El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Relais & Châteaux A Quinta da Auga

Está en Santiago de Compostela y resulta muy apetecible para una escapada en verano.

El Relais & Châteaux A Quinta da Auga es un lugar perfecto, apacible y tranquilo para una escapada en verano. A sólo 10 minutos del centro de Santiago de Compostela, uno se encuentra aquí en pleno campo, rodeado de árboles y del suave rumor del río. La tranquilidad y la paz están garantizadas.

Historia de A Quinta da Auga
El edificio fue construido a finales del siglo XVIII en la margen derecha del río Sar. A lo largo de su vida ha sido fábrica de papel, de tejidos, de hielo y de cerveza y también serrería. Después estuvo abandonado durante años. Hoy, recuperado y renovado por su nueva propietaria, la arquitecta María Luisa García Gil, se ha convertido en un precioso hotel Relais & Châteaux.

La finca
A Quinta da Auga es una finca de 10.000 m2 situada en un recodo del río. Aquí abundan los árboles de rivera y la vegetación típicamente gallega: saúcos, fresnos, castaños, sauces, helechos, cerezo silvestre, mimosas… Nuestro día comienza con un buen paseo junto al río, antes del desayuno. Aunque pequeño, el bosque de bambú es nuestro lugar favorito del jardín, y también nos encanta una pequeña pradera donde, a petición del cliente, se organizan clases de yoga y meditación individuales.

Las habitaciones
Nos convence totalmente el clasicismo elegante y acogedor de las habitaciones, que mezclan piedra vista y suelos de roble con un papel pintado maravilloso de Ralph Lauren, antigüedades adquiridas en subastas de Durán y Ansorena y algún toque étnico de Becara. Y nos gustan muy especialmente las fotografías realizadas por la propietaria, que reflejan su formación de arquitecta y su espíritu viajero. Cada habitación tiene su propia personalidad, con una decoración diferente basada en múltiples versiones y tonos de la clásica ‘toile de jouy’. Es difícil decidir cuál nos gusta más. ¿Quizá las que terminan en 1 (201, 301, 401) y dan directamente al río? O todas las de la tercera planta, soleadas y con vistas al jardín… O las preciosas buhardillas de la cuarta planta… La lencería en las camas, con nórdicos de plumón y fundas de algodón egipcio, es absolutamente amorosa.

El Spa
Del spa elegimos: el flotarium, una pequeña piscina con una tonelada de sal que nos hace sentir el placer de la ingravidez total, los tratamientos a base de aceites esenciales y el ‘Ritual del Peregrino’, una propuesta especial para reponerse después de realizar el Camino de Santiago y que incluye flotarium y masaje de piernas, espalda y pies. Absolutamente reparador.

El restaurante
Como en todos los hoteles Relais & Châteaux, la cocina de la Quinta da Auga es excelente. Con buen tiempo, comer o cenar en la terraza con vistas al jardín, rodeados de flores (o candiles por la noche), es una maravilla. El restaurante Filigrana está basado en la cocina tradicional, la que no falla nunca, la de los buenísimos productos naturales gallegos. La carta cambia cada temporada, a excepción de las especialidades de la casa como el bacalao al horno en costra, el jarrete confitado o las filloas rellenas de arroz con leche caramelizadas. Nuestra recomendación: no saltarse las filloas bajo ningun concepto (con ese toque de naranja….), aunque sean compartidas. De verdad, no habréis probado otras iguales en la vida. Muchos productos que se sirven en el restaurante son de cosecha propia: fresas, tomates, verduras, hierbas aromáticas…. Los descubrimos durante nuestro paseo por la finca.

2 respuestas a Relais & Châteaux A Quinta da Auga

  1. Chefi dijo:

    Buenos días,
    bonito sitio! tengo ganas de ir

  2. gabriela dijo:

    Yo quiero ir!!!!

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+