todo el encanto del barrio de Saint Germain des Prés

El Relais Saint Germain, de veintidós habitaciones, está idealmente ubicado en la orilla izquierda parisina, muy cerca de cafés como el Flore o Aux Deux Magots

Visitamos un hotel con todo el encanto de la rive gauche parisina, la de los escritores e intelectuales. El Relais Saint Germain, reconocido en 2017 por su Mejor Atmósfera e Imagen de Hotel en Europa, por los Premios Villégiature, es mucho más que un hotel, un lugar igualmente para disfrutar de la gastronomía o, más precisamente, bistronomía, de Yves Camdeborde, el reputado chef galo y padre de ese término.

Los buenos amantes de la cocina recordarán que para reservar mesa en La Régalade, el restaurante ideado por Camdeborde y que regentaba hasta hace más de una década en la rue Saint-Honoré, se necesitaba reservar mesa con un año y medio de antelación. Y no por caprichos de chef, sino porque día sí y día también sus mesas estaban repletas de clientes. En el Comptoir du Relais, el bistrot del Relais Saint Germain, en algunos casos la reserva se hace un mes y medio antes: todos quieren disfrutar de la buena cocina a precios razonables, los de un hombre que adora el verbo compartir, y sobre todo que pone en práctica su significado. También disponen de otros dos establecimientos, dos avant-comptoir o bares, uno especialista en pescados y mariscos, y el otro en carnes.

En lo referente al hotel, poco más de una veintena de habitaciones con nombres de ilustres personalidades de las letras galas (Marcel Proust, Honoré de Balzac, Charles Perrault, Marguerite de Navarre, Georges Simenon…), cuyo precio no sube dependiendo de la temporada, con un personal de lo más atento que hará que nuestra estancia sea sumamente agradable, en un hotel dirigido por una mujer, Caroline Taffary. “Hay familias que repiten, y que se quedan largas temporadas, sobre todo de Latinoamérica”, me dice nada más llegar Gautier Creissard, ek responsable de Marketing.

El Relais Saint Germain, de cuatro estrellas, fue en otros tiempos una especie de albergue en el que los viajeros podían pasar la noche; en el que hoy cada habitación es diferente, en términos de decoración y tamaño, con objetos que Camdeborde y su equipo han ido hallando y que de algún modo reflejan el espíritu del lugar, la belleza de las vigas de madera originales…, teniendo la sensación en muchos casos de sentirnos más que en un hotel, en una casa, y donde hasta cuentan con su aplicación para iPhone.

Lo mejor de la estancia tiene lugar cada mañana. Es el desayuno, que se sirve en el Comptoir du Relais y que, más que un desayuno, es prácticamente un brunch, de lunes a domingo y solo para los huéspedes del hotel, y en el que además de cafés, tés e infusiones, no faltan bollería y pan artesanal, frutas… y buen jamón ibérico y queso Comté de dieciséis meses, para empezar el día con la energía que proporciona la calidad de los buenos productos. Una manera de vivir París muy distinta a la que nos tienen acostumbrados las grandes cadenas.

www.abrahamdeamezaga.com

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+