El Hedonista El original y único desde 2011

“Creo que moriré de poesía”.Nicanor Parra

Menu abrir sidebar

L de Libros

FELIZ Y TERRORÍFICO HALLOWEEN

Literatura para una noche de terror a través de tres propuestas especiales.

A punto de llegar la noche de las brujas, queremos rendir homenaje a fecha tan ‘pavorosa’ con tres títulos muy recomendables que se alejan de los tópicos habituales. Pedimos disculpas a aquellos que esperaban encontrarse por aquí “El monte de las ánimas” o a “Don Juan Tenorio”.

Batman: El largo Halloween. (Jeph Loeb; Tim Sale, ilustraciones).
Las conexiones con El padrino de Coppola se hacen evidentes desde el inicio: un personaje –cuya identidad no tardaremos en descubrir como la de Bruce Wayne, alter ego del superhéroe enmascarado–, en un oscuro despacho, donde la luz exterior apenas invade la estancia como hojas de afeitar a través de las persianas venecianas, mientras en el exterior se está celebrando una boda, nos espeta: “Creo en Gotham City”.

Quizás el mayor logro a destacar de esta novela gráfica es el perfecto ensamblaje que consigue entre el fantasioso género de los superhéroes con el sucio y realista género negro –hay momentos en que la historia nos hace pensar en Raymond Chandler–. Este largo Halloween, pues solo así se puede denominar un año donde vemos desfilar a personajes tan variopintos y amenazantes como el Joker, el Espantapájaros, Enigma, Catwoman, Hiedra Venenosa –la sensualidad que destilan estos dos personajes femeninos es tan provocativa como inquietante–, el Sombrerero Loco o el Hombre Calendario, está marcado por una ola de asesinatos perpetrados por un nuevo enemigo a añadir a la lista: el misterioso Festivo. Batman, ayudado por el simpar comisario Gordon y el brillante fiscal del distrito Harvey Dent, tendrá que enfrentarse a este problema, además de combatir al mayor mafioso de Gotham, Carmine Falcone “El Romano” –de caracterización muy similar a la que lucía el recordado Marlon Brando en la mencionada película–. De su numerosa y temible familia, destacar la figura de la hija, Sofía Falcone Gigante.

Si el guión es excelente por su tensión, giros y sorpresas (atentos al final, totalmente inesperado), su trabajo de rotulación y entintado es sencillamente prodigioso. Una auténtica maravilla –galardonada con el prestigioso premio Eisner– a disfrutar no solo por los amantes del cómic, sino también por los fanáticos de historias apasionantes.

Vi(Nikolái Gógol).
¿Puede existir un Halloween sin brujas? La que Nikolái Gógol describe en su relato, a partir de una leyenda popular ucraniana, es sencillamente escalofriante. El típico argumento del «qué he hecho yo para merecer esto» de un simpático seminarista que no dio precisamente con el mejor lugar donde cobijarse da pie a una terrorífica historia en la que, cual Juan Sin Miedo, el protagonista, deberá pasar tres noches de indecible terror en compañía del amenazante cadáver de una bruja. Tres noches, créanme, difíciles de olvidar.

La fina ironía que suele destilar el maestro Gógol, especialmente destacable en los diálogos entre lugareños, ameniza una narración en la que el horror va envolviéndonos a medida que nos internamos en sus páginas. Un excelente relato de terror para una noche como ésta. Además, excelentemente ilustrado por el artista argentino Luis Scafati. Ah, y dejo en manos del lector descubrir quién –o tal vez qué– responde al nombre de Vi. Cuando lo descubran, no lo olvidarán jamás.

Tirano Banderas. (Ramón María del Valle Inclán).
Los sucesos que narra la archicitadísima novela de Ramón María del Valle-Inclán, ejemplo de novela de dictador por antonomasia, tienen lugar durante la Noche de Todos los Santos y el Día de Difuntos. El autor da rienda suelta al esperpento en el dibujo de los caracteres que pueblan la novela, una galería de personajes inolvidables como Don Celes, el torero Currito Mi-Alma o la Médium, en la que se observa el interés del escritor por el mundo de ultratumba.

Sin embargo, destaca por encima de todos el General Santos Banderas, un personaje al que el calificativo terrorífico se le queda corto. Tomando seguramente como modelo al dictador mexicano Porfirio Díaz, Valle-Inclán traza unos de los perfiles más desasosegante de los que se puedan encontrarse en la historia de la literatura relacionadas con el abuso de poder. El acto final del Tirano deja sin aliento a cualquier lector.

Tal vez lo más siniestro de esta novela, escrita hace casi noventa años, sea que sus temas principales continúan de plena actualidad. Mención aparte al punto fuerte de Valle: su prosa es un prodigio de lenguaje de brillante musicalidad. Si no me creen, prueben a leer un párrafo en voz alta. Una lectura única para un día único.

L de Libros

L de Libros

Toda una vida

Ana Cañizal

Salamandra publica en España la quinta novela del escritor, guionista y actor austriaco Robert Seethaler leer

Todo esto
y mucho más
en L de Libros
+