El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Ocupa un edificio del centro de Lisboa que data de 1945Hotel Altis Avenida, en Lisboa

El edificio original fue proyectado como oficinas por el arquitecto Luis Cristino Silva. Desde 2009, alberga un hotel y, dentro de él, no falta el interesante restaurante del chef João Correia.

El Hotel Altis Avenida se encuentra en el centro de Lisboa, en un edificio de 1945. Y a pesar de contar solo con 7 pisos, es de una contundencia que nos transporta a escala de grandes ciudades como Buenos Aires, Nueva York o, más cerca, a la Gran Vía madrileña. 

La historia de este 5 estrellas, que cuenta con 70 habitaciones, es reciente. El edificio original fue creado por el arquitecto Luis Cristino Silva para alojar modernísimos despachos en la época, que después fueron dependencias administrativas del  ayuntamiento.

Fue en 2009 cuando abrió sus puertas como hotel. Por supuesto, con  el visto bueno de Patrimonio Arquitectónico que, con buenas maneras, como siempre se hacen las cosas en Portugal, exigió que la renovación y adaptación respetaran y renovaran áreas y materiales, tales a mármoles, boiseries, barandillas, hierro forjado, apliques y tiradores de puertas. Las obras han sido desarrolladas por el arquitecto Vasconcelos  Marqués y la decoración, por el estudio Artica.

Ya en el lobby llama la atención el mármol negro de Angola y, enseguida, se puede observar el hueco de la maravillosa escalera. En cuanto a las habitaciones, sin ser excesivamente grandes, han sido decoradas en una gama de 4 colores empolvados: verde, beige, chocolate y malva. Entre los elementos ornamentales, cabeceros de cuero, mesitas estilo decó, consolas y lámparas lacadas en negro y dorado mate así como terciopelos lisos y telas de gran calidad y tacto.

Los baños, de nueva factura con el confort de hoy en día, parecen tocados por la mano del arquitecto primigenio. Mármoles negros combinados con otros de colores terrosos, y la grifería, de la casa portuguesa Cifial, ha sido realizada con un modelo de la época.

En el séptimo piso se encuentra la sala del luminoso restaurante con terraza panorámica; allí se sirven los desayunos, comidas, cenas y tentempiés, mientras se contemplan casi todas las colinas de la ciudad. Es un espacio ideal para realizar una parada en primavera o en verano, y tomar una caipiriña al atardecer.

El chef es João Correia, quien propone platos un tanto portugueses y un tanto internacionales, con toques sofisticados y acompañados, si así se desea, por una excelente bodega. En el menú ejecutivo, con una interesante relación calidad-precio, destacan entradas como la crema de guisantes con requesón o los hígados de aves con reducción de vino de Oporto y uvas. Entre los principales, pechuga de pollo rellena de mozzarella y caldo de ave con cuscús o calamares a la plancha con tomates, pesto y vinagreta. Los postres son originales y sofisticados, como la teja de chocolate, nubes y bizcocho de caramelo con chocolate líquido belga.

Existen más motivos para decidir quedarse en Hotel Altis Avenida. Por ejemplo, su inmejorable ubicación convence al viajero más urbano. Se encuentra enclavado entre una plaza del siglo XV, el Rossio, y otra del siglo XIX, Restauradores, y a tiro de piedra del Chiado, de la Baixa y de la Avenida Libertade.

Si, como mencionaba el arquitecto Miguel Milá, “Lo clásico es lo que no se puede hacer mejor”, este hotel es una opción clásica, urbana y chic, realizada con excelentes materiales y con una decoración cuidada y sobria. De ahí que estemos seguros de que sobrevivirá con empaque y elegancia al paso del tiempo, que suele mostrarse implacable con los establecimientos que siguen tendencias y modas.

6 respuestas a Hotel Altis Avenida, en Lisboa

  1. jaime axel ruiz dijo:

    Efectivamente, el buen gusto suele imperar en todas las actuaciones en edificios históricos en Portugal. La tradición de buena arquitectura y elegancia -en el sentido más noble y estético- está bien resaltada en esta reseña sobre el Altis Avenida.

    • Maribel Vives dijo:

      Gracias Jaime,me alegro de coincidir contigo. Ese edifício es una joya,en otros países lo hubieran destruído por fuera y por dentro…

  2. Móncia Vergés dijo:

    Gracias Maribel, una buena elección y un análisis soberbio. ¡Que envidia! los portugueses, nuestros vecinos, protegen y respetan su patrimonio, pero nosotros nos deshacemos de él con una alegría inconsciente. No merece el edificio España (con su hotel y apartamentos) el mismo trato. No sólo la fachada (faltaría más!)sino todo el conjunto. Gracias Maribel

  3. Mónica Vergés dijo:

    Gracias Maribel, una buena elección y un análisis soberbio. ¡Que envidia! los portugueses, nuestros vecinos, protegen y respetan su patrimonio, pero nosotros nos deshacemos de él con una alegría inconsciente. ¿No merece el edificio España (con su hotel y apartamentos), de Madrid, el mismo trato? No sólo la fachada (faltaría más!)sino todo el conjunto. Siempre de acuerdo con Madame Vives.

  4. maribel vives dijo:

    Por supuesto, el edificio España es muchisimo mayor que este y tanto o más emblematico.

  5. Almudena Rodriguez dijo:

    Gracias Maribel! Como siempre cuando leo tus artículos me quedo con ganas de conocer esos lugares. ..y poco a poco lo voy haciendo ( nunca me defraudan)

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+