El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

L de Libros

David Grossman: “Comprendo la vida a través de la literatura”

Entrevistamos al escritor israelí que habla de su nueva novela, Gran Cabaret.

David Grossman (Jerusalén, 1954), uno de los escritores más destacados de la literatura israelí actual, regresa con Gran Cabaret (Lumen). Autor de obras como La sonrisa del cordero y El libro de la gramática interna, recibió el reconocimiento internacional con La vida entera, la historia de una mujer que decide abandonar su hogar para no recibir la comunicación de que su hijo ha muerto y, así, mantenerlo presente. Mientras la finalizaba, Grossman supo que su hijo, Uri, había fallecido en la guerra del Líbano. Fruto de su búsqueda en el recuerdo, la muerte y el duelo, dio a la imprenta Más allá del tiempo, una obra hermosa y preñada de poesía que fue de nuevo un éxito.

Ahora, este ensayista y narrador, luchador por la paz, entrega a los lectores una muestra de su elaborada narrativa en la que lejos de copiar fórmulas antes experimentadas vuelve a indagar en las posibilidades del lenguaje y en los recovecos de la personalidad para invitarnos a una actuación, a una obra en la que su solitario protagonista, tras una vida de representación, se muestra con humor al mundo.

– Cuando era un chiquillo trabajó en una emisora de radio, lo que le permitió conocer un mundo ajeno al de los niños, lleno de adultos e historias. ¿Fue aquella experiencia un semillero para sus libros?
De niño fui actor en numerosas obras de teatro y esto me proporcionó el conocimiento de la mejor literatura internacional desde una edad temprana. No obstante creo que una influencia mayor en mí como escritor fue que esa experiencia me hizo receptivo, me abrió la sensibilidad a los diálogos, a como ‘suena’ la escritura.

– Usted confía en la gente, la imagina sin crueldad. Cuando escribe sobre las personas lo hace sobre buenas personas. Sin embargo, vemos cada día, y así queda recogido en sus obras, cómo la gente corriente se vuelve cruel, capaz de matar. ¿Cómo mantener la esperanza en el género humano, cómo arrostrar el odio?
En las personas hay crueldad y maldad pero también esperanza y empatía. Normalmente escribo sobre gente corriente que se ve atrapada en una situación extrema, extraordinaria. Como israelí, conozco demasiado esta realidad. La pregunta que hay que formularse es: ¿se le dan a cada individuo unas circunstancias positivas, beneficiosas para desarrollarse o unas circunstancias violentas y dañinas que hacen que se desarrollen ese odio y esa maldad?

– Tras la muerte de su hijo, Uri, decidió escribir sobre la pérdida. ¿Lo consideró entonces necesario, pese a que fuera doloroso?
Fue algo más que necesario. Fue imprescindible y, efectivamente, fue duro pero no escribir sobre eso lo habría sido más aún. Cada hecho destacado de mi propia vida lo he comprendido a través de la escritura y, por supuesto, tras una desgracia así, necesitaba con desesperación crear mis propias palabras personales para entender qué había sucedido.

– Su narrativa se caracteriza por una búsqueda constante en el lenguaje y en la forma, según la historia que narre, para ajustarlos a las historias de los protagonistas. ¿Cómo consiguió crear una obra emotiva y no sentimental?
Gracias por el elogio. Intento escribir de la forma más precisa de modo que cada palabra defina el sentimiento que describe, sin exageración.

– Muy distintas formalmente, Más allá del tiempo nos enseña cómo afrontar el dolor y como contarlo mientras que La vida entera nos remite a la negación de la pérdida. ¿Hay más diferencias o similitudes entre ambas?
La vida entera nos habla de una madre que siente pánico ante el peligro que se cierne sobre su hijo y Más allá del tiempo nos habla de personas que ya han experimentado el sentimiento de la pérdida. En las dos novelas hay personas que se enfrentan a una arbitrariedad absoluta y tratan de construir su propia libertad en medio de una realidad paralizante.

– ¿Cómo han cambiado sus pensamientos, humanos y políticos, después del dolor?
Mis sentimientos han cambiado pero mis opiniones siguen siendo las mismas. No puedo pensar una mejor solución al conflicto entre nosotros y los palestinos que la forma de los dos estados.

– Gran cabaret viene después de obras donde el dolor se respira en cada página. ¿Sintió que había llegado el momento de alcanzar el humor?
No tengo muy claro que haya escrito una comedia pero lo que he escrito lo he hecho porque era inevitable escribirlo.

– ¿Esta novela nos explica cómo actúa la gente en la vida o cómo actúa en el teatro de la vida?
Gran cabaret narra la historia de un hombre que ha vivido siempre una vida paralela a la vida que debería haber vivido. Es una historia sobre la soledad y la redención, y sobre la fuerza del humor para poder soportarlo.

– ¿Son la sonrisa y el humor las auténticas píldoras para la vida?
Hay muchas píldoras para la vida: la familia, el amor, los amigos, los buenos libros y la música, los paseos en la naturaleza y, por supuesto, un sentido del humor sano. Hay algo en la capacidad de ver el lado divertido de las cosas que nos lleva a la verdadera libertad, a negarse ser víctimas de la tragedia.

– ¿Qué libro le hizo ser escritor?
Los libros que escribió Sholem Aleijem [pseudónimo de Sholem Yakov Rabinowitz, 1859-1916, inspirado en el tradicional saludo hebreo] a principios del siglo XX. Fue un gran contador de historias, un enorme humorista que hizo mi infancia más grata.

– ¿Qué libro quisiera haber escrito?
La Storia
, de Elsa Morante

– ¿Qué libro recomienda a sus amigos?
Plenilunio,
de Antonio Muñoz Molina.

 _________________________________
Más información sobre libros:
L Librerías independientes
______________________________

 

L de Libros

L de Libros

Toda una vida

Ana Cañizal

Salamandra publica en España la quinta novela del escritor, guionista y actor austriaco Robert Seethaler leer

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+