El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

El hotel más icónico de la Ciudad de la Luz cuenta con 149 habitaciones.El Ritz Paris reabre sus puertas

Tras cuatro años de obras, el sueño de César Ritz vuelve a dar esplendor a la Plaçe Vendôme.

La semana pasada todavía estaban dando los últimos retoques al Ritz París. Sólo los clientes estaban autorizados a cruzar su impresionante escalera: “Hasta el lunes no se puede pasar, están terminando de adecuarlo”, aseguraba uno de los porteros que con chistera y capelina custodiaban la puerta.

No queda claro si ha sido un sueño o una pesadilla. La reforma comenzó en agosto de 2012 y lo que se preveía que durara año y medio (dos a lo sumo) acabó siendo cuatro años y el infortunio de, a pocas semanas de abrir a principios de años, sufrir un incendio, lo que hizo que la reapertura se retrasara todavía más. Tanto que no ahora mismo sólo están disponibles 89 de sus 142 habitaciones (antes de la reforma eran 159). El resto se irá abriendo poco a poco pero parece que la llegada de la Eurocopa hacía imposible retrasarlo todo más.

“El nuevo Ritz de París es el mismo Ritz de siempre pero en mejor forma”, aseguraba hace unos días Mohamed Al-Fayed, propietario del hotel y mundialmente famoso por ser uno de los hombres más ricos del Reino Unido y padre del malogrado Dodi. Y es que esa fue la idea que le llevó al emblemático establecimiento a cerrar sus puertas. Todo era perfecto pero algo anticuado. Necesitaban adecuarse a las nuevas tecnologías, sobre todo antes un París que ha vivida una enorme revolución hotelera en la que hemos visto como The Peninsula o Mandarin Oriental han abierto sendos establecimientos con un aire mucho más contemporáneo. Y el Ritz no fue el único: el Crillon o el Lutetia, por poner sólo dos ejemplos, también se pusieron las pilas para ofrecer una nueva imagen.

En el nuevo Ritz se ha apostado por un ambiente más relajado, dejando de lado las complicadas alfombras para sustituirlas por otras más sobrias pero igual de acogedoras. La piscina, uno de sus secretos mejor guardados, también se ha renovado y han abierto un nuevo bar de verano. Pero el resto sigue siendo igual. Se sigue manteniendo ese espíritu que hizo que Coco Chanel o Ernest Hemingway fueran habituales (la fundadora de Chanel residía en él). Ahora van en busca de nuevos personajes con los que continuar la leyenda del Ritz.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+