El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hallazgos

RESORTTerre Blanche: el hotel de las obras de arte al aire libre

A poco más de media hora de Cannes, y en el interior, se alza este resort que ocupa la superficie y media de Mónaco.

En sus trescientas hectáreas, reina la vegetación, con un sinnúmero de árboles, plantas y flores que, además de aportar color, proporcionan bienestar visual y mental. Terre Blanche es un hotel resort enclavado en la colina de Tourettes, en plena Provenza, a 35 minutos de Cannes y a 45 del aeropuerto internacional de Niza, que une más de un centenar de destinos del mundo. El hotel, que en otros tiempos formara parte de la cadena Four Seasons, recuperó su independencia hace más de un lustro, y sigue siendo propiedad del alemán Dietmar Hopp, fundador de la empresa de software SAP. Además del mundo de la hostelería, de la excelencia, a Herr Hopp le apasiona el arte. Ya desde el primer momento, quien llega al hotel se percata de ello, con el águila de colores de Niki de Saint-Phalle dándonos la bienvenida.

La segunda gran obra que nos recibe, es la de Bernar Venet, artista de la región, y cuya fundación está precisamente enclavada en el Var. Su espiral, realizada en acero, nos trae a la mente a otro grande, Richard Serra. Más de un huésped de Terre Blanche que adora lo que crea el escultor francés, decide visitar su fundación ubicada en Le Muy, a escasos treinta kilómetros de aquí, donde la presencia de artistas españoles es abundante. Apreciamos los frutos de un quinteto, la mayoría en el interior del hotel. De Joan Miró, Baltasar Lobo y Luis Gargallo, lamentablemente ya no en este mundo; a Jaume Plensa y Manolo Valdés. De este último, apreciamos su Mujer de tres sombreros.

Para no perderse, existe una guía que el hotel ha editado para saber más de cada una de sus obras y artistas, y que está a disposición de los clientes y amantes del arte. Si bien no están todas las obras que en la actualidad posee el resort, sí descubrimos la mayoría. “En ocasiones, cambiamos algunas de sitio”, nos cuenta uno de sus seiscientos empleados. Está claro que es gran museo al aire libre, que gana enteros cuando lo vamos descubriendo poco a poco, y sobre todo disfrutamos de las excepcionales instalaciones, donde no falta un increíble SPA, donde nos recibe el metálico busto de Igor Mitoraj, así como dos piscinas: una interior y otra exterior, así como una tercera, esta coronada por el nadador de Mario Ceroli.

Terre Blanche, además de resort cinco estrellas que apuesta por la sostenibilidad, es un paraíso para los golfistas, con alrededor de una veintena de hoyos. La cocina de sus diferentes restaurantes, sencilla y realizada con ingredientes de primera calidad, es otro de sus grandes atractivos. Cuando visiten el restaurante La Gaudina no pueden irse sin probar sus crepes a la naranja, preparados ante nosotros con maestría por Daniele. Todo es excepcional, salvo un pequeño detalle: para desplazarnos de un lado para otro –recuerden la gigantesca extensión– hemos de pedir un coche eléctrico, en el que nos trasladarán en cualquier momento. No existe lugar perfecto, aunque este se acerca sin duda a ello.

www.abrahamdeamezaga.com

Hallazgos

Tecno&Motor

Probamos el Porsche Panamera 4S Sport Turismo: aires de familia

Karam El Shenawy

Porsche consigue algo que hace décadas parecía quimérico, tener una berlina familiar. Basado en el Panamera, añade el apellido Sport Turismo para ofrecer una zaga redondeada, un maletero más capaz y una configuración interna para cinco ocupantes. Nosotros lo hemos probado en su versión 4S. leer

Todo esto
y mucho más
en Hallazgos
+

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+