El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

L de Libros

3 libros luminosos

Tres autoras con tres obras imprescindibles por su extraordinario valor literario y emocional.

Son tres libros luminosos, en el sentido en el que Faulkner entendía la literatura, como algo «equiparable a lo que hace una cerilla en el centro de la noche y en mitad del campo. La cerilla no ilumina, pero sirve para ver toda la oscuridad que hay alrededor, que es mucha».

«
Era tan estremo lo que en esto me embebía, que si no tenía libro nuevo, no me parece tenía contento».
Libro de la Vida, capítulo I, 4.

Son palabras de Teresa de Jesús, la escritora más importante de nuestra historia. Tal cual.
Y qué bien tener un libro nuevo esperándonos, en la mesita o en el e-book. En este caso, para celebrar el Día Internacional de las Mujeres, no tenemos uno solo, sino tres: tres libros de tres escritoras; en realidad, de cuatro escritoras.

Teresa de Jesús,
Olvido García Valdés
Vidas Literarias,
Barcelona, Omega, 2001
_______________________

El primero es un homenaje a esta extraordinaria mujer del XVI, tan llena de acción y que con su escritura nos enseña los rincones más íntimos de su espiritualidad. La vida de esta monja mística y negocianta se lee como una novela de aventuras ­–a las que era, por cierto, tan aficionada–, de experiencias muy íntimas y profundas, de una manera próxima y cercana.
Me gusta mucho esta biografía escrita por Olvido García Valdés, que se acompaña de una antología de textos de la santa. Olvido es poeta y entiende muy bien a Teresa de Jesús, esa mujer de «miles de leguas y miles de páginas» y encontramos pasadizos secretos entre ambas. Como escritora, ella ve lo distinto donde los demás vemos lo mismo; es exigente, con la misma disciplina de sus poemas, y al mismo tiempo es sigilosa, amable, queriendo comprenderla.
Merece la pena, de verdad, buscar este libro entre otros libros.


Las palabras de la noche,
Natalia Ginzburg
Valencia, Pre-Textos, 2009
__________________________

Las palabras de la noche, de Natalia Ginzburg, es otra delicia. El título parece, ¡bendito azar!, una derivación del anterior. Natalia Ginzburg fue también una mujer bien fuerte y que experimentó la desgracia: su primer marido, judío, murió torturado por los nazis.
La novela contiene el relato de Elsa sobre la familia de Francisci a lo largo de varias generaciones. Con una escritura esencial, Ginzburg se detiene en las heridas del tiempo, de la guerra y en el infortunio de los personajes, condenados a la infelicidad. Con todos ellos tiene una mirada comprensiva, en una tonalidad semejante a los relatos de Chéjov, a quien tanto admiraba.
«Algunas novelas las he escrito para ser un poco menos infeliz», dijo ella misma, como si la historia de Elsa cerrara las grietas del corazón. El relato guarda una sorpresa, que es, en realidad, la que da sentido al flujo a media voz de la memoria.


Paradero desconocido,
Kressmann Taylor

Barcelona, RBA, 2010
__________________________

Paradero deconocido, de Kressmann Taylor, es el tercero. Es un libro que ya tiene sus años. Se publicó en la revista americana Story en 1938 y provocó de inmediato un enorme interés. El relato está basado en las cartas que se intercambian un judío estadounidense que vive en San Francisco y su antiguo socio, un alemán que ha vuelto a su país, al principio de la llegada de Hitler al poder.
El relato es la perfección misma. Un modelo de eficacia narrativa, de dar lo máximo con lo mínimo. Tanto que el último capítulo, por así decir, no tiene texto, sino tan solo una imagen: la de una carta con un matasellos.
Es una historia tan tremenda que el editor pensó que «era demasiado dura para aparecer firmada por una mujer», de ahí el confuso seudónimo con que apareció y que pasaría a ser el nombre profesional a partir de ese momento.
El relato te golpea de verdad. Es, sencillamente, imprescindible.

L de Libros

L de Libros

Toda una vida

Ana Cañizal

Salamandra publica en España la quinta novela del escritor, guionista y actor austriaco Robert Seethaler leer

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+