El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Hotel Teatro Oporto: se abre el telón

Un hotel para amantes del diseño y su restaurante Palco, que bien merece una visita.

De los nuevos usos y destinos de cines y teatros de antaño, pensábamos que lo habíamos visto todo y resulta que seguimos sorprendiéndonos. En pleno centro de Oporto, en el edificio que ocupó en su día un famoso teatro devorado por las llamas, se ubica hoy el hotel Teatro, un establecimiento de 4 estrellas que rinde homenaje a las bambalinas y a los escenarios, a los palcos, bastidores y camerinos. Todo ello ilustrado con textos de Almeida Garret, el gran poeta y dramaturgo del Romanticismo portugués. Se abre el telón.

Sin saber con certeza si nos sentimos más actores que espectadores en esta original puesta en escena a cargo de la arquitecta de interiores Nini Andrade Silva, de lo que no nos cabe duda es de que el Teatro es una obra dirigida a los amantes del diseño vanguardista; o, nos atreveríamos incluso a afirmar, a los amantes, tout court: el ambiente en penumbra, los tonos en claroscuros dorados y cobrizos, las maderas sensuales y la iluminación tenue, invitan a la intimidad. Las habitaciones más espectaculares y espaciosas son sin duda las dos suites, pero incluso en las habitaciones standard las camas son enormes, con maravillosa ropa de cama blanca, como mandan los cánones en Portugal. En los baños no faltan amenities de Castelbel y zapatillas de felpa con el logotipo del hotel bordado.

El restaurante Palco, a cargo del chef Arnaldo Azevedo (cuyo paso por el Belcanto de José Avillez y cuya amistad con Rui Paula son palpables), nos ha entusiasmado, y desde aquí queremos animar a todo aquel que se acerque a Oporto a que pase y lo pruebe.

La noche comienza con un porto-tonic en el bar-lounge Plateia. El antiguo escenario, hoy sala de comedor del Palco, conecta con el patio cubierto, un lugar ideal para disfrutar de un brunch los domingos. Amueblado con sillas y sillones comodísimos estilo midcentury en maderas de las colonias, las mesas realizadas con grandes troncos de afiselia nos llaman especialmente la atención. Copas de punta de diamante en colores melosos y vajilla de Vista Alegre blanca completan la escenografía.

Con 1 estrella Repsol, concedida por segundo año consecutivo, el restaurante Palco presenta una carta breve en torno a tres menús degustación, que cambian día a día según mercado. Comenzamos con los amuse bouche: bollitos preñados con leitao (cochinillo), brioche relleno de trufa y una originalísima versión de la patata brava. Los pescados son soberbios, de una sencillez y perfección en la cocción máximas: un salmonete con base de choco (sepia) laminada acompañado de  una bisque del propio salmonete, y un pez San Pedro con calabaza y puré de cebolla confitada. Todo ello regado con un excelente vinho verde, un blanco Alvarinho “Contacto” de Anselmo Mendes. Las carnes no desmerecen: una suculenta barriga de leitao alentejano y brocheta de solomillo de cerdo con puré de raíz de apio y gelatina de naranja. A los postres, sinfonía de limón y nueces, en diferentes versiones y texturas deliciosas, y varias tentaciones en forma de pasteis de nata versionado, trufa de chocolate y bomboca de chocolate con vino de Oporto (bombón hecho en casa).

Nuestro veredicto: el restaurante Palco merece una visita al Hotel Teatro. Auguramos un gran éxito al chef Arnaldo Azevedo.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+