El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Rosewood London

Rosewood London o la importancia de un pasillo. Porque un gran hotel esconde muchos detalles y fantasías. He ahí su encanto.

Los hoteles de lujo son un negocio en continua expansión, un caramelo para los grandes inversores. Como prueba, la transformación de la antigua sede de Pearl Assurance Company, en octubre de 2013, en el fabuloso Rosewood London.

Existe la literatura de viajes y los hoteles son merecedores de un importante capítulo. En ellos se vive la vida real y se fantasea con otras existencias; se cierran negocios y se desconecta descubriendo otros lugares. Por todo ello, quienes escribimos deberíamos afinar los adjetivos, hallar las palabras necesarias para trasladar al lector esa suerte que fue conocerlos en primera persona.

Rosewood London o el laberinto en un pasillo. Así podríamos comenzar la descripción de este lujoso establecimiento, situado en Holborn. Advertiremos que la crónica no se ve exenta de un punto onírico; es así porque fuimos capaces de imaginar lo que sucedió y podrá acontecer en esas escaleras de mármol, en la barra de su bar, tan de moda; e incluso en lo que han podido ver los pájaros (verdaderos) que habitan en las jaulas cercanas a los ascensores.

He aquí un consejo para viajeros: al visitar un hotel, no debería abandonarnos la capacidad de sorpresa y la fantasía para gozar intensamente de las horas que allí transcurren. Quizá estén de acuerdo o quizá la pluma de esta periodista está demasiado sumergida en la tinta de la fantasía. Quizá.

El caso es que, en esta vida y con el paso de los años, cada uno desarrolla obsesiones. También en lo que a hoteles se refiere. Los pasillos encabezan la lista. Los del Rosewood London, elegantemente enmoquetados y delicadamente iluminados, son largos, sinuosos y diríamos que hasta intrincados. Puede suceder que, desorientados, aparezcamos en el punto de partida habiendo dejado atrás el número 347, es decir, nuestra habitación. No importa, lejos de incomodar, el reto de encontrar la habitación se antoja divertido.

Nuestra fantasía hotelera también presta atención al lobby. Y éste es de los mejores que hemos conocido. Es el área en el que interactúan huéspedes y personas que están de paso, a las que mueven transacciones o negocios; es un punto de encuentro en el que algunos invierten unos minutos y en el que otros no miran el reloj ante la curiosidad y la oportunidad de descubrir todo lo que alberga. El que nos ocupa tiene libros, obras de arte, velas con un aroma sutil, flores naturales, bomboneras con esas chocolatinas que son sinónimo de Inglaterra (Mars, Bounty…) y que podrían parecer poco sofisticadas pero, ¡ay, cómo nos gustan!. Un único ‘pero’ a este atractivo ‘lugar de paso’ es la luz, demasiado baja por la tarde y noche.

Un buen hotel, lo reiteramos, se mide por la calidad de su desayuno. Éste merece un diez. Existen dos opciones, a la carta en la exquisita brasserie llamada Holborn, asimismo recomendable tanto en el almuerzo como en la cena, o buffet. En caso de elegir este último, le sorprenderá la delicadeza de los alimentos expuestos. Sin excesos, elegantemente dispuestos para abrir el apetito. Cuenta además con un menú en el que los huevos merecen nuestra atención.

Abandonamos las ensoñaciones para centrarnos en algunos datos prácticos. Como que el edificio que ocupa fue levantado en 1914 y que en la restauración se ha respetado la arquitectura y otros elementos originales. La fachada es magnífica como lo son la cúpula, con 166 metros de altura, y la citada gran escalera de mármol. El hotel se estructura en siete plantas, 262 habitaciones y 44 suites.

Mencionábamos el bar, siempre animado y frecuentado por una clientela exquisita que terminó la jornada laboral y desea relajarse ante una copa. Cuenta con jazz en directo y una atmósfera realmente sofisticada.

Teniendo la oportunidad de vivir hoteles como el Rosewood London nos negamos a que la fantasía y la capacidad de ensoñación nos abandonen.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+