El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

Hoteles

Es el destino más sofisticado cuando se elige el barrio londinense de moda: MaryleboneThe Mandeville Hotel viste alta costura

Maison Christian Lacroix decora las suites de la quinta planta y traslada al huésped hasta paraísos exóticos

Si viaja con frecuencia a Londres, posiblemente lo conozca y comprenda por qué nos gusta tanto Marylebone. Si no es así, sepa que, posiblemente, ha pasado muy cerca porque este encantador barrio está en pleno centro, a un paso de Oxford Street y a otro de Regent’s Park. Puede visitar la capital británica y no tener ninguna necesidad de salir de esta zona porque lo tiene todo. Y si hablamos de hoteles, The Mandeville reúne todo lo necesario para disfrutar de una estancia perfecta. Elíjalo la próxima vez. 

La oferta hotelera en esta área londinense no es tan extensa como en el resto de la ciudad. Por eso, ir a tiro hecho, no jugársela y reservar en este hotel, que pertenece a Preferred Hotels, siempre es una garantía. Se encuentra en una tranquila calle y a un paso de las tiendas y restaurantes que más nos gustan.

Además, lo bueno de Marylebone es que se respira un aire familiar, de pequeña comunidad. Lo tiene todo: un mercado de pequeños productores, cada domingo, en el parking de Cramer Street; una librería en la que deseamos vivir eternamente, Daunt Books y un centro artístico con una colección tan espectacular como la de Wallace Collection. Y queda mucho por descubrir de modo que es importante descansar en un hotel tan confortable como The Mandeville.

Entre las novedades, destaca la quinta planta. Las nuevas cuatro suites presumen de los espectaculares diseños de Maison Christian Lacroix, Belles Rives. Desde 2011, la prestigiosa casa diseña en exclusiva para Designers Guild bajo la dirección creativa de Sacha Walckhoff.

El resultado son magníficas colecciones de telas y papeles para tapizar y vestir las paredes, así como accesorios para el hogar. Sin duda, es la mezcla perfecta entre colores atrevidos, caídas impecables y tejidos tan ideales como el terciopelo.

Se aprecia lujo y belleza a partes iguales. Y sí, en la novísima quinta planta del Mandeville se respira un aire realmente fresco. Y no solo en las suites, también en los pasillos y espacios comunes.

El Hedonista ocupó la inspirada en el Jardín Botánico de Mónaco. De hecho su nombre no es otro que Jardin Exotique y, efectivamente, puede describirse como exuberante, refrescante y muy tropical. Sí, la niebla y contaminación que caracterizan a Londres no se perciben en este espacio luminoso y brillante. Maravilloso, en definitiva.

La paleta cromática elegida transita por azules, rojos, rosas, verdes y amarillos. En contraste, pero en perfecta armonía, el clásico y elegante papel pintado a rayas blanco y negro de Lacroix, que recuerda a las tumbonas y toldos de la Riviera. Destacan, además, las lámparas en forma de piña firmadas por Julian Chichester. 

No es la única joya que ahora alberga The Mandeville Hotel. Midnight Blue, Jewel Box y Classic Lacroix son las otras tres singulares suites. Cada una recrea un universo estético y consigue que el huésped se sienta en territorios bellísimos y, en cierta medida, lejanos, tanto en la distancia como en el tiempo. Asistimos a un sobresaliente ejemplo de alta costura convertida en una confortable suite de hotel.

Éste es el último paso de la renovación iniciada por el reputado interiorista Stephen Ryan y que ha transformado el inmueble y reducido el número de habitaciones. Pasando de 166 a 142 actualmente. Además, recientemente ha abierto al público el restaurante Reform Social and Grill, convirtiéndose en uno de los lugares de moda en el barrio.

Tampoco queremos dejar de mencionar el desayuno, y esos deliciosos huevos Benedictine, así como la profesionalidad y amabilidad del equipo. Porque eso también cuenta.

La próxima vez, viva intensamente la esencia de Marylebone. No lo olvidará.

Hoteles

Todo esto
y mucho más
en Hoteles
+