El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

El primer hotel de la cadena Fairmont en nuestro paísRenace el hotel Rey Juan Carlos I de Barcelona

Este emblema de la Barcelona olímpica y de la arquitectura contemporánea luce ahora una nueva cara.

Barcelona cambió de cara en el 92. El perfil de la ciudad se vio alterado por una multitud de nuevas infraestructuras que aparecieron para hacer de la capital catalana una ciudad todavía más especial con un brillo contemporáneo insuperable. De toda aquella fiebre constructora que hicieron de ella una referencia mundial, uno de los mejores ejemplos es el hotel Rey Juan Carlos I.

Ver sus gigantescos muros de hormigón de su fachada nos hace pensar inmediatamente en aquellos días en los que Barcelona era la capital el mundo. Cobi, el medallero y el enorme HOLA con el que saludamos al planeta aparecen inmediatamente en nuestra memoria. Y así debe ser porque este hotel cuenta una historia que ahora recupera el brillo de aquellos días en los que jefes de gobierno y princesas de todo el globo se alojaron en sus habitaciones (algo que todavía siguen haciendo).

Su 432 habitaciones cuentan ahora con un nuevo look actualizado según el gusto del siglo XXI (estén en este momento terminando la remodelación completa de las habitaciones). La reforma de todo el hotel, que ha costado 37 millones de euros, ha contado además con el visto bueno de Carlos Ferrater, el arquitecto de este inmenso proyecto Premio Nacional de Arquitectura de 1993 que él concibió como un crucero en la Diagonal de Barcelona: un inmenso buque que surca el mar del famoso plan Cerdá.

La cadena Fairmont es la responsable de esta revolución y es que acaba de hacerse con la dirección de este inmenso establecimiento con vistas a la Ciudad Condal al que pretende convertir en un hotel de referencia internacional. No es muy complicado si tenemos en cuenta que es el hotel de congresos más grande de Barcelona y además cuenta con 25.000 metros cuadrados de jardines y acceso libre a las instalaciones del Real Club de Polo.

Para conseguirlo, además, han incluido todos los pequeños detalles que un gran hotel como el Rey Juan Carlos I necesita: desde modernos puertos usb para la conexión de nuestros dispositivos hasta amenities personalizadas con nuestro nombre que nos dan la bienvenida. Cuentan que la reforma comenzó por el lobby para provocar un efecto de asombro al visitante, y se consigue: un enorme volumen vacío nos da la bienvenida con una fuente inspirada en las tradicionales baldosas de porcelana de la ciudad.

Allí además encontramos el B24, un proyecto gastronómico que lidera el chef Claudio Aguirre que permanece abierto las 24 horas y donde podremos disfrutar no sólo de una increíble y exquisita propuesta de tapas, si no también con los cócteles de Alex Peyraud.

Todo esto va a llevar, eso sí, un incremento del precio que en 2019 llegará casi a duplicar el coste actual de cada habitación el hotel Rey Juan Carlos I. La idea es hacer de este uno de los establecimientos más lujosos de la ciudad y ser la puerta de entrada de la cadena a nuestro país: ya están mirando donde abrir en Madrid y en el sur de España. Tiempo al tiempo.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+